La Desilusión, El Amor y El Triunfo

Tamaño de fuente: - +

Capítulo XV: SUCESOS Y DECLARACIONES.

Narra Alexander:

Días antes Darwin me había pedido ayuda para la elección del anillo, sin duda alguna nos hemos hecho muy buenos amigos, su novia y la mía son como hermanas y pues nos tocó. Acepte ayudarle, yo más que nadie entiendo lo que es amar a alguien así, con tanta devoción y no veo la hora de estar igual, tener la casa repleta de hijos de mi bella Alexa.

- Muchisimas felicidades chicos, me siento muy feliz por ambos.- Dice Alexa entre lágrimas abrazando a su amiga. Cuando logran separarse ambas me miran y dicen al mismo tiempo -¿Así que tu fuiste el cómplice?- Alzo mis hombres en señal de que si y ambas me abrazan.

- Ehhhh, me pongo celoso.- Dice Darwin y Ana se lanza en sus brazos. Carlos se acerca y no le quita el ojo de encima a Alexa, pero que ni se crea que le permitiré sus insinuaciones como hace un rato.

- Muchas felicidades amigo.- Dice Carlos sin quitarle los ojos de encima a Alexa y mordiendo su labio inferior.- Ojala la tuya no te salga tan puta como muchas a su alrededor.- Los ojos de todos nosotros se quedan abiertos como platos y siento la ira recorrer todo mi cuerpo.

- Carlos, detente, no te voy a permitir que te atrevas a faltarle al respeto a mi prometida y mucho menos a ningun otra mujer a nuestro alrededor.- Expecta Darwin con tono de enojado.

- Tranquilo amigo, no sabia que eras tan amiguito de la putica de Alexa. Pero no te preocupes, los dejo disfrutar, estere por el bar con mi rubia.- Dice muy arrogante.

- Te lo advierto Carlos, controla tu boca o no respondo, no te quiero ver cerca de Alexa, no te atrevas siquiera a mirarla. Y sigue tu camino, sabes dónde está la puerta.- Digo ya cabreado, con un tono tan grotesco que Ana, Alexa y Darwin se pasman.

- Claro, disfruta rubito, disfruta. Pero recuerda que donde manda capitán no manda marinero.- Dice el muy maldito burlándose.

- Carlos, fuera.- Dice Darwin.- Vete, no permito arruines mi momento, si no te vas a controlar, vete, eres mi mejor amigo, como mi hermano, pero ya te estas pasando.

Carlos da media vuelta y desaparece. 

- Mejor disfrutemos, calma chicas, no paso nada, mejor festejemos su felicidad.- Digo.

- Gracias.- Dice Ana.

-Necesito ir al baño.- Dice Alexa y se que esta un poco afectada por tremenda escena, por lo menos nadie se dio cuenta gracias a la euforia de la música.

-Vamos, te acompaño hasta la puerta. Y tranquila amor, que no te afecte.

- Ire sola. No te preocupes,Ana acompáñame por favor. Ella asiente, le da un pequeño beso a su prometido y se van.

****************************************************************************

Narra Alexa: 

Camino junto a Ana hasta el baño, siento tanta culpa porque casi se arruina el dia mas hermoso de toda su vida. Entramos al baño y por suerte está solo.

- Ana, yo... Yo lo siento amiga, siento que mis pecados del pasado hoy también te perjudiquen.

- Tranquila Alexa, no es tu culpa, Carlos siempre supo quien eras, y tampoco es que el te quisiera en serio, no entiendo por que la actitud, pero es muy extraño. Mejor disfrutemos de esta noche.- Dice Ana.

- Tengo miedo.- Digo sin mas.

- Si es por Alex, despreocupate amiga, no dejes que tu ansiedad te absorba ahora, no hoy, tranquila, el te ama, y te ama sinceramente. Y si me aceptas un consejo, vive el dia a dia como si no hubiera un mañana, vive plenamente y ama a ese hombre, acéptalo de una buena vez, gritalo a los cuatro vientos lo mucho que lo amas. Tu eres mucho y él es muy afortunado de tener a alguien como tu asi como tu por tener a alguien como él.- Dice mi amiga muy sincera.

Escuchamos la puerta estrallarse y ambas nos asombramos cuando vemos quien es.

¡Carlos!

¡No por favor!

¡Mierda!

- Sal de aquí ahora mismo.- Le grita Ana-

- No me voy a ningún lado.- Su mirada se intensifica, sus ojos azules se tornan de un color muy oscuro y su mirada es malévola, da terror.

- Largate Carlos, no tienes nada que hacer aquí, fuera.- Digo sacando fuerzas de donde no las tengo.

- Me voy pero contigo, maldita perra.- Me tomó del brazo.

- Suéltame Carlos, suéltame me estas lastimando.- Gruño asustada.

- Que la sueltes idiota, no entiendes.- Le grita Ana.

- Callate maldita negra.- Le da tremenda bofetada a Ana, dejándola tirada al suelo.

- Te has vuelto loco.- Digo casi sin fuerza, asustada.

- Y tu maldita perra, te vienes conmigo. Me agarra por el cabello y me arrastra hasta el parqueo.- Como eres tan puntica vamos a ver si ahora respetas tanto a tu noviecito.



Tu Fav Writer

Editado: 29.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar