La Compañía

Tamaño de fuente: - +

Capítulo XV: Epílogo

Varios años después, en un centro escolar. Una profesora pasaba lista de los asistentes a clase.

Profesora: " Benita CampoViejo-Salvatierra de la Fuente"

Alumna: "Aquí estoy Señorita"

Profesora: "Luis Julián CampoViejo-Salvatierra de la Fuente"

Alumno: "¡Presente!"

Profesora: "Noelia Domínguez Maldonado de la Calle"

Alumna: "¡Que no soy sorda!"

Profesora: "O se comporta en clase o tendré que dar una nueva queja de usted al Director..."

Voz: "Eso no va a ser necesario. ¡Noé!. Escribirás cincuenta veces la frase que te ponga en la pizarra...", dijo autoritariamente.

Noelia: "¡Mamá!, ¡Mami!", dijo asustada y sorprendida.

Luis Julián: "Acabas de cagarla Noé. Ya no podremos hacer la fiesta de la primavera..."

Alicia: "Me temo que está visita no la esperabas..."

Noelia: "No es lo que parece, mamis", totalmente ruborizada.

Benita: "Tú poniéndote colorada, eso hay que grabarlo..."

Toda la clase comenzó a reírse cuando vieron a una de las madres de Noelia escribir la siguiente frase en la pizarra:

Nunca faltaré el respeto a mis profesores y compañeros.

Noelia totalmente avergonzada por la actitud de sus madres, comenzó a realizar el castigo impuesto por éstas.

Paula: "Ahora solamente copia una vez la frase, el castigo lo harás en casa. Tienes permiso para venirte con nosotras. Nos llama el abuelo Ramón y es esencial que estés presente."

Noelia: "Sí mamá"

Horas antes en otro lugar de la ciudad.

Lourdes: "Cariño, date prisa Elisa y África nos esperan en su casa..."

Lucía: "¿Qué querrán ahora?"

Lourdes: "Creo es que D. Ramón Miranda tenía cierta información relacionada con su nieta y bisnieta..."

Lucía: "Y nosotras, ¿qué pintamos?"

Lourdes: "Por lo visto, fue una petición expresa de D. Ramón que, junto a otras personas, estemos como testigos para confirmar o desmentir la información que les va entregar..."

Lucía: "¿Y nuestros hijos?"

Lourdes: "He hablado con tus antiguos guardaespaldas..."

Lucía: "¿Damián y Raquel?"

Lourdes: "Sí, y ellos ya tienen mi autorización para que puedan recoger a nuestros hijos. Y se irán a la casa que nos dejaron tus padres..."

Lucía: "La verdad, cuando mis padres nos dejaron la casa de la abuela Pepa, para los tres, creía que acabaríamos a tortas entre nosotros..."

Lourdes: "Te recuerdo que fue tu padre, en vida, quien me pidió que fuese árbitro entre vosotros, pero déjate de cháchara que vamos a llegar tarde."

Las dos mujeres se dirigieron, dentro del lujoso vehículo hacia su reunión.

Noelia abandonó la clase acompañada por sus madres. Por el camino le enseñaron una grabación de vídeo, en ella una mujer madura hablaba con otra mayor.

Mujer 1.: "...es su hija, estoy totalmente segura. Solamente me falta hacerle una análisis de ADN para confirmarlo."

Mujer 2.: "Pues averigua donde vive, y matas a las tres Noelias..."

Alicia: "Escúchame hija, lo que te vamos a decir lo sabe muy poca gente, entre ellos tu hermano Ricardo.



Spanish Black Reading

#4596 en Joven Adulto
#12386 en Novela romántica
#1958 en Chick lit

En el texto hay: lesbianas, practicas, empresa

Editado: 07.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar