La guerrera durmiente: la maldición © [completa]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 23 | Una verdad del corazón

Las inmediaciones del castillo, tan de noche, parecían peligrosas. Sobre todo en la parte sur del castillo, la pegada al bosque, donde casi no había vigilancia más que ocasionales rondas de guardias que no hacían mucho esfuerzo, o eso le dijo Nanaia a Aurora.

Según había entendido, el castillo no estaba muy vigilado de noche, pues el rey sabía que, si cualquier intruso entraba, no llegaría muy lejos, no con la vigilancia detrás de las puertas del castillo. Y así sería más fácil atribuirle un crímen: entrar en el castillo.

El ala sur estaba especialmente descuidada, sobre todo porque se consideraba la más impenetrable, por lo que los guardias que llegaban a pasar sólo ojeaban sin poner mucha atención, dándole la oportunidad a Nanaia y Aurora de escabullirse y quedarse paradas en el punto de reunión acordado, al que llegó Nairi unos minutos después de ellas.

—¿Aurora? —preguntó, confundida, cuando llegó.

Nanaia le regaló a Aurora una sonrisa cómplice y la aventó hacia adelante.

—Ella será quien vendrá a recibir tus actualizaciones —informó Nanaia—. Yo sólo la acompañaré las primeras veces, para hacerla que aprenda todos los trucos.

Pero Aurora no escuchaba, y por la fija mirada que Nairi le ponía encima, tampoco ella parecía interesada en las palabras de su amiga.

—Las dejo, volveré en unos minutos.

—Qué gusto verte —dijo Nairi y dio un paso al frente, acercándose más a Aurora. Ahora estaban bastante cerca, tanto que incluso podían verse con claridad pese a la penumbra.

—Tenía que verte, te extrañé mucho.

Nairi sonrió y volteó hacia abajo. Dio un paso atrás, dejando más espacio entre Aurora y ella. Aurora, al ver el gesto, dio dos pasos pequeños hacia ella, quedando más cerca que la primera vez.

La cara de sorpresa de Nairi lo decía todo.

—¿Por qué viniste? —le preguntó.

—Tenía que verte —repitió.

Nairi la observó con los ojos entrecerrados, pero terminó sólo encogiéndose de hombros.

—Toma. Esta es la información. Encriptada como habíamos quedado.

Le dio un sobre e hizo amago de irse, pero Aurora no se iba a dar por vencida tan fácil.

—Nairi, espera —dijo, llamando su atención.

—¿Qué sucede?

—Vine aquí para decirte algo. —Nairi la observó con una ceja arqueada y se cruzó de brazos—. Me gustas.

Así, directa, como debía ser. Nairi dio un pequeño brinco y dos pasos para atrás.

—¿Qué?

—Que me gustas. Y que vine aquí para decírtelo, para verte porque es doloroso no tenerte cerca, y para preguntar si hay esperanzas para nosotras, si cabe la posibilidad de que lo intentemos.

Nairi la observó en silencio durante unos minutos interminables. ¿Había dicho algo mal? ¿Debió habérselo callado todo? No. No podría.

—¿No vas a decir nada?

—No me lo esperaba —confesó Nairi—. ¿Por qué me dices todo esto, de repente?

—Tenerte lejos duele —repitió—. Y apenas me di cuenta. Tenía que decírtelo.

El corazón le latía a mil, las ganas de correr eran muchas, pero las ganas de tocarla eran incluso más fuertes y la mantenían anclada al suelo, como si estuviera enterrada.

—¿Ya no te gusto? —cuestionó Aurora ante el horrible silencio de Nairi—. Yo lo entendería, pero necesito que me digas qué está pasando por tu cabeza, que me voy a volver loca.

—No es eso —negó Nairi y se acercó a Aurora. Tomó sus delicadas manos entre las suyas y la miró directo a los ojos, haciendo que Aurora se estremeciera—. Me gustas. Había venido aquí para olvidarte, para estar lejos de ti, y lo único que he logrado en todo este tiempo es querer verte cada día más.

—¿Entonces? ¿Qué significa? —Nairi se encogió de hombros—. Si te gusto, ¿por qué no vuelves con nosotros? Vuelve conmigo, ven al campamento. Todos te extrañan, aunque nadie más que yo.

Nairi le sonrió, mostrando sus dientes, cosa que no solía hacer. Incluso sus ojos le sonreían, y a Aurora le pareció el gesto más hermoso, tierno e incluso sexy de todo el mundo.



Leire Cortés

#3240 en Fantasía
#2229 en Joven Adulto

En el texto hay: retelling, magia, labelladurmiente

Editado: 16.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar