La cacería de Scammers

Tamaño de fuente: - +

3

Athan puede sentir todas las miradas sobre el, Ya era un monstruo, uno que debía escapar a menos que quisiera ser arrestado por Kitcha, La presidenta.

 

El pelinegro agarró la capucha de su sudadera y la colocó sobre su cabeza para ocultar su identidad. Caminó por toda la ciudad observando a los vendedores desesperados, ofreciendo una gran variedad de cosas para poder sobrevivir un día mas.

Pero por supuesto debería de contarles por que lo hacen.

Hace tres años nuestro ex-presidente cedió el poder al haber fallecido, Ese poder cayó en manos equivocadas, En las de Kitcha Zu. Este es su segundo año y ya ha hecho demasiado cambios para un país como el nuestro, La alegre ciudad que antes se llamaba "Calidón" ahora es una ciudad sin vida y con prejuicios llamada "ZuZu"... Ridículo ¿Verdad? 

Desde que el país supo la existencia de los Scammers, Kitcha se ha encargado que cada libro, noticia o rumor de ellos, Desapareciera de la faz de la tierra, Por supuesto ella sabe su origen y demás pero no planea revelarlo pronto ya que, Esta raza fue considerada destructiva gracias a ella, Su hipocresía no tarda en salir a la luz ya que ella misma trabaja con esa especie en su mandato.

Ella condeno a cada Scammer, adulto, niño a que muriera, ¿Alguien les tendrá piedad, verdad? No. Se encargó que cada uno de ellos sufriera hasta el día de sus muertes, El origen es algo difícil de explicar, Cuando Athan era tan solo un niño inocente, quiso saber quien era y por que tenía ese poder.

-Verás mi bebe- Habló Agneta, La madre de Athan mientras lo colocaba sobre su falda.- Hace varios años alguien sediento de poder y riquezas fue en una búsqueda en el bosque, y allí encontró unos rubíes preciosos de distinto color, y de distintas utilidades. Allí nació la raza Ignis, nuestros maestros del fuego, Aer, Nuestros guías del aire, Aqua, nuestros dioses del mar y la lluvia y Terra, Nuestra madre. Por supuesto no son los únicos, Estamos nosotros con habilidades extraordinarias! pero ellos nos complementan- Explicó

-Entonces, ¿nosotros somos especiales?- Preguntó un Athan muy curioso.

Una risa tan suave se escapó de los labios de Agneta. -Si Athan, Tu eres especial, sobre todo en mi corazón- terminó la frase colocando sus labios sobre la frente de su hijo.

 

Athan sacudió la cabeza tratando de olvidar ese recuerdo, De su bolsillo sacó una foto de su madre que se estaba empapando por la lluvia.

-Gracias mama, al menos intentaste que sea mejor persona- y guardó la foto en su lugar

El se estaba dirigiendo a la joyería en donde trabajaba, donde su tutor, Leander estaba esperándolo muy preocupado, Athan abrió la puerta, haciendo que la campana sonara.

-Diablos, Athan- Leander agarró una manta- ¿Donde estuviste? Estaba demasiado preocupado, ¡ ¡Estás todo mojado!- El anciano colocó la manta alrededor de Athan, luego rodeó el estante de joyas para dirigirse al piso de arriba, su actual casa.- ¿Te enteraste que hoy hubo una pelea afuera?- Leander soltó una risa- Dicen que un Scammer la provocó, Pobre niño.

Leander sirvió chocolate caliente y se dió vuelta mirándolo a Athan, el cual estaba en silencio con una expresión incomoda.

El anciano suspiró. -Ya sospechaba que fuiste tu, de todas maneras.-

-¡Yo no la empecé!- Intento excusarse el más joven -Mi mej- Lo pensó dos veces- Mi Ex-Mejor amigo usó sus poderes y se robó una esmeralda, intenta que yo quede mal frente a la ciudad.

-No te preocupes por la esmeralda, Athan. No son las mas vendidas, mi pregunta es, ¿Utilizaste tus poderes?- Cuestionó Leander.

-No, No quería arriesgarme a que me vean-

-No deberías en general.- Remarcó Leander para después tomar un sorbo de su bebida.- Cuando alguien intente hacer que  muestres tus poderes en la ciudad-

- "Tu no debes de hacerlo"- Repitió Athan con el.

-Aprendes rápido-

-Aprendo del mejor- Sonrió Athan. 

Leander le mostró su sonrisa también, Se dió vuelta y fue al estante de libros.

-Hoy encontré algo para ti, Pero nadie debe saber que lo tienes o que lo conseguí.- Dijo antes de entregárselo. Athan rompió el embalaje del libro y leyó el titulo en voz alta.

-¿Leyendas de Scammers?- Sus ojos se iluminaron, se levantó de su asiento impresionado- ¡Wow! Muchas gracias Lean, ¿Como lo conseguiste? ¡Estan extintos! 

-Ya sabes, A este viejo le gusta la jardinería y excavando sentí algo que no parecía ser una raíz- Agarró las dos tazas y las lavó- Ve a dormir temprano niño, Mañana tenemos que trabajar.

Athan tragó saliva, es verdad, no puede dejar a Lean así como nada, Él le entregó su casa y confianza.  Decidió no irse aun, pero rezaba no volverse a encontrarse con Jia o sus piernas no lo resistirían. 

 



Sereny

#4222 en Fantasía
#935 en Magia
#1128 en Ciencia ficción

En el texto hay: amor, poderes, admistad

Editado: 28.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar