La bruja

Tamaño de fuente: - +

3

Ninguno se percató de mi mirada, sus unicos movimientos eran levantar el tenedor y engullir pasta 

Sentí una gran tensión a mi al rededor pero se que solo son imaginaciones mias porque algo tendría que haber cambiado, solo era yo y ese extraño mensaje que me invita a su escuela por una clase de poder que desconozco 

Sé de los brujos poderosos con poderes propios y especiales pero también sé que viene de familia, entonces debe haber una enorme equivocación 

Abrí mi boca pero no emiti sonido, hasta que mi hermano se da cuenta de mi problema interno y se ríe haciendo que mis padres me pusieran atención 

—¿Abby, sucede algo?- pregunta mi madre en un tono preocupado, sus ojos miel me observan curiosos y a la vez confusos

—Mary, tranquila cariño, tal vez le ha venido.- dice mi padre tranquilizando el momento 

Pero de un monento a otro me pongo seria, ese mensaje me llegó y es por algo, tengo el derecho de saber 

Aclaré mi garganta y los miré fijamente 

—¿Que es la Escuela Secundaria para Brujos y porque me invitaron a ir?- fui directamente al grano, estuve un poco asustada por el asunto pero igualmente me mantuve firme a cualquier respuesta

Aunque ellos se mantuvieron en silencio por un par de segundos hasta que mi madre rompió en grititos de felicidad e histeria 

—¡¡No lo puedo creer!! ¡Una Kyteler en la E.S.B! ¿Sabes lo que significa, cariño?

Mi madre empezó a decirme muchos halagos, se acercó hasta donde me encontraba y besó mis mejillas mas de cinco veces 

—No, no, no, no ¡No entiendo nada!- solté un grito, casi estallaba ahí mismo

Las luces parpadearon un par de segundos haciendonos callar y luego volver todos a sus lugares 

—¿Que es la E.S.B?- volvió a preguntar mi hermano frunciendo el ceño 

—Es una escuela donde reclutan brujos y brujas de todo el mundo que tienen un poder especial.- dice mi padre después de estar en silencio tanto tiempo, sorprendida lo miro 

—¿Fuiste reclutado, papá?- pregunté un tanto ilusionada pero él negó 

—Entonces... ¿Porque fui reclutada? ¡Que yo sepa no tengo ningún poder especial! Debe haber un error.- negue exasperada y cruzandome de brazos 

—¿Puedes mostrarme el mensaje?- pregunta mi madre, le pase mi teléfono y ella lo observó detenidamente

—Ellos nunca se equivocan...- susurra mi padre un tanto dolido 

¿Dolido porqué? Casi podía sentir mi cabeza explotar de toda la información nueva que me iba llegando

Quisiera desaparecer como lo acaba de hacer James y dejar esta conversación para después pero veía que esto iba para rato 

—Abby, tu padre tiene razón, a penas tienes 18 años y tus poderes estan creciendo.- mi madre me habla con calma como si así me hiciera entender todo 

Negué continuamente esperando que esas palabras se fueran de mi cabeza... pero no hubo caso.

—Sigo sin entender, sé que los poderes especiales vienen de familia y ustedes son tan comunes como cualquier humano ¡¿Que sentido tiene todo esto?!- eleve mi voz exigiendo respuestas más puntuales que me aclararan todo este revoltijo 

Pero otra vez volvieron a estar en silencio, mi madre miró de reojo a mi padre y él miro hacia la nada misma hasta que se paró de su asiento y se fue a su estudio

—¿Que carajos le sucede?- pregunté más para mi que para mi madre 

Ella me mira negando y larga un gran suspiro

—Levanto la mesa, ve a hablar con él y luego decidiras que hacer... aunque claramente te quieren urgente ahí mismo.- antes de que se ponga a limpiar se acerca a besarme la frente y luego me mira a los ojos de una manera muy dulce

—Eres especial, brujita

Aturdida, me encamine hasta el estudio donde mi padre atiende a todos sus clientes, que se encuenta a lado de nuestra casa pero se conecta con una puerta

Suavemente toque la puerta con mis nudillos y esperé a que la voz de mi padre me dejara entrar, así fue

Entré despacio y me encontré con su espalda moviéndose por una pequeña biblioteca que usa para poner todas sus hojas de trabajo, luego se acomoda en una silla giratoria frente a mi y me observa con las manos cruzadas bajo su barbilla 

—¿Que ha sucedido ahí, Daniel?- bromee un poco para eliminar la tensión pero él se quedó ahi quieto mirandome con orgullo en sus ojos

—De joven era mi sueño entrar a esa escuela.- me confiesa con la voz suave luego de soltar un cansino suspiro 

Al escucharlo, abrí mis ojos sorprendida y lo miré un tanto angustiada 

—Sería el padre más feliz del mundo si tomaras la oportunidad.- me dice cambiando la postura ahora mas relajado y con mas animos que antes 

Pero no pude evitar mirarlo con reproche 

—Yo no tengo ningun don ni ningún poder especial papá,  ¡Ni siquiera uso las pociones porque me parece una pérdida de tiempo! 

Él me mira negando, mira hacia otro lado pero luego vuelve su mirada a mi

—No creo que esten tan equivocados, puede ser que tengas algún poder especial heredado.- me dice al fin ahora con entusiasmo en su voz



LolaB.

#6600 en Fantasía
#1450 en Magia
#1761 en Ciencia ficción

En el texto hay: brujas, escuela

Editado: 23.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar