La bruja

Tamaño de fuente: - +

20

Mis piernas temblaban como si hubiera cero grados, lo que sucedió fue lo que esperé aunque parecía que todavía faltaba lo peor

Aún no llegamos al comedor pero se sienten las miradas de todas esas chicas clavadas en mi, lo que antes era un bullicio de chicas alegres se volvió ahora a penas un pequeño murmullo 

Mi cara se descompuso, por dentro ya estaba llorando como bebé y quería alejarme de todos pero se que no lo lograría, el brazo de Amy me aferra con fuerza 

A pesar de ser flacucho sí que tiene fuerza 

Intenté mantener la frente en alto y tener la mente ocupada en otras cosas pero al final todo no se puede, Michelle hizo acto de presencia

Primero nos frenó a las tres colocando todo su cuerpo frente a nosotras, luego nos sonrió y por último clavó sus ojos en mi uniforme, o mejor dicho, en mi escudo 

Parecía que todo estaba sincronizado, el murmullo acabó cuando Michelle se dio cuenta del escudo y en ese momento, solo reinaba el silencio

Creía que iba a desmayarme pero algo insólito pasó

Michelle soltó una pequeña risita y con su dedo tocó aquel bordado como si fuera un juguete nuevo, creí que iban a romper todas en carcajadas pero todo parecía seguir normal

El bullicio seguía a nuestro al rededor, todas esas chicas seguían igual de alegres aunque lo de las miradas no lo había imaginado

—¡Eres una viajera!- sonríe la grisácea mirando maravillada aquel dibujo y yo, espantada, intenté alejarme un poco

¿Que se le hace tan genial? 

Mi cara debe ser un tomate, no puedo creer que lo vea tan bien, ahora si que voy a decir que Michelle esta totalmente loca 

Desconcertada miré para todos lados buscando alguna respuesta, pensé que todo iba a ser peor, intenté relajarme un poco y volví la mirada a Michelle

Ella aún mantiene esa sonrisa y sus ojos clavados en mi escudo

—¿Viajera?- fue lo único que salió de mi boca, aún sigo confundida por su reacción

—Exacto, eres una viajera, que busca su camino ¿Por qué no me dijiste que no sabías tu poder?- me preguntó, con una mezcla de emoción y curiosidad

Intenté comenzar a caminar, por suerte las demas me siguieron, aclaré mi garganta y un poco mas tranquila volví a hablar

—Supuse que era ridículo no saber cual es tu poder especial.- dije en voz baja, todavía no me creo la tranquilidad, me imaginé que mi presencia iba a ser todo un caos 

—¡¿Ridículo?¡- Michelle suelta un grito de espanto, casi nos rompe los tímpanos, —Ser viajera se lo ve como genial ¡Eres especial! 

Esto es el colmo, creí que escuchar eso sería calmante pero me hizo enojar ¡Por dios, están todos locos! 

Frustrada, masajee mi frente y miré incómoda a Michelle

—¿Genial? ¿Que le ven de genial?- eleve un poco mi voz, claramente no le veo nada de divertido a mi estado 

Michelle pronuncia mucho mas su sonrisa y se pega más a mi cuerpo, como si así hiciera la conversación mas privada aunque se nota que todo el mundo aquí escucha

—Vas a practicar todos los hechizos, todas las tácticas de todos los poderos, los que ya sabemos cual es nuestro poder no sabremos nunca lo que hacen los demás, eso y que todo el mundo va a ayudarte.- termina diciendo dandome un apretón de confianza en mi brazo, —Nadie cree que los viajeros son bichos raros, al contrario, para nosotros son especiales.

Con esto último me dio mucho mas confianza, tal vez ella tiene razón y mi estadía aquí sea acojedora, tal vez encuentre mi poder rápido y tal vez haga muchos amigos 

Con mas ánimos les di una mirada tranquila a mis amigas, aceptando la realidad y que a pesar de todo lo malo que habia pensado, creo que podría ser algo totalmente distinto, algo bueno

Miré de reojo a Michelle y le sonreí, por parte dandole las gracias, por días estuve torturandome de que este día iba a ser un infierno

—¿Y entonces... cuantos viajeros haz conocido?- pregunté interesada y con una alegría inesperada, como me ha descripto mi situación supuse que han sido varios

Tal vez aún halla alguno dando vueltas por aquí...

Pero al ver la cara que puso Michelle mi alegría se disolvió y los nervios volvieron a resurgir, su sonrisa tan simpática desaparecio por una mueca incómoda 

—He.. no exactamente, nunca he conocido y creo que no hubo alguno en años, pero tranquila, esto es como... ¡Cultural! Ya sabes, como cuando llega un nuevo a clases y todo el mundo se interesa por presentarse.- ella intenta reconfortarme, ahora si que no estaba para nada calmada, si creía que este día iría bien mis ilusiones se fueron al suelo 

Sentí enojo en todo mi cuerpo, mis manos comenzaron a temblar, algo no andaba bien, intenté alejarme pero por accidente choque a Amy, que se había interpuesto en mi camino para no dejarme ir y en ese momento sucedió algo extraño, sentí un choque punzante, como eléctrico, entre nuestros cuerpos, ella se alejó un poco de mi mirándome extrañada 



LolaB.

#6583 en Fantasía
#1450 en Magia
#1756 en Ciencia ficción

En el texto hay: brujas, escuela

Editado: 23.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar