La bestia

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 20

Allen:

 

El hecho de saber que Sasha me quería era un sentimiento que nadie me lo va a quitar.

Sé que estuvo mal el haber querido acostarme con ella, pero mi lobo ya no podía esperar. No he hablado con él desde el incidente con Sasha y mi lobo.

La deseo, la deseo mucho pero por ella estoy dispuesta a esperar lo que sea. Sé que David la ha dejado marcada, pero yo sé que puedo reparar cada marca que lo hizo David. Si tan solo ella tuviera más confianza en mí le podría demostrar cualquier cosa.

Ahora estoy viendo la televisión que le había regalado, la verdad no quiero que Sasha use la tecnología ya que jamás la hemos ocupado pero si ella está cómoda así no se la negaré.

Jamás había visto un canal de televisión, algunos eran divertidos pero a otros no les entendía. Sasha estaba tomando una ducha, ya llevaba media hora encerrada ahí adentro, eso me asustaba un poco.

Me levanté de la cama para dirigirme al baño y así ver qué ocurría con Sasha. Tomé la manija para abrir, pero antes toqué la puerta para obtener alguna respuesta.

—Sasha ¿Te encuentras bien? —no obtuve respuesta eso—. Voy a entrar mi amor.

Abrí la puerta para adentrarme al baño. Cuando entré al baño encontré a Sasha dormida en la bañera con espuma. No podía ver su cuerpo ya que la espuma me lo impedía.

Cerré la llave para que no cayera agua. Tomé un abrigo de toalla y otra toalla para sacar a Sasha de la bañera. Ya antes había visto mujeres desnudas frente a mi, pero el hecho de ver a mi mate frente a mi desnuda me hacía volverme loco.

Metí mis manos para atraerla hacia mi, cuando la saqué de la bañera la cubrí con el abrigo de toalla para después sacarla del baño. En ese momento ella despertó un poco. La cargué en mis brazos para después caminar hacia la cama.

—¿Allen? —preguntó medio dormida.

—Solo te voy a secar, o si no se te podrían hacer algunas infecciones y te voy a vestir —susurré acariciando su mejilla.

Sasha asiento lentamente para volver a cerrar sus ojos. Acosté a Sasha en la cama para secarla correctamente y después ponerle su ropa de dormir.

Tuve mucha fuerza de voluntad para no hacer a Sasha mía, la vi desnuda, la podía hacer hecho mía rápidamente pero me contuve ya que Sasha estaba dormida. Al terminar la acosté debajo de las sabanas para que no le diera algo de frío. Después me acosté yo a lado de ella observando cada parte de su rostro.

(...)

En la cocina buscaba algo para llevarle a Sasha, quería llevarle el desayuno a la cama para darle una sorpresa. No sabía que prepararle ya que este día le preguntaría si quería ser mi novia oficialmente.

Según leí un estudio en humanos demuestra que primero la raza humana se cortejan, seducen, tienen una relación en común y al final pueden reproducirse. Ahora ya la he a cortejado y seducido, solo falta pedirle que tenga una relación formal conmigo y así ganare su confianza.

—Buenos días Alpha —saludó Gael mi mayordomo.

—Buenos días ¿Qué le gustaría a una mujer que le preparen de desayunar? —cuestioné.

—Puedo sugerirle que le prepare algo las cocineras —habló.

—No, quiero prepararlo yo mismo, solo dame ideas —ordené.

—Puede prepararle pan francés, con café y fresas —opinó.

—Me gusta esa idea, consigue rosas o flores, de preferencia una rosas blancas —susurré para concentrarme en lo que iba a preparar.

—En un minuto señor.

Gael salió de la cocina para dejarme preparar todo lo que debía hacer. Sasha debe de seguir dormida, debe de estar muy cansada para permitirle tocar su cuerpo, no sé porque está tan agotada pero el doctor me ha comentado que es por su problema de asma.

Cuando terminé de cocinar todo para mi mate me sentí orgulloso, le había preparado pan francés con azúcar glass, un café, un platillo de fresas y a lado de ellas chocolate derretido para que las remojara. Gael ya me había traído las rosas blancas que le había pedido hace un momento. Ya estaba todo listo.

Subí las escaleras con la bandeja para dirigirme hacia mi cuarto. Ya estaba todo listo solo faltaba llegar con mi luna.

Al llegar a mi cuarto abrí la puerta dejándome ver a Sasha acostada viendo su televisión, me encantaba verla feliz y que no me temiera. Eso es encantador.



Violett

#47 en Fantasía
#39 en Personajes sobrenaturales
#8 en Magia

En el texto hay: lobos, hombreslobo

Editado: 01.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar