La Elegida La ResurrecciÓn

Tamaño de fuente: - +

«CAPÍTULO 1: SUEÑOS..»

Resultado de imagen para imagen de bosques tenebrosos con nieve

 

 

 

 

 

 

Es invierno muy frío y tosco sentí como pequeños copos de nieve se adhieren en mi piel sintiendo leves escalofríos, estaba descalza con un vestido negro. La nieve era tan blanca y hermosa y sin saber porque empecé a correr era tan rápida como sí mis pies tuvieran alas, estaba en un bosque sabía que buscaba algo pero no sabía que solo dejé que mis instintos me guiarán. Dejé de correr y me detuve en un jardín las hermosas rosas desbordaban esa aroma tan usual y espléndido, una voz me sacó del trance en el que estaba paralizandome, busqué dónde estaba y detrás de unos pinos estaba una mujer tan hermosa me quedé observandola como sí su imagen fuera un precioso tesoro que nunca tendría. Luego una niña igual de bella se le acercó y la llamó mamá ella le dio una sonrisa de lo más de cálida, luego la pequeña empezó a tocar las hermosas rosas y en su estado de distracción se pinchó el dedo por accidente con la espina de la flor y tres pequeñas gotas de sangre calleron a la nieve manchándose de un color totalmente carmesí, en ese instante sentí un ardor en mi dedo como si yo también me lo hubiera pinchado me froté el dedo y este estaba rojizo.

—Hija estás bien. Le dijo la mujer.

—sí madre. Le contestó.

—Mamá podrías cantarme esa hermosa melodía por favor.

—Pequeña porque estás ¿triste?

—Madre es que he tenido una pesadilla.

—Hermosa le contarías a tu madre de ese sueño horrible, que ha logrado lastimar a mi ángel.

—Madre en esa pesadilla yo ya era una mujer y todos huían de mí yo te vi morir como una mujer de clavaba una daga en el corazón y tú caías al piso sin vida, sentía tanto odio quería matar a todos yo me hundía en la oscuridad y nadie podía detenerme él miedo se apoderó de mí madre yo no quiero perderte. La niña titubió al decir la última palabra y se le quebró la voz y se le salieron algunas lágrimas.

—Mi pequeña princesa nunca me perderás solo fue un horrible sueño yo siempre estaré contigo nuestras almas están unidas por la fuerza más grande el cual es nuestro AMOR.

''SIEMPRE ESTARÉ CONTIGO'' sentía como si fuera una promesa vacía una linda ilusión como sí esa mujer nunca estaría con la pequeña, ella empezó a cantar y era la melodía más hermosa que había escuchado Pero sentía en mi corazón un vacío muy grande empecé a gritar veía como todo se volvía borroso como un feo espejismo, la niña y la mujer desaparecieron y todo era oscuridad. En mi pecho sentía punzadas como pequeñas espinas que se atravesaban en mi estómago haciéndome retorcer de dolor, cuando me dì cuenta estaba arrodillada en el piso con las manos alrededor de mi estómago, entonces comprendí que estaba soñando y acababa de despertar. Lágrimas recorrieron mi rostro una tras otra ¿Porqué lloraba? ¿Qué es lo que me ha causado tanto daño? así recordé el sueño ese hermoso y a la vez nefasto sueño que ha logrado herirme el corazón. Grite esta ves más fuerte ya que una fuerte punzada me dejó sin aliento, seguía en el piso, mi respiración se agitó y no paraba de gritar el dolor era muy fuerte luego sentí una inmensa calor como fuego apoderándose de mi cuerpo quité mis manos de mi rostro y las observe. Estaban llenas de llamas todo mi cuerpo estaba cubierto de fuego llamas rojas, ardientes de desesperación y furia quería destruirlo todo porque no podían las personas cumplir las promesas, todos son unos mentirosos era increíble como un simple sueño me haga sentir tanto dolor y odio al mismo tiempo. Me levanté del suelo completamente repleta de fuego pero por alguna extraña razón no me quemaba si no que yo lo controlaba y era parte de mí. Me observé en el espejo que estaba en frente de mí y sí estaba llena de fuego mi cabello era ROJO un hermoso color carmesí y mis ojos completamente negros y podía ver y sentir la furia que emanaba de ellos y con todo el aire que tenía y todas las fuerzas dije:

—Te odio. Lo dije tan fuerte que el espejo se rompió en pedazos en frente de mí, tanto odio acumulado esa ganas de destruir todo a mi paso esa sed de venganza pero ¿Porqué sentía tanta cólera? ¿Porqué soy diferente este poder estos cambios en mi cuerpo no son normal? ¿Qué soy?. Siempre las mismas preguntas sin respuestas una y otra vez rondan en mi cabeza, siento tanta rabia y dolor acumulado en mi corazón que sería una cruel máquina de destrucción pero debo calmarme no puedo permitir que tanto odio se apodere de mi alma y me vuelva ese ser miserable que tanto odio un alma llena de venganza y rencor que solo quiera muerte no odiaria ser alguien así.



karensining

Editado: 15.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar