La chica del Bus

Tamaño de fuente: - +

33.Obsesiones perturbadoras

Sky

 

Si me sigue mirando de esa forma me largare, medito en mi mente porque no sé para que vine, / ¿quería evitarme el verlo o quería verlo? / No sé qué deseaba de él, el dolor no era igual, a lo mejor era decepción, rabia, irritación, amor, miedo, lo que fuera me estaba volviendo loca el tanto pensarlo.

 

Decidí ponerme de pie e ir al tocador, era desesperante sentir que era observada por todas partes, - ¿Dónde vas? – me cuestiona Summer quien se encontraba muy entretenida con Wel, Paz no dejaba de hablar con Magda y ¿Troy?, Troy es Troy, y eso es inevitablemente.

 

- Voy al baño, - le digo saliendo se mi espacio en la mesa y me encamino al mismo.

 

Luego de hacer una de mis necesidades principales, me detengo en el lavabo y me miro directamente en el espejo, me retoco el labial limpiando las orillas que se sienten incomodas, suspiro dejando salir y relajar mis hombros, cierro los ojos inclinando la cabeza y al volverlos a abrir me sorprende la persona que encuentro detrás de mi oliendo mi cabello.

 

- ¡¿Estás loco?! – Pregunto empujándole con toda mi fuerza para que se aleje de mí, - estas en el baño de chicas, ¿además como rayos sabía que estaba aquí? – pregunto mirándolo con horror.

 

- Se todo de ti Sky, - dice intentando acercarse otra vez.

 

- Sal de aquí o gritare, - le digo con tono autoritario, / no puedo creer que me esté siguiendo / - Estas enfermo ¿sabías? – le inquiero intentando salir del tocador de damas.

 

- ¿Por qué me tratas así? – Dice sujetándome por el brazo antes de que pueda salir por la puerta y vuelve a hablar, - desde la prepa me tratas como basura y yo siempre te he amado.

 

- ¡Suéltame! – le espeto liberándome de su agarre con mi otra mano, - tu nunca has estado enamorado de mí; - el intenta rebatir, - que hayas siempre identificado quien era quien no dice que eso sea amor; al principio pudo ser que sí, pero después que dejaste inconsciente a Jeisel por golpearlo por invitarme a salir y al baile, demostró que tu solo has estado obsesionado conmigo.

 

- Solo déjame demostrarte que vale la pena que estemos juntos, - dice sujetando mi mano, la cual alejo inmediatamente percibo su toque. -  ya veo que no será fácil llegar a ti.

 

- No llegaras a mi porque no te quiero, por eso no llegaras a mí, - el intenta agarrarme otra vez, pero gracias al cielo, entra Paz por la puerta.

 

- ¿S… ky…? – se detiene de repente mirando de mi a Marcos y de Marcos a mí, - No sabía que los hombres orinaban sentados, - dice frunciendo el ceño y poniéndose delante de mí, para poner una barrera entre nosotros, - Será mejor que te vayas o llamare a la seguridad del bar.

 

Una vez Marcos sale por la puerta enojado, ella se gira, - ¿estás bien? – me interroga, observándome de arriba abajo.

 

- Si, - le digo; - mejor vamos o los chicos se preocuparan.

 

Salimos del tocador comentando lo sucedido, mi gemela podría ser algo desquiciante, pero de cierta forma es inteligente y tenía razón en que debo de tener cuidado de ese loco de Marcos Ricci, ahora entiendo todas las veces que llegue a sentirme incomoda en mis presentaciones, él siempre estuvo en ellas.

 

* - * - * - *- *- *- *- *- *

 

Una vez Ricci y las hermanas dejaron el baño, salió de los cubículos la persona que había entrado antes, Marcos no era el único que seguía a Sky donde quiera que fuera. Ella salió a hurtadillas del cubículo, miro a todos lados para no ser vista por alguien que la pudiera reconocer, salió corriendo tras la única persona que ella creía podía ayudarla, una vez fuera del restaurante miro en ambas direcciones y vio cuando doblaba hacia el parqueo destechado que había al lado del bar lounge, lo intercepto antes de que pudiera cerrar la puerta del auto.

 

- ¿Estás loca? – le espeta esté incorporándose en la puerta y mirándola con enojo hasta que la reconoce. - ¡Espera! ¿No eres tú la hermana del idiota de Troy? – pregunta cerrando la puerta.

 



Dam Yeo-Wool

Editado: 15.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar