La bestia

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 33

Allen:

 

Sasha miraba con dedicación la habitación que había preparado para nuestro futuro hijo. La había mandado a crear desde el momento en que Sasha había desaparecido. No importa las circunstancias quiero tener un hijo con ella, quiero que me de miles de cachorros.

Me acerqué a mi mate quien miraba la cuna con una sonrisa. Todo esto lo había preparado para ella, para nuestro futuro y espero que esta vez lo acepte.

—Esto es hermoso Allen —brincó Sasha encima mío.

—Lo sé —la abracé.

—Quiero que me hagas tuya, tu luna Allen —susurró Sasha tímidamente.

—Mi amor, me haces el hombre más feliz del mundo —cargué a Sasha en mis brazos.

Por fin haría mía a Sasha, con cuidado cargaba a mi mate hacia nuestro cuarto. Había soñado miles de veces de como iba a hacer mi primera vez con mi luna. Me preguntaba ¿Cómo sería su piel? ¿Cuántos lunares ocultaba? Y moría por saber cuáles iban a hacer sus puntos débiles y que iba a disfrutar.

Al llegar a nuestra habitación la cual era más grande que la anterior todo por las comodidades de Sasha. No puedo esperar a que ella esté embarazada de mis cachorros.

Cuando llegué a la cama, dejé a Sasha en la cama con mucho cuidado. Me quedé parado para contemplar la belleza que estaba enfrente mío. Despojé mi camisa para quedarme desnudo de mi pecho haciendo que Sasha se sonrojara un poco.

Me acosté encima de ella con mucho cuidado sin lastimar a Sasha para que no sintiera ningún dolor o algo por el momento.

—En cualquier momento que te sientas incómoda dime y paro Sasha —besé su cuello.

—Ahora más que nunca no quiero que pares Allen, eres lo que más deseo en el mundo —cerró los ojos Sasha por mis mordidas.

—Te haré ver el universo.

Comencé a morder el cuello de Sasha con precaución, sabía que después de hacerle le amor la convertiría para que fuera mi luna.

Con cuidado fui despojando toda la ropa de Sasha hasta donde ella me dijera o me diera permiso ya que quería ir a su paso.

Quería borrar todas las cicatrices que le había ocasionado David, quería borrar todos los horrores que le hizo pasar a mi luna, a mi pareja de por vida. Si pudiera mataría a ese hombre, pero le prometí a Sasha no dañarlo ya que parte de la vida es perdonar y ella aunque le ha hecho daño no quiere ver morir a gente por su culpa.

—Eres hermosa —dije acariciando su abdomen con mis manos.

—¿Por qué yo estoy casi desnuda y tú no? —preguntó muy tierna.

Era cierto, Sasha solo estaba usando su lencería que le había comprado para que la usara solo ante a mí y yo todavía portada mi pantalón de mezclilla y mis tennis.

—¿Quieres que me desnuda o tú lo harás? —pregunté con una sonrisa.

—No sabía cómo hacerlo —admitió sonrojándose.

—Tócame —ordené.

Me sentí de rodillas en la cama para hacer que Sasha me tocara, no la iba a ir sé hasta que no conociera el cuerpo de su futuro esposo.

—¿Qué t-tengo que hacer? –preguntó nerviosa.

—Toca mi pecho, acarícialo.

Sasha con las manos temblorosas comenzó a tocar mi pecho explorando cada lugar de él. Sonora loco o tonto pero no he estado con ninguna mujer durante mis 200 años esperando a que llegara mi luna, y hoy voy a hacer por fin feliz de ver lo que es hacerlo con la mujer que amo.

He leído muchos libros y he visto vídeos de cómo complacer a una mujer y esta noche los pondré en práctica, haré que Sasha desee estar conmigo todos los días de su vida.

Ella comenzó a desabrochar mi pentatlón con muchos nervios en sus tibias manos de porcelana. Sasha comenzó a bajarlo lentamente ya que ahora estábamos parados en el suelo.

Sasha se agachó un poco para bajarlo completamente hasta el suelo, yo hice el demás trabajo de quitármelo por completo.

—De aquí yo me encargo —dije arrojándola a la cama haciendo que ella se riera con grandes risas.

Me posesioné encima de ella besando su cuello y pecho tratando de que ella se desenvolviera en el proceso. Comencé a besar su abdomen mordiendo partes de el, Sasha con sus manos tomó mi cabello removiéndolo de un lado a otro –lo estaba disfrutando– empecé a deshacerme de su ropa íntima para por fin dejarla expuesta a mi.



Violett

#97 en Fantasía
#73 en Personajes sobrenaturales
#18 en Magia

En el texto hay: lobos, hombreslobo

Editado: 01.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar