La bestia

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 11

Allen:

 

Sasha estaba perdidamente dormida, su respiración cálida chocaba con mi cuello, amaba a esta mujer. Prometo componer sus heridas y cicatrices, al parecer ha sufrido más de lo que debía, ¿Cómo una chica de 24 años puede sufrir lo que que sufrió por manos de cualquier bastardo?

Empecé acariciar el cabello de Sasha, era liso y negro como la noche, sus mejilla estaban algo pecosas, sus labios muy finos y rojos. Para tener desnutrición y asma es muy hermosa mi alma gemela.

Asma, solo puedo curarla si la transformó en mujer lobo pero si la transformó moriría al instante porque su cuerpo no va a resistir a mi mordida hasta que tenga las vitaminas necesarias.

Me levanté de la cama con cuidado para no despertar a mi mate, se estaba haciendo de día y quería prepararle el desayuno a Sasha para que desayunará bien para poder darle una visita guiada a mi manada. Necesita comprarle algo de ropa y cosas para chicas, también necesita una amiga pero Mary definitivamente no.

Fui a la cocina para preparar lo que viera en la cocina. Lo primero que hice fue preparar unos panqueques con relleno de crema batida, un licuado de fresa y chocolate ya que no sabía cuál le gustaba, un plato de fruta picada en trozos pequeños para que los pudiera digerir, flan napolitano y algunas galletas.

Solo espero que algo de lo que prepare le guste ya que puse todo mi esfuerzo en esto. Eran las 9:00 am, tal vez Sasha ya se está empezando a despertar.

Fui a mi habitación para ver a Sasha postrada en mi cama. Parecía estar muy cómoda, como si nunca hubiera dormido en una cama.

Es hermosa, quiero marcarla —habló mi lobo.

—Está muy frágil, no lo podemos hacer ahora —expliqué.

Su aroma me vuelve loco.

—Debes esperar a que se recupere y que nos quiera —dudé.

La verdad en mi mente solo esperaba que se recuperar de su alimentación para marcarla como mía, pero creo que necesito algo de su amor.

Escuché como se estaba despertando mi mate, me acerqué a ella para darle la charola con la comida, ya que no quería que caminara por este momento por su delicada pierna.

—¿Qué es todo eso? —susurró medio dormida.

—Necesitas comer bien, te llevaré a conocer mi pueblo —dije dejando la bandeja a lado suyo.

—Gracias —murmuró.

—Come todo por favor, quiero que te recuperes —hablé sentándome a lado de ella.

—No tengo hambre Allen —admitió.

—Sasha tienes que comer y no quiero un no como respuesta —ordené.

—No puedo Allen —susurró.

—¿A qué te refieres con eso? —cuestioné.

—Mi cuerpo no podrá retener la comida —me dijo.

El doctor me había comentado algo así el, cuando Sasha corrió tras Gianni, pero no le hice mucho caso ya que estaba tan concentrado en Sasha.

Tomé el tenedor y partí un pedazo de panqué para después llevárselo a la boca de Sasha, necesitaba que comiera porque iba a estar en los huesos muy pronto y no quiero eso. Además ya mande a una mujer que le cocinara a Gianni por el mismo motivo, prometí que los iba a cuidar a ambos y eso es lo que voy hacer.

—Come por favor, estas algo baja en peso, necesito que te recuperes o si no te tendré que inyectar la comida —advertí.

—Solo un poco —susurró.

—Lo que tu estómago pueda aguantar hermosa —dije haciendo su cabello hacia atrás de se espalda.

—Esta bien.

Me senté mejor en la cama para después tomar la pequeña cadera de Sasha para colocarla entre mis piernas y la bandeja encima de nuestras piernas. Y como niña pequeña le empecé a dar de comer en la boca, hice que se recostara en mi pecho para que pudiera darle mejor de comer.

—Solo te falta las galletas hermosa —hablé.

—Ya no quiero más —logró decir.

—Aceptaré eso porque ya te comiste todo lo demás, pero quiero que en la tarde comas igual de bien —advertí.

—Si —murmuró.

—Ahora te tendrás que dar un baño, ya te he comprado algo de cosas intimas para ti al igual que un poco de ropa pero tendré que comprar más —planeé.

—¿Cuánto tiempo voy a estar aquí? —cuestionó.



Violett

#51 en Fantasía
#42 en Personajes sobrenaturales
#9 en Magia

En el texto hay: lobos, hombreslobo

Editado: 01.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar