La Gema de la Reina

Tamaño de fuente: - +

Capítulo V. " Un paseo por el centro".

Definitivamente las cosas no podrían ser mejor. Y ¿por qué lo digo?”.

Comencemos por la suspensión de Pamela y La Arpía, por su lindo regalo. Un mes de castigo para las dos mentes maestras. Carmen fue suspendida por todo un mes en el equipo de porrista y de toda actividad recreativas que se haga por el resto del trimestre, por ser la persona que coloco el video. Pamela recibió el mismo, más un año de trabajo comunitario en la cafetería, por ser la persona que lo grabo. Sin embargo, como el director quería saber el nombre de la persona que aparecía agrediéndome, le ofreció solo un trimestre por el nombre del estudiante. Ella se negó, y dijo que no sabía de quien se trataba. “¿A caso es estúpida, o de mente muy siniestra?”, me dije. “¿Por qué lo protege? ¿será que él sabe un secreto más retorcido y la chantajeo? O, a lo mejor, como quiere su amor, ella hizo un trato con él de confidencia”. Sea lo que sea, no hablo. El director me sito para preguntarme y recibió la misma respuesta, pero a diferencia de Pamela, yo solo quería dejarlo atrás, por miedo de perder lo único que me daba la calma. Así que, el señor Pierce pensó que el video fue un montaje, y no lo desmentí.

En el grupo de baile, se escogieron a los bailarines que irán a la competencia de “passion and dance”, en los cuales fui incluida como solista, y aunque me hubiera gustado ser la capitana, no me queje. Mientras que para la otra competencia "All can dance", ingresamos todo el equipo. Un duro trabajo para la profesora en coordinar los ensayos, aunque no imposible. Decidimos utilizar la temática sobre la violencia contra la mujer, con una coreografía al estilo lirico, contemporáneo con un poco de urbano, mostrar nuestra técnica y estilo.

Por otro lado, mi relación con Brian se tornó más cercana de lo que estime. Me pasaba buscando por la casa en las mañanas y por las tarde en la salida me esperaba a que saliera de clases para luego salir, pasear por la cuidad, para conocernos más. Me contó un poco de su vida en el orfanato donde vivió por un año hasta que lo adoptaron los Belmont, no dio muchos detalles. No quise insistir, sabía que eso es una situación delicada, y no quería espantarlo con preguntas. En clases nos sentábamos juntos, al igual que en el almuerzo, acompañado de mis amigas, y solo digo las chicas, porque Math, como no toleraba a Brian, digamos que… nuestra relación de hermanos, se estaba extinguiendo.

Luego de aquella discusión las cosas se pusieron tensa cuando se trataba de algún Belmont. Su presencia en mi vida se había disminuido a las horas de clases, o uno que otros choques en los pasillos, y eso me dolía. Él no quería que estuviera con Brian, pero tampoco interfirió ni dijo más del asunto. Había pasado un mes, desde que peleamos. Le había escrito por mensaje de texto y solo me respondió una vez, diciendo que no podía hablar. Lo visite el viernes pasado a última hora, a la cancha. Lo divisé a lo lejos, trotando solo. Quise gritarles, pero con sus auriculares tapando sus oídos, por ente o me escucharía. 

Nada es perfecto en esta vida, ¿cierto?”.

El otoño me arribo con nuevas expectativas para este año escolar. Y justo a tiempo para él Halloween, el cual cayo en el martes, así que se declaró "La semana de Halloween" en el Instituto, se realizaron ferias con diferentes tipos de actividades, por ente se suspendieron las clases de las tardes. Esto era para recaudar fondos para el Instituto. Fue una semana muy activa. Todos los del último año, estuvimos obligados a participar en cada evento. Las secciones fueron divididas en grupos. A nosotros nos tocó el martes, Vicky y Hela les otorgará organizar el concurso de disfraces. Mientras que yo estuve trabajando con la venta de boletos para las actividades, fue terrible; ya que estuve con Math, duramos como tres horas sin hablarnos hasta que terminamos.

El lunes el equipo de rugby del Instituto colaboró para armar la Casa del Horror y demás, hubo unos cuantos desmayos ahí dentro. Fue muy gracioso, los vídeos no tardaron en aparecer en el grupo de Facebook, una y otra vez. El martes concursos de disfraces, el premio era quinientos dólares y cinco puntos en la materia que más la necesites, por supuesto que estaba repleto de estudiantes, muchos lo ameritaban, pero solo uno salió ganador, que fue Jack Lean, novio de Danielle, no fue un disfraz muy creativo, muy clásico de hecho, un vampiro, específicamente " Edward Cullen", con los colmillos, una camisa semi abierta mostrando su pectorales y parte de sus abdominales. Al momento de desfilar, se quitó la camisa y todas suspiraron, y me incluyo en eso, al igual que Hela, Maggie, e incluso Vicky, la más acida del grupo. Po supuesto, eso lo llevo a la victoria, y también creo que por el grupo de porristas que estaban de jurados... Y que los otros participantes no eran muy atractivos. El miércoles hubo una de feria en el estacionamiento del Instituto, muchos estudiantes, tanto primaria como secundaria, asistieron. Estaba repleto de gente, hasta los estudiantes universitarios de la localidad fueron. Ayer fue una guerra de bandas, el ganador se presentaría para el Baile de Invierno en diciembre. Hela nos insistió a Vicky y a mí en participar, pero nos negamos. No quería parecer de nuevo en público, aun no me sentía segura luego del regalito de Pamela. Maggie, quien, si participo junto a dos amigos, Mike y Jorgina, compañeros de clases que la incentivaron a integrarse ya que su vocalista recién se había mudado. El evento duro hasta muy tarde, Brian y yo queríamos escaparnos, pero esperamos hasta que Maggie se presentará. Fue genial, empezó con una melodía lenta hasta que cambio a un ritmo más alegre y enérgico, todos se levantaron de las butacas, y empezaron aplaudir y a gritar de emoción. Al llegar a casa en la noche, entre a Facebook y apareció la banda ganadora, sonreí muy feliz y orgullosa de que ganara, Los Increíbles, banda donde esta Maggie.



B. B. Muria.

Editado: 13.08.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar