La bruja

Tamaño de fuente: - +

19

Sentí un leve empujón en el camino a la habitación, parecíamos un grupo de amigas que se conocen de hace años, le devolví el empujón a Amy y seguimos caminando como si nada

Me encanta el aire tranquilo a nuestro al rededor, aún quedan pocas chicas volviendo a sus habitaciones y se nota a kilómetros que estan completamente cansadas, más por las enormes ojeras que pintan sus rostros

Miré de reojo a Michelle, ella sigue con una enorme sonrisa en su rostro mientras cuenta anécdotas desde que está aquí, también nos da algunos consejos y nos comenta que será difícil pero que pronto nos adaptaremos

A pesar de que su año suena increíble no fue tan de lo mejor, no tiene su grupo de amiga ya que no supo congeniar, nos pareció raro y mas cuando admitió que esta muy contenta de que nos llevemos bien

—Así que faltó que lleguen las raras para que tengas un grupo de amigas.- dije entre risas, la grisacea en respuesta me da un puñetazo leve en forma graciosa

—Digamos que sí.- me susurra y se encoge de hombros

Claro que no lo tomamos mal, me gustó saber que nuestra llegada tiene un ñado positivo aunque aún rezo por levantarme y esto es solo un sueño, que mañana me vean con logo diferente va a ser de lo mas vergonzoso

Ya en nuestro piso, saludamos a Margaret de pasada

No faltó mucho más que llegamos frente a nuestra puerta, Amy y Elina se miraron asustadas así que aproveché el momento

—Vamos chicas, ¡Abran!- Michelle que aún sigue junto a nosotras, me mira curiosa y con una pequeña sonrisa

—Eh.. ¿Tu las tienes, no Amy?- dice Elina, llena de horror en su rostro, por dentro estaba aguantando una gran carcajada

—¡Recuerdo que tu ibas a traerla! Lo dijiste.- Amy comienza a tocarse el cabello y moverse los lentes completamente nerviosa mientras miraba a la rizada

Parecía que ambas iban a romper en llantos y claro que iba a estar igual siendo nuestro primer dia

Despacio revisé el bolsillo trasero de mi pantalón y saqué la tarjeta magnética que nos dio la directora hace unas horas mientras las miraba con una sonrisa burlona

Sentí como ambas soltaron un gran suspiro, coloqué la tarjeta cerca de una pequeña caja y al segundo se escuchó un click

Todas nos adentramos a la habitación hasta Michelle que nunca se había alejado de nosotras y observó toda la escena en silencio

Al entrar, las regañe por distraídas y luego fui directo a mi cama, ahora si que sentía un gran cansancio

—¿Puedes entrar a nuestra habitación?- pregunta Elina aunque también me preguntaba eso

—Margaret nunca tiene problemas en eso, siempre en cuando no duermas muy tarde aunque a veces es fácil de convencer.- Michelle le guiña el ojo y se acerca a una cama para tomar asiento

—¿Y ahora qué?- pregunté, esperando que a nuestra nueva amiga no quiera preguntar sobre nuestro poder especial, sino sería otro momento incómodo que no me gustaria pasar

—¿Nerviosas por mañana?- pregunta riendo, ¡Ja! Ni se imagina lo que es mi cabeza

—Muy.- contesta Amy rápido lo cual asiento pero sin demostrarlo tanto, no quería que me interroguen

—Tranquilas, las miradas duran un solo día o menos, es común ver gente nueva.- contesta Michelle pero mi imaginación no decía eso

¿Que te miren de por vida es posible?

Incómoda, abrí mis sábanas y me metí en ellas para dar aviso que era hora de dormir aunque las chicas ni se mosquearon por mi acción sino que siguieron su charla

—Creo que es hora de que me vaya.- Avisó Michelle y se despidió de todas

—Nos vemos mañana.- le dijo la rizos antes de que la puerta se cerrara tras su pequeño cuerpo

Al centir el click, solté un largo suspiro y dejé que mi cuerpo caiga completo sobre la cama

—No preguntó sobre nuestros poderes.- afirmó Amy mirándome tranquila, ella notó mi incomodidad todo el rato que la chica estuvo aquí

Asenti calmada aunque mañana seguro lo iba a hacer y para ello no debía sentir miedo, no creo que se aleje de mi después de verla tan sola

—¿Vamos a dormir?- pregunté después de un minuto de silencio

—¡Apago la luz!- después de escuchar la voz de Eli, la habitación quedó a oscuras

Mis ojos se cerraron y me sumergi a un profundo sueño

Algo andaba mal

¿Como es que puedo verme y vestida así de ridícula?

A penas puedo ver a mi al rededor pero distingo que es un pequeño salón, las luces amarillas iluminan una mesa de piedra y sillas al rededor

Justo al frente mío es donde ¿Estoy? No lo se, yo o esa persona mira a todos de una manera amenazante y con aires de autoridad, no puedo llegar a ver a las demas personas pero sí que puedo llegar a verme

—Alice, se va a desatar la guerra.- escucho una voz masculina, entrecierro mis ojos e intento ver a aquella persona pero es imposible

Algo dentro de mi pareció removerme ¿Esto de verdad es un sueño?



LolaB.

#6549 en Fantasía
#1442 en Magia
#1751 en Ciencia ficción

En el texto hay: brujas, escuela

Editado: 23.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar