La chica de los ojos tristes

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 9

Fue mi turno de curar tus heridas.

Tenias tres costillas rotas,una ceja lastimada , tus labios estaban partidos y moretones se dibujaban  en tu frágil cuerpo .

Te sentías sucia. 
Me pediste que te limpiará.

Yo lo hice.

Fue la primera vez que toque tu piel desnuda con tu permiso.

Solo te duche

Y aun eso, sabes, fue como tocar el paraíso.

 



Gabriela A.M

Editado: 29.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar