La bestia

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 27

Gianni:

 

Estaba en mi casa cuando la gente comenzó a gritar y a correr, no sabía lo que pasaba ni porque todos corrían hacia una misma dirección. Así que salí de mi casa para ver qué ocurría aya fuera, pero al salir escuché como todos gritaban —humanos— y ahí supe que todo esto era mi culpa. Pude ver cómo varios hombres se convertían en hombres lobos.

A lo lejos pude ver a Vanessa buscando algo en el pasto, pero como los lobos y la gente corría la aplastaban y le podían hacer algo. Así que corrí hacia ella para evitar que le hicieran daño.

Al llegar a su lado la levanté del piso con fuerza para que se pudiera poner de pie.

—¿Qué haces? ¿No vez el riesgo que puedes haber corrido? —pregunté alarmado.

—Tengo que buscar a mi hámster, cuando los humanos vinieron saqué mi hámster pero se me escapó de las manos —habló buscando al animal.

—Debemos de salir de aquí.

De pronto se escucharon balazos, tomé la mano de Vanessa para dirigirla a mi casa y así no sufriera daños. Al llegar a mi casa cerré con llave la puerta pero en ese momento Sasha se me vino a la cabeza.

—¿Sabes en dónde está Sasha? —le pregunté desesperante a Vanessa.

—No, de seguro debe de estar en su cabaña, hace un momento vi a Allen combatiendo a los humanos —habló asustada—. Pero puedo olfatearla y buscarla .

—Ayúdame por favor —pedí.

—Vamos.

Tomé la mano de Vanessa para sacarla de la cabaña por la puerta detrás. Necesitaba encontrar a Sasha antes que David lo hiciera.

Al salir de la casa pude ver a los humanos combatiendo a los hombres lobos ¿Cómo sé que eran humanos? Fácil, pues ellos eran los únicos que ocupaban pistolas o armas.

Lo que más me alertó fue cuando vi la melena rubia de David con una pistola en sus manos.

Debo de encontrar a Sasha.

Sasha:

 

Estaba asustada, los balazos se escuchaban en toda la casa causándome temor. Olivia me había metido a su habitación cuidándome, estaba asustada y más sabiendo que David estaba cerca de mi.

Mi respiración se volvía más agitada, a veces me faltaba la respiración haciendo que torciera repentinas veces.

—Tranquila Sasha, aquí está tu inhalador, Allen me lo dio —habló Olivia dándome el inhalador colocándose a lado mío.

—¿Dónde está él? —pregunté alarmada.

—No lo sé, su idea ir a tu casa para adornarla dejándote aquí conmigo, pero no sé en dónde está —acarició mi espalda para que respirara mejor.

—Tengo miedo —admití.

—Todo va a salir bien Sasha.

En ese momento tocaron la puerta de una manera no tanto educada. Sentí mucho miedo y nervios, no quería que fuera David. Sasha se levantó de la cama dejándome sola en ella, caminó hacia la puerta de la habitación para salir de ella y así por fin dirigirse a la puerta principal.

—¡Abre la puerta Olivia! ¡Soy Vanessa y tengo a Gianni! —oí la voz de Vanessa.

Olivia abrió la puerta para que rápidamente entrara Vanessa y Gianni, al ver a Gianni me levanté de la cama dejando mi inhalador en la cama y corriendo hacia él para abrazarlo.

—¿En dónde estabas? Estaba tan asustada —pregunté en su pecho mientras sollozaba.

—Lo sé y lo siento, David está aquí, te está buscando Sasha tienes que salir de aquí ahora.

Cuando mencionó su nombre me puse rígida, de seguro ahora esta buscándome en cada casa de la manada. Me pegué más al cuerpo de Gianni buscando confianza y algo de calma.

—Si eso es cierto tendremos que sacarla de aquí antes de que él venga con armas —habló Olivia.

—Tenemos que sacarla de la manada, tenemos que irnos a otro reino, tenemos acuerdo de paz con el rey Luke y la manada HoneyMoon así que la podemos llevar ahí mientras que Allen termina la batalla —comentó Vanessa.

—Me parece perfecto —dijo Olivia.

En ese momento oí como una bala rompió la ventana de la cabaña cerca de nuestras cabezas. Al oír ese ruido me aferré más al cuerpo de Gianni quien me acogió en sus brazos apretándome contra su firme pecho.



Violett

#93 en Fantasía
#71 en Personajes sobrenaturales
#17 en Magia

En el texto hay: lobos, hombreslobo

Editado: 01.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar