La Caída del Hada

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO 1

Llevo bostezando 35 veces, el sueño me carcome y tengo ojeras. Hacer labores desde temprano es muy pesado pese a que desde pequeña lo hago . Estamos castigados los que nacimos con el San heredado por los demonios de hace muchos años.

El San es el atributo al que pertenecemos, es decir al nacer la naturaleza y los antepasados te regalan un elemento como: el agua, la tierra, el aireo inclusa el atributo propio de la naturaleza. Estos elementos son bien aceptados y festejados por días pero hay de alguien que ose nacer con un San maldito, tan dañino y traumático para algunas hadas viejas .Son sellados y bloqueados para evitar lo de hace 900 años.

Los tachados como yo somos obligados a llevar una vida de servidumbre hacia los normales, haciendo labores que sirvan para el bien de toda la aldea como recoger vallas, curar a algunos animales o encargarnos de la limpieza del pueblo, es muy abusivo de su parte hacer esto con nosotros como si no fuéramos iguales.

-Sia- interrumpió André

-Sí que sucede – conteste, estirándome y sacando mis alas – Que sucede André

-Tenemos que llegar a la escuela – levantando el vuelo

-Que fastidio- inflando mis mejillas-Mucho trabajo y todavía la escuela , siento que los viejos nos explotan

-Sia no hables así tal vez uno de ellos te escuchen y te eche una reprimenda-sugirió André volando suavemente junto a mi

-Aún sigo sin entender cómo podemos estar maldito si tú y yo somos perfectamente normales – hable haciendo una pequeña pirueta en el aire

-Yo tampoco lo entiendo – suspirando, desplegando aún más sus hermosas alas que producían un pequeño arcoíris – Tu padres es el general y es raro que tu prestes servicios

-Lo sé el loco del sacerdote convenció a mi padre de cumplir como todos los malditos a pesar de tener sangre de guardia real- explique-Odio al gordo de Adrastos

-Sia, no digas eso es el encargado de nuestros sellos si el escucha eso, podría cancelar también el uso de tus hermosas alas- sugirió André , ligeramente avergonzado

-Que lo intente y vera que mi padre tiene más autoridad que el

Apresuramos el paso, sobrevolamos la aldea viendo a las demás hadas haciendo sus trabajos pacíficamente

-Porque nuestro San es tan peligroso-suspire-desde que nací no hice contacto con mi san e ignoro totalmente a que atributo representa

-Sia estamos igual yo tampoco sé que es lo que los antepasados decidieron darme- bajando la vista –Creo que era algo con el fuego, mis padres mencionaron que si se llegaba desatar los reduciría cenizas, no puedo creer que piensen eso de mi

Una ráfaga de aire salió volando hacia nosotros haciéndonos perder el equilibrio, tirándonos sobre uno de los tejados de una casa

-Por suerte caí en uno de los hongos de tejado – bajando a buscar a André

-Sia – pidió ayuda- Creo que caí de lado y lastime una de mis alas

Camine hasta André lo ayude a oponerse en pies , y lo levante ayudando a caminar

-La escuela no esta tan lejos – sonreí, acercándome hacia el y ayudándolo , viendo su ala un poco quebrada –Te llevare a la enfermería

Al llegar a la clase el profesor Beint no se encontraba, André fue a la enfermería y yo me quede sentada, pensando en aquella ráfaga dirigida hacia nosotros.

-Le gusto la turbulencia – se acercó Jostin riendo-Creo que a tu amigo se le rompió el ala

-Cállate- amenace- por su culpa podríamos haber salidos más lastimados

-Si- sonrió – puedo dejarlos más lastimados de lo que esperan, me da asco que tú y ese fenómeno estén aquí

-Los sabios deberían privarles de la educación, es molesto venir y sentarme con un maldito como tú- soltó Neila – mi madre tiene miedo de que me hagan algo

-Nuestros san esta sellado- reproche- la estúpida de tu madre además de no educarte también te pego la ignorancia

-Maldita engreída- hablo dispuesta a darme una cachetada

-Tócame y te juro que no necesitare el san para quebrarte las dos alas- conteste parándome con rudeza tirando mi asiento

André entro por la puerta dándome una señal para ir a sentarme con el lejos de los problemas de esos buscapleitos

-No deberías ceder ante sus provocaciones- me regaño André

-No me gusta que se metan conmigo- conteste desviando la vista, aún tenía la ira cargada en cada parte de mi cuerpo- y ellos fueron los culpables de nuestra aparatosa caída

-Estoy bien no fue grave , el enfermero me dijo que por un tiempo no invocara mis alas y se curaran solas

-No volaras durante una época vaya alegría- conteste con sarcasmo- el trabajo se nos hará más pesado ahora

-Sia solo cálmate- palmeando mi espalda

Una enorme ráfaga de aire voló hacia mí , tirándome al piso junto con André , los demás chicos de la clase guardaron silencio , observando el escenario matonesco que se desataba frente a ellos

El agarre de Jostin en mi brazo me traje de vuelta, estaba aturdida

-Suéltame- amenace forcejeando

-O que papi general vendrá y me hará algo- soltó lleno de burla- tu padre es un imbécil, sabes porque te odio tanto



Minerva

Editado: 14.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar