La bruja

Tamaño de fuente: - +

13

Ignorando todas las miradas de los demás alumnos, seguimos a Sara adentro de la bendita escuela, por dentro las paredes son claras y lleva pegada varias placas con nombres distintos pero que no llegué a leer 

Amy junto a mi, bufa y suspira de cansancio

—¿Cuanto falta? Me cansé de arrastrar estas maletas.- Amy lmedio le grita a Sara y ella se gira para observarla un segundo pero no para de caminar 

—No mucho, subiremos por un ascensor. 

Al escuchar la palabra ascensor me llegó un gran alivio, era notable que las tres ya estabamos cansada de tanto arrastrar bolsos llenos de ropa  

Minutos después de recorrer varios pasillos y cruzarnos con mas estudiantes, llegamos a unas puertas metálicas de ascensor 

Sara apretó el botón para llamarlo y minutos después las puertas se abrieron, todas nos adentramos junto con los bolsos 

Un silencio incómodo inundo ese pequeño espacio, ya que estabamos mas cerca de lo normal y no teniamos confianza con ninguna de esas dos chicas 

Pero la tensión se cortó cuando movimiento brusco que dio el ascensor al frenar y abrir las puertas, todas salimos de allí para encontrarnos con un enorme pasillo, a los costados hay puertas de madera oscura con un numero pegado  

Llegamos al ala de habitaciónes y si supongo bien, el de mujeres 

—Bienvenidas al ala de mujeres, por si quieren saber, el de hombres esta un piso más arriba.- al escuchar eso, las tres nos miramos nerviosas y rojas de la vergüenza 

Sara suelta una risa suave a penas audible y sigue su camino sin avisar que la sigamos 

10 puertas mas allá del ascensor, Sara frena y nos mira a los ojos haciendo una mueca graciosa 

—¡Llegamos! Pero antes de que entren les proponemos dos opciones, que puedan dormir las tres juntas o alguna puede dormir con otra compañera.- nos quedamos en silencio hasta que la tutora mueve su cabeza en forma de desinteres y habla de manera suave, —Pueden hablarlo ahora, no hay problema chicas

Miro a Amy y me encojo de hombros, lo seguro es que las dos ibamos a dormir juntas si o si, la que queda es Elina 

Mi amiga mira a la rizada y le sonríe calidamente como toda una chica buena 

—Eli, nosotras vamos a dormir juntas, ¿Dormis con nosotras o elegís otra habitación?- eso fue tan directo que me dio ganas de reir, no me importaría dormir con ella pero no pensaba separarme de Amy 

Elina me mira de soslayo pero luego asiente decidida 

—Me quedo con ustedes.- al escucharla, suelto un suspiro que intento disimular

Me incomodaba la idea de que piense mal de mi, es decir, esta bien no tengo claro cual es mi habilidad pero eso no cambia mi forma de ser  

Sara suelta una risita y hace que volvamos a mirarla 

—Bien, les damos toalla que cambiarán cada dia y sábanas que las cambian cada semana, no se preocupen, entrará gente de confianza que también sulene acomodar un poco.- Sara abre la puerta con llave magnética y deja que entremos, —Tienen media hora en acomodarse, luego volveré a buscarlas para llevarlas hacia el despacho de Diana, ahí les dará las llaves y les explicará las reglas ¿Alguna pregunta?

—¡¿Reglas?!- pregunta Amy gritando asustada 

Sara se queda calmada y la mira a los ojos fijamente

—Si, reglas.- y se va

La habitación es gigante, demasiado cómoda como para invitar a tres personas mas, tenemos baño privado, camas de una plaza y media, también muebles pequeños para cada una, uno al frente de cada cama

El piso es de madera clara, al contrario de los muebles que son del color de la puerta, las sábana son suaves, todo esta sumamente limpio y no parece viejo como lo hubiese imaginado 

Luego de admirar un poco mas la habitación, me decidí por acomodar la ropa qué luego las chicas me siguieron, todo lo hicimos entre charlas y risas, un ambiente cómodo como para empezar a conocernos 

—Ya sueltalo, Elina.- soy directa y digo mirandola desde mi cama, que resultó ser la del medio 

Ella eleva su rostro bruscamente y me mira confundida

—¿Qué?

—Hazme la bendita pregunta.- le digo y ruedo los ojos, ella sigue mirándome confundida, con el ceño fruncido y los labios arrugados 

—¿Cuál?

—La de por qué no sé cual es mi habilidad.- suelto por fin con un suspiro doloroso, me ponía mal no saber cual era mi habilidad 

—No quería hacerla si te pondría incómodo pero bien ¿Porqué no sabes?- me pregunta mirandome con interes, en ese momento las miradas se centraron en mi

Esto ya lo habia hablado con Amy, con mis padres y hasta conmigo misma, niego mirandola y me encojo de hombros

—No lo sé, si soy sincera he sentido disparates con mi magia pero nunca algo específico que me dijera soy de la sección tal, así como ustedes, igualmente algo debe haber, la escuela me reclutó y dicen que tengo alguna habilidad, asi que quiero sacarme la duda.- digo triste y confundida, siempre que repaso todo lo que me sucedió en mi casa no me lleva a ninguna opción, no me da una respuesta clara 

—Pero no entiendo, ¿Tus padres tampoco tienen una habilidad?- pregunta y niego en su respuesta 



LolaB.

#6582 en Fantasía
#1450 en Magia
#1755 en Ciencia ficción

En el texto hay: brujas, escuela

Editado: 23.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar