La Elegida La ResurrecciÓn

Tamaño de fuente: - +

CAPÍTULO 3: Mentiras...

De mis cinco y siete años no tengo recuerdos es como sí solo los hubiesen robado, esa parte de mi memoria y la hubieran desechado, solo son imágenes cortas reflejos incomprensibles, baldíos, borrosos, recuerdos vacíos que quizás no me pertenecen, una niña corre a los brazos de sus padres se aman, se anhelan y protegen en un mundo ausente y frío. Taciturna sedienta de una manera sobre humana, me levantó y a la vez siento una maldita jaqueca que me esta matando, corro y llegó hasta la cocina abro la nevera y saco una jarra llena de jugo de naranja me la tomó por completo pero sigo con la misma sed insaciable así que tomo toda el agua que encuentro esta vez un poco calmada mi sed me tranquilizó aunque todavía siento sed y unas ganas increíbles de comer me atraganto con todo lo que encuentro es increíble acabó de dejar todo vacío, pero el hambre y la sed persiste pero no tanto, miró por la ventana de cristal en silencio como esos que en completa soledad son capaces de matarte, me pregunto¿Cómo estará Adams?, después de lo que paso, desde hace días que no habló con los chicos, Ian a venido muchas veces a casa finjo que no estoy y lo ignoró se cansa de tocar o llamarme quizás hago mal lo se pero necesito estar sola, así al menos puedo pensar un poco y no lastimar a nadie, hay varios mensajes de voz, los escuchó, —ELA por favor aparece sí, estoy preocupada. Esa es ña voz de tania, que a la vez deja otro, —ELA ¿dónde estás?, por favor ya estoy que llamó a la policía, no sabemos nada de ty. —Sasha: ELA por dios no intentes alejarnos, sí te extrañamos y estamos muy preocupados, tranquila Adams está bien. Al menos eso es una buena noticia, me tranquiliza al menos, siguen los mensajes esta vez es de Marcus —ELA, Sasha no deja de joderme sí, aparece ya coño que estamos preocupados, linda te extraño sí. Luego escucho la dulce voz de Ian,—ELA princesa, dime que es lo que pasa le preguntó a los chicos y dicen que no saben nada, —por favor estoy preocupado por ti, no seas tan fría conmigo te extraño, confía en mí, —Isabela Madison aparece maldita sea voy a tu casa y nadie responde, que crees que haces alejandote de todos eres... no termina de hablar se encuentra enojado, —ELA lo siento no quise decir eso tan solo háblame te quiero lo sabes, aparece cuando te sientas lista, nada es tu culpa tan soli recuerdalo. Ian como quisiera ser sincera decirte todo lo que siento este dolor que me desgarra el alma, está soledad porque me siento tan sola necesito sentir tus abrazos como cuando era una niña y tu me consolabas, perdon por ser una tonta, de repente dos lágrimas recorren mis mejillas y después de estás otra y otra mes las quitó con brusquedad resentimiento, enojo hacía mi misma porque soy tan débil todo lo hago mal, cierro los ojos necesito hablar con los chicos. Tomo un taxi quizás pueda verlos faltan un par de horas para que se acaben las clases. —POR favor al Instituto TEJUS. El conductor asiente, solo me relajó en el espardar del asiento, miró por el cristal, llegan pensamientos que invaden mi mente como un puto huracán. Desde cuando mi vida se hizo tan distante tan fría, tan solo cuento con Ian y ahora con los chicos sería tan doloroso perderlos la muerte es demasiada atroz, siempre me persigue recuerdo cuando mi abuela murió fue tan triste que mi alma se volvió tan fría. Ella viene de repente te abraza no le importa arrasar con tu vida tus sentimientos, toma todo de ti te aleja de quienes más AMAS y te dejan tan sola y vacía quizás fue lo que sentí al perder ami abuela Susana, siempre fue cariñosa me amo de verdad nunca me dejó sola, hasta que la muerte me la quito sin importarle cuanto le rogue tan solo se la llevó odié tanto al mundo estaba llena de enoho cólera por la vida pero Ian mr tranquilizaba no me dejaba sola como lo hicieron mis padres, tantos sentimientos arrimolinados en mi pecho pueden ser destructivos. —señorita ya llegamos, dice el conductor sacandome de mi trance le doy lo que le debo y me bajó. Camino por los pasillos buscó a los chicos no están, me concentró escuchó sus voces quizás son más susurros, camino hasta llegar a la parte trasera del edificio TEJUS, allí están reunidos pero Ian no está cuando estoy apunto de acercarme me detengo están discutiendo, me escondo detrás de la pared pir suerte no me han visto, Sasha está enojada gritándoles a los chicos ¿Pero qué es lo que sucede?, los miró y solo me pongo ha escuchar tengo un presentimiento como sí de mí se tratase la pelea.

—Tania: ya estoy cansada de está ¡farsa!, no podemos seguir mintiendole a ELA no lo merece.

—Sasha: ¡Cállate! Estás loca sabes lo que ella es capas de hacer, acaso no la has visto.

—Marcus: ¡chicos saben que hicimos una promesa!, —Adams: Marcus tiene la razón no podemos decirle nada a ELA, por más que queramos....

—Tania: ella es nuestra amiga acaso no se sienten mal por lo que ella esta pasando, es necesario ella entenderá.

—Sasha: no ELA no sabrá la verdad y ¡punto!

Todo es confusión para mi mente ¿verdades?, de que están hablando los chicos, me han ¡mentido! es eso ellos saben algo sobre mi y lo han ocultado, todos son unos ¡mentirosos! me siento furiosa odio las mentiras, porque ¿PORQUÉ? Confió en ellos y me mienten son unos hipócritas, empiezo a llorar entre el enojó me empiezo a sentir mareada, escuchó voces en mi cabeza que me gritan a veces me susurran, corro no sigo escuchando y me marchó herida traicionada, ¡NO CONFÍES EN NADIE! ¡ELLOS TE MIENTEN!, dicen una y otra vez en mi cabeza, corro por los psillos colapsando entre el odio y la confusión, porque ya vasta ¡¡déjenme en paz!! salgan de mi ¡¡cabeza!!, el aire se escapa de mis pulmones me agitó y empiezo a marearme, me detengo y llegó a un lugar solitario del Instituto parece una biblioteca pero más pequeña nunca la había visto, abro las puertas con la única bocana de aire que tengo, veo todo borroso y tan solo me desmayó, borrosamente veo una mujer, ¡mamá! ¿eres tú?....



karensining

Editado: 15.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar