La guerrera durmiente: la maldición © [completa]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 12 | Proposiciones del pasado

Todo el campamento notó la llegada de Aurora, la que se iba a casar con el rey. Todos tenían curiosidad de saber quién era, por qué la habían salvado y de dónde había salido. ¿Cómo era que había terminado por ser la prometida del rey?

Nairi hizo todo lo posible para alejarla de los ojos curiosos y de las preguntas imprudentes que todos le hacían, intimidándola. Aurora sólo se escondía detrás de Nairi, agarrándose a su blusa, mientras caminaban en dirección de la carpa de líderes, donde estaban esperando sus amigos.

Pese a todos los intentos de Nairi, el camino hacia la carpa fue difícil para Aurora, que se sentía como un animal herido al que todos intentaban ver, analizar o incluso divertirse viéndolo. Nairi lo entendía, así que llegó a un punto en que la puso a su lado y la rodeó con su brazo derecho, intentando bloquear incluso más de los demás.

Caelina miraba la escena mientras se le formaba una desagradable sensación en la boca del estómago. Nairi miraba a Aurora con tanta ternura...

—¡Qué están viendo! —gritó Caelina—. ¡A sus deberes, ahora!

Todos le tenían cierto miedo a Caelina, pues tenía un carácter firme para dirigir a los demás. Era buena siendo escuchada, pero más que por decisión, la escuchaban por miedo. Nadie más volvió a molestar a Aurora.

—¡Aquí están! —Yamin las recibió en la carpa y abrazó a Caelina y a Nairi—. Estaban tardando y comencé a preocuparme.

—Todo bien, sólo nos tomamos más tiempo para verificar que nadie nos siguiera.

—Y la niña camina muy lento —se quejó Caelina.

Nairi observó a Caelina con la cabeza ladeada y una mueca.

—¡Oh!, tú debes ser Aurora —dijo Yamin, sin poner atención al intercambio de las chicas—. Dicen que eres la mujer más hermosa del mundo, ahora puedo entender por qué.

Aurora sonrió y cambió el peso de un pie a otro. Se cruzó de brazos y bajó la mirada.

Yamin dio un paso para atrás.

—¿Necesitas algo? ¿Tienes hambre, quieres agua?

—No, sólo quiero dormir. Estoy muy cansada.

Yamin asintió.

—Caelina, dale un saco de dormir. Dormirás en la misma tienda que Nairi, ¿te parece bien?

—Sí, está bien.

—De acuerdo. Bienvenida a la resistencia, Aurora.

—Gracias.

Las tres salieron de la carpa tras despedirse de Yamin y fueron camino al almacén, donde Caelina le dio a Aurora su saco de dormir y se despidió de ambas.

—Te veo en un rato, ¿sí? En el campo de práctica.

—Claro. —Nairi frunció el ceño, confundida, pero aceptó.

Caelina ya no podía soportar verlas juntas, así que se fue a caminar por los alrededores del campamento, distanciando su mente de sus pensamientos y sentimientos. No le gustaba sentirse como lo hacía, de ninguna de las maneras en la que se sentía, ni hacia Aurora ni hacia Nairi. Pero ahora necesitaba tomar una decisión, necesitaba saber qué iba a hacer... Aunque ya había tomado la decisión desde que le pidió a Nairi ir al campo de práctica.

—¿Aquí duermes? —preguntó Aurora, tras acostarse al lado de dónde dormía Nairi.

—Sí. —Aurora asintió y se quedó callada—. ¿Estás bien?

El suspiro de Aurora rompió un poco el corazón de Nairi.

—No —respondió y se le quebró la voz—. Pensé que me iba a tener que casar con ese monstruo, y después pensé que quizá no lograrían rescatarme. Tuve mucho miedo.

Nairi se acercó a ella y la abrazó. Acarició su cabello, ahora un poco enredado después del trajín del día, y besó su cabeza. La ternura que le provocaba le hacía querer hacerla sentir querida, protegida y, sobre todo, a salvo.

—Todo va a estar bien, ya no estas ahí. No te preocupes.

Aurora asintió, pero no sentía de verdad nada de lo que decía Nairi. Podía decirse que todo estaba bien, pero no se sentía bien. Nairi, queriendo reafirmar que todo iba a mejorar, sonrió más animada.

—¿Qué crees? Te tengo una buena noticia.

Se separó de ella y se sentó a un lado. Aurora levantó la cabeza de inmediato, atenta.



Leire Cortés

#3254 en Fantasía
#2200 en Joven Adulto

En el texto hay: retelling, magia, labelladurmiente

Editado: 16.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar