La bestia

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 3

Allen:

Me quedé mirando la escena en donde Gianni está advirtiendo que si habla Sasha con alguien podrían ir a la carcél. Necesita saber cómo es que ellos están metidos en esto, no puedo permitir que mi mate este en este tipo de cosas.

—Tenemos que irnos Allen —comentó Andrew.

—Sasha está metida en problemas —gruñí.

—Los escuchaste, están metidos en algo peligroso por eso tienen esas cosas —exclamó.

—Cállate, nos van a ver —bramé.

—Allen tenemos que salir de aquí mañana venimos —sugirió.

—Mañana vendremos, eso sí, pero mañana mismo nos llevaremos a Sasha —sonreí.

Tenía un loco plan, pero tal vez sería un buen plan si quiero a mi mate conmigo en mi manada. Estoy tan despertado que quiero estar con ella ahora y me mata ver que Gianni estuviera besando a mi mate.

—¿Qué estás planeando? —preguntó Andrew.

—Vamos hacer que los descubran y nosotros vamos a hacer los héroes de Sasha y obviamente yo más —sonreí.

—No creo que sea buena idea —comentó.

—Contacta a amigos y diles el plan, es hora de irnos, mañana iremos a la cafetería —ordené.

—Esta bien —obedeció.

Andrew y yo caminamos para ir a las escaleras e ir a nuestro hotel. Sigo pensando en que será ese tal Gianni de mi mate.

Tenemos que ir por ella, quiero a mi mate —gruñía mi lobo.

Solo tienes que esperar un poco más, ella vendrá a nosotros —lo tranquilizaba.

Huele hermoso, es perfecta y hermosa —murmuraba.

Detente antes de que vuelva por ella —pedía.

Dejé de hablar con mi lobo para concentrarme en ir a mi hotel, Sasha, ella es muy hermosa para mí. Quiero que este ya en mis brazos y marcarla como mi luna.

Llegamos a nuestro hotel en donde solo teníamos nuestras dos camas y un baño, tenía que regresar en menos de una semana a mi manada por si algo se sale de control, pero no me puedo ir de aquí sin mi mate.

Observé que Andrew estaba algo nervioso, ya que no hablaba nada y siempre habla, rara es la vez que no habla, como ahora.

—¿Qué pasa Andrew? —pregunté quitándome mi playera para acostarme.

—A Mary no le gustan los humanos —dijo con nervioso.

—¿A qué te refieres? —cuestioné.

—Mary odia a los humanos, no quiero que te ocasione ningún problema con Sasha —murmuró nervioso.

—Si ella odia o no a los humanos es su problema, Sasha es mi mate y va a hacer la luna de Mary, eso ya está decidido —gruñí.

—Yo solo quería comentarte —susurró.

—Pues tendrás que hacer algo, porque yo no pienso dejar de amar a mi mate solo por poner a Mary primero, estás muy equivocado —reí.

—Si.

No le tomé mucha importancia a lo que dijo Andrew, ya que si alguien se metía con mi mate vería mucha sangre derramada en el suelo. No quiero que nada le pase a Sasha, aunque también está en mis pensamientos ¿Por qué es tan miedosa y temerosa? O ¿Por qué esta demasiado delgada? Y ¿En dónde está su familia?

Tendré que investigar acerca de ella, pero ya quiero llevarla a mi manada y sepa lo que en realidad yo soy.

(...)

Al día siguiente ya estábamos en la cafetería, eran las 5:30 casi la misma hora que era ayer y en la misma mesa. Solo que observé que primero Gianni habré la cafetería temprano y Sasha llega a las 4:00 pm.

Sasha venía vestida con el mismo abrigo sucio, feo y viejo, pero sus zapatillas eran lujosas y se veían caras, aunque su pantalón tenía suciedad y un par de hoyos.

Ahora estoy viendo a Sasha como atiende a unos clientes tímidamente, ella no quiso atender nuestra orden cuando llegamos, así que la tomó otro chico.

—Deja de verla así, pensará que la estás acosando —comentó Andrew.

No puedo dejar de verla, es tan hermosa que necesito estar con ella —decía mi lobo.

Andrew es que es hermosa —admití.



Violett

#75 en Fantasía
#61 en Personajes sobrenaturales
#11 en Magia

En el texto hay: lobos, hombreslobo

Editado: 01.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar