La Cita Perfecta

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO SIETE

 

No quedamos en si seriamos novios o solo amigos con derechos. Nada. Cuando le conté a Cami se emocionó mucho aunque me dijo que tenía que preguntarle que éramos. Rosa se entusiasmó mucho igual que todas.

Tristán comenzó a esperarme al final de las clases algunos días y yo lo esperaba los días que iba a al gym.

Salíamos de la prepa tomados de las manos, platicando y dándonos pequeños besos, era muy lindo.

Roman cada que me veía me decía hola, después que se dio cuenta que comencé a salir con Tristán me preguntaba si me iba a esperar. Cualquier respuesta me sonreía de forma picara. Sentía que era un poco raro a veces cuando me preguntaba por Tristán me tomaba de la mano. En varias ocasiones cuando pasaba se ponía entre Rosa y yo, me abrazaba por los hombros y me pregunta por cómo estaba. Nunca lo hacía cuando estaba con Cami. (Encogimiento de hombros)

Cuando Tristán salía del gimnasio iba con sus amigos y se despedía de ellos cuando llegaba a mi lado, Roman se me quedaba viendo mientras que Tristán venia hacia mí, Osvaldo de vez en cuando le daba un codazo o ponía los ojos en blanco, la primera vez que vi que Osvaldo hacia eso entendí que le decía que no me mirara así. (Ósea no era mi imaginación)

Rosa me decía que yo le gustaba a Roman. Y yo le contestaba: son amigos.

Los fines de semana no podía ver a Tristán porque regresaba a su casa con su familia.

Por lo tanto ir al cine, café o algo está fuera de los límites, extraña a su familia y más a sus pequeños hermanos. Lo entiendo, pero quisiera una cita normal, aunque no sé si somos novios, amigos con beneficioso o que, no me lo ha preguntado y yo tengo miedo preguntar, ¿qué tal si no me da una respuesta que espero?

¡Porque en mi mente somos novios!

Ya hemos estado saliendo por dos semanas y creo que es justo saber.

¡Así que hoy al salir de clases le preguntaré!

Tenemos examen en la cuarta hora, sorpresa por cierto, Rosa termino primero que yo y decidió esperarme afuera en las escaleras, me dirijo hacia allá, Roman esta fuera de su salón recargado en el barandal, me da una sonrisa, se acerca, me saluda de beso, se queda muy cerca de mi espacio personal, me pregunta, ¿a dónde vas?

Con Rosa, sonrió y le digo adiós.

Espera, me toma por la muñeca, me detengo. Me toma de la mano con sus dos manos.

R: Me dijo Tristán que tiene mucha tarea y un trabajo en equipo y se va a ir temprano, no te va a esperar.

Sonríe.

 

M: Si  me aviso, si alcanza me ve al salir de entrenar

Me encogí de hombros y retire mi mano.

 

R: ¿No quieres compañía a la salida?

 

M: Si, a Rosa.

Sonreí y me aleje

Al parecer no fue a entrenar tampoco, al menos no lo vi con Roman ni con Osvaldo, así que perdí el valor de preguntar algo tan simple como ¿qué somos?

Nos seguimos viendo después de la escuela algunos días, y después del entrenamiento, la verdad es muy agradable, se siente bien estar con él. Diferente a como era con Jose.

No siempre terminamos solo los dos, a veces Roman y Osvaldo se nos unen, con alguna otra chica del voli. A Carlos no le agrada ni Osvaldo ni Roman, así que a él no le gusta quedarse, si Cami insiste pues se queda con cara mal humorada y sin decir ni pio. Carlos acepta quedarse cuando solo somos Tristán y yo. Carlos dice que no le cae mal Tristán, tampoco es que le guste mucho. Dice que si lo ve poniéndome el cuerno que estaba vez no se va a detener. Es como un hermano sobre protector.

 

Este fin de semana me toco ir con mi papá el viernes paso por mí a las 8 de la noche y a las 9 ya se estaba yendo, llego tarde y el sábado se levantó como a las 12. Preparo algo de comer. Me dijo que estaba saliendo con alguien que ya tenía varios meses viéndola y parecía que iba en serio con ella.

Bien por él

El sábado de nuevo se fue a las 6 de la tarde regreso tarde. El domingo de nuevo se despertó tarde y vimos una película y me llevo de nuevo a casa.

El tiempo con él es muy reconfortante – nótese el sarcasmo-.

****

Hoy no veo a Tristán, me envió un whats mientras estaba en mi última clase para avisar que iba a la biblioteca, Rosa los martes se va  con su mamá a su trabajo, Cami y Carlos ya se fuerón, me toca irme sola.

Llevaba unos metros lejos de la escuela cuando Roman me alcanza.

 

R: ¿Por qué vas sola?

 

Me sorprendió cuando hablo y brinque

Le dije el por qué.

 

R: ohh!!

Se quedó callado a un lado mío caminando.

Me dirigía hacia el lado contrario a donde él vive así que se me hizo raro.

 

M: ¿A dónde vas?

 

R: A acompañarte

 

M: ¡ohh!!!

 

R: No quiero que te pierdas.

 

M: Conozco el camino

Se encogió de hombros y continuamos caminando, al principio los dos íbamos callados, no me sentía muy cómoda con él, el comenzó a hablar primero preguntándome donde vivía, porque entrenaba voli, como conocí a Cami y después comencé a preguntar yo también, tiene un hermano, sus papas están divorciados. Mi conclusión sobre él es que es raro, me cayó un poco mejor hoy.



Mysie Kuk

#1563 en Novela romántica
#377 en Chick lit

En el texto hay: romance, amistad

Editado: 17.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar