La Fan Acosadora

Tamaño de fuente: - +

F I N A L (TEMPORADA 1)

Wayne Huang.

—¿Me estas diciendo que besaste a Vanessa porque sentiste celos de Axel?

Nicolle estaba sorprendida por lo que acababa de confesar, aún nos encontrábamos en la terraza observando las estrellas.

— Sé que no debí hacerlo pero me llené de celos por no ser yo quien bailará contigo.

— Así que el gran Wayne, ídolo de la banda October Kingdom ¿estaba celoso? —Se burlo.

—Bueno sí, lo admito —Mis mejillas ardían.

La pelinegro abrió sus ojos sorprendida por mi respuesta, al parecer no era lo que esperaba escuchar, trató de decir algo, pero no le salió ninguna palabra, acto seguido sus ojos esquivaron los míos y alzó la vista hacia el cielo, sus mejillas se tornaron rojizas, eso la hacía ver más tierna y mi corazón estaba al borde de colapsar. 

Paso aproximadamente un minuto en total silencio, ambos contemplábamos las estrellas, pero decidí romper el silencio, tenía que poner en orden ésta situación. 

— A partir de ahora solo quiero que bailes conmigo, no quiero que otro chico te toque.

La pelinegra rió y dos hoyuelos aparecieron en sus mejillas se le veían hermosos, luego me miró intentando encontrar alguna broma en mis palabras, pero yo había sido serio en cada palabra dicha.

Al ver que no era ninguna broma, ella se acercó un poco más y sus ojos cafés hicieron contacto con los míos.

— Axel es un buen chico, solo me cae bien, no tienes que preocuparte, además a una amiga le gusta y pienso ayudarla con él.

— Y a ti te gustó yo —Afirmó.

— Tan creído.

—¿Acaso miento? Lo acabas de decir.

— Lo sé, pero no tienes que andar repitiéndolo.

Otro silencio se formó.

Nicolle contemplaba el cielo,  yo solo la observaba, para mí la única que brillaba en ese lugar era ella, me sentía feliz con el simple hecho de estar a su lado, esta sensación la conocía perfectamente, no era aquella felicidad que sentía por estar de pie en un escenario cantándole a miles de personas, esta sensación era distinta.

Tomé su mentón con mis manos y la obligué a mirarme, trague en seco, ni ella ni yo decíamos nada, solo nos mirábamos el uno al otro, como si el tiempo se hubiese detenido justo allí,  el silencio permitía escuchar el latir de nuestros corazones.

— Debo volver, me he demorado aquí arriba y creo que deben estar buscándome. —su voz fue más como un susurro.

— No quiero separarme de ti. —Confesé.

Me acerqué a su rostro y tomé su labio inferior con mis dientes y lo jale suavemente, un gemido escapo de su boca, sus manos automáticamente tomaron mi cuello,  la atraje hacia mi tomándola por la cintura, el beso fue más atrevido esta vez, anhelaba más, así que abrí  un poco mi boca para darle la bienvenida a su lengua pero ésta nunca llegó, eso me dejó un poco extrañado, al parecer no entendió mi señal, aún así continúe con el beso, esta vez en un movimiento rápido abrí su boca para succionar su lengua pero fue muy torpe y fue ahí cuando lo descubrí.

Separé mis labios de los suyos, solté su cintura, di un paso atrás y sonreí.

— ¿Pasó algo? —lucia desconcertada.

— ¿Acaso fue conmigo que diste tu primer beso?

La pelinegra abrió los ojos como plato, y esta vez un tomate le quedaba pequeño comparado con el color que  sus mejillas habían adquirido.

—¿ Co.. Como lo supiste? ¿Hice algo mal?

En su rostro había pánico, como si por saber su "secreto" me fuese a decepcionar, pero lo que ella no sabía era que me  sentía el hombre más feliz de la tierra, sonreí como un tonto y la abrace, su cabeza quedó sobre mí pecho.

—A partir  de ahora solo besaras mis labios.

— ¿Qué quieres decir con eso? No estoy entendiendo.

— A partir de ahora serás mi novia. ¿Estas de acuerdo con eso?

La pelinegro se estremeció en mis brazos.

— Estoy de acuerdo.

La abrace aún más fuerte, a partir de ahora le estaba dando una segunda oportunidad al amor, a ser feliz, a amar y ser amado, a la confianza, el respeto y la fidelidad, le estaba dando la oportunidad a ella, la mujer que en estos momentos tenía entre mis brazos y que conocí de la manera más extraña, pero de algo estoy completamente seguro y es que si me dijeran que debo volver a conocerla en esas circunstancia no lo dudaría ni un segundo.

¿Quien iba a imaginar que me enamoraría de una fan acosadora?

Tome nuevamente su rostro y la besé por tercera vez.

 

Final Primera Temporada. 

★★★★★★★★★★★★★★★★

Quiero comentarles que la historia cambiará de nombre se llamara ahora "La Fan Acosadora" 

Agradezco a todas las personas que se tomaron el tiempo para leer esta historia, aún no la concluyo, por lo que decidí dar por terminada la primera temporada aquí.



Lady Di Camargo

#1338 en Fanfic
#12066 en Novela romántica

En el texto hay: romance, musica rock, idol

Editado: 18.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar