La Hija De Poseidon [1.1]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 10| Poderes

Y L E N I A🌊🌊🌊

Y L E N I A
🌊🌊🌊

Estaba en mis más placenteros sueños cuando siento que mi cuerpo empieza a enfriarse. Me levanto de golpe y empiezo a gritar. Estaba cubierta por pequeños cubitos de hielo mientras Adonis se reía. Los cubos de hielo me estaban helado el cuerpo por lo cual mi reacción natural era gritar. Mi querido supervisor cae al suelo riéndose. Mi prima Aileen que se había quedado en mi cabaña entró corriendo a mi habitación.

– Adonis me las pagarás – me levante con la ayuda de mi prima

– tendrías que haber visto tu cara – decía el riendo más

– ustedes dos están locos – Aileen mencionó saliendo de la habitación

Me dirigí a donde estaba Adonis y me tiré encima suyo. Utilizando los mismos hielos que puso en mi cama se los metí entre el buzo. El comenzó a retorcerse por el frió de los hielos. Comenzamos a forcejear yo intentando meter hielo en su buzo y el intentando tomar mis manos. Hasta que Adonis atrapó mis manos y terminó ganando. Nos levantamos del suelo, pero yo le intente aplicar una maniobra. Lo tome de los brazos antes que el intente soltarse pase mi pierna detrás de la suya para que se caiga. Pero salió mal yo termine en el suelo con Adonis encima de mí. Nuestras respiraciones parecían unirse lo sentía tan cerca de mí que me incomodó un poco. Pero de pronto comenzó a reír y me contagió la risa también. En menos de cinco segundos los dos estábamos tirados en el suelo riéndonos. Me levante del frío suelo yendo a mi baño debía prepararme hoy sería un duro entrenamiento. Me bañe con agua calentita. 
Baje con ropa cómoda y antes de ir algún lado revise mi celular. Estaba a tiempo podía ir a desayunar a la cafetería del campamento. Camine hacia allí pero justo antes de llegar. Veo como un balde con un líquido espeso color rojo cae encima de Alysa. Una chica alta le arroja pieles de animales mientras otras dos le tiran pompones de colores. Tape mi boca para no reírme, Alysa estaba furiosa y un chico intentaba calmarla. Las tres chicas que supongo son las responsables de la broma no paraban de reír. Alysa pega un grito y las puertas de la cafetería se abren de par en par. Pude notar como Damián estaba cubierto por pintura azul, plumas y polvos de colores. Definitivamente agradecía no formar parte de la cabaña de Artemisa y Afrodita.

– en cualquier momento este lugar se convertirá en campamento de vampiros con tanta sangre que tiran en bromas – Adonis mencionó a mi lado

– llegas a tirarme un balde de sangre y tu cabaña terminará como la Atlántida – lo amenace mirándolo de reojo

– tranquila princesa no habrá sangre – levanto sus manos en si nomino de rendición

– eso pensé – caminamos para entrar en la cafetería

– Hola Princesa Ylenia – me saludo un grupo de chicos, cuando pase por su mesa. Los salude con la mano para ir por mi desayuno.

– Hola Princesa – otro grupo me saludó. Salude a las chicas me parecía tan raro ser algo así como popular en el instituto era conocida por ser la amiga de la chica con la que salía Max, pero aquí era popular por ser yo. Es que ayudaba a todos en lo que podía, muchos me pedían que enviara recados a sus papas ya que me visitaban mucho mis primos les podía dar las notas para que ellos las envíen. Seguí saludando al resto de jóvenes que me saludaban y pedí mi desayuno. 

– por las algas muero de hambre – me senté en una mesa que estaba vacía

– con permiso – se sentó Adonis a mi lado

– buenos días – Agatha saludo con cara de pocos amigos

– Agatha ¿quién le hizo la broma a Damián? porque a Alysa vi que fueron Eira y sus hermanas – pregunté curiosa

– fue Penny junto a sus amigas – tomo una magdalena y le dio un mordisco

– diría que es lindo ser hija única pero cuando tienes a tu supervisor para hacerte bromas no corres con suerte – señale al mencionado y la peli rosada comenzó a reír

– yo hubiera deseado no ser la capitana de mi cabaña, pero me toco esa responsabilidad – argumento riendo Agatha

  🌊🌊🌊 

Una larga semana ya ha pasado desde que llegué al Campamento y eh avanzado bastante con mis poderes. Sabía que tenía mucho poder lo cual no me costaba controlarlo. Lo que más me costó fue el controlar la marea es tan inestable e incontrolable. Hasta que entendí que controlando mis emociones podía hacerlo con el mar. También aprendí a luchar con espadas ya que siendo una semidiosa nunca está de más saber defenderme de monstruos. Aprendí a controlar el agua a mi favor podía hacer que tuviera formas o se moviera en mi dirección cuando necesitaba curarme, pero también hice muchos nuevos amigos, aunque extrañaba muchísimo a Zoe.
Pero no solo eso me tenía preocupada sino también fue lo que me dijo Agatha al respecto del hechizo de amor.



Danny Baladon

#223 en Fantasía
#28 en Paranormal
#9 en Mística

En el texto hay: hija de poseidon, semidiosa, poseidon

Editado: 23.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar