La Hija De Poseidon [1.1]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 24| Lazo de hermanas

A D A R A🌹🍎🌹

A D A R A
🌹🍎🌹

Estaba aprontando mis cosas de último minuto mis pociones, mis libros, vestidos. Finalmente tome mi collar era diferente al de mis hermanos y hermanas. El mío tenía una manzana flechada mamá jamás me explico por qué el mío era diferente solo decía que era especial. Nunca quise cuestionar a mi mamá por lo cual nunca más volví a preguntar.

Tenía todo terminado de empacar me encuentro con una manzana dorada parecía oro en la cabecera de mi cama. Sabía quién era la responsable por lo que no le di mucha importancia al asunto de la manzana. Cuando ella vea que no le prestó atención se mostrara sin necesidad de que la tenga que llamar a veces era un poco arrogante, Alida.

– no me prestaras atención eso duele Adara me haces sentir la manzana podrida del cajón – como predije Alida apareció sentada en mi cama con los brazos cruzados y una sonrisa picara.

– ¿Alida si no te das cuenta estoy empacando? dime que quieres debo irme – abrí la puerta no me agradaba para nada Alida. La única vez que intente ser amable con ella me gane una broma y que mi cabello terminara cubierto por manzanas. Desde ese momento seguí el consejo que me dio Helen ignorarla por completo y ella me dejara tranquila.

– está bien te lo diré rápido – ella tomo la manzana dorada que había dejado sobre la cama para después morderla. Trago el trozo del fruto para después agregar – tu y yo somos hermanas – hablo restándole importancia como si lo que acababa de decir fuera algo normal. Como si me dijera que afuera estaba a punto de llover.

– ¿qué te pasa? ¿las manzanas te pudieron el cerebro o qué? – pregunte burlona ante la estupidez de su noticia.

– no mi querida Adara mi mamá te dio su bendición y parte de sus dones como a mí, pero tu si naciste de Afrodita tienes su bendición y sus dones por herencia – me miraba con seriedad explicándome como si fuera una niña pequeña la cual no entiende – si un dios te bendice y de da parte de sus dones aunque seas hijo de orto dios eres como su hijo, a menos que seas hijo de uno de los tres grandes – puso su mirada oscura en el collar que descansaba sobre mi pecho. Por instito puse mi mano sobre mi dije el que es diferente al de mis hermanos – nunca te preguntaste ¿porque tienes una manzana con una flecha incrustada? – acercandose a mi alzo su mano hasta que toco mi dije – tienes parte de tus dos madres de Afrodita y de Eris, tienes algo de las dos pero más de Afrodita obvio por herencia – dejando mi dije se alejo volviéndose a sentar en la misma posición de antes.

– es por eso que mi mamá decía que era especial ¿pero por qué tu madre me dio su bendición y parte de sus dones? – Estaba confundida pero podía manejarlo ser una semidiósa me curo de espantos y manejar esta nueva información no me atemorizada tanto.

– mi querida hermana porque mi mamá le debía a la tuya un favor, y se lo pago dándole su bendición y dones a la hija que Afrodita crea ser la más capaz de controlar – con uno de sus dedos jugo con su cabello, al parecer la noticia no la afectaba.

– yo, pero y Agatha ¿qué? – yo no era capaz de controlar apenas los poderes del amor como para controlar la discordia por Zeus en que dilema me metió mi mamá.

– ella es la suplente de tu madre, pero puede controlar un poder sola, pero necesita de ti y tus hermanos y hermanas, pero tú eres especial porque en ti está el amor y la discordia – ella se levanto acercandose hacia mi y me abrazo haciendo que cada parte racional de mi cerebro que me decía que la alejara se esfumara – y recién me entero que eres mi hermana mi mamá sí que genera discordia hasta en la vida de sus hijas. Adara sé que nunca nos llevamos muy bien, pero eres mi única hermana mi mamá no tuvo más hijos desde que yo nací y quiero poder ser tu hermana, tener lo que tienes con Agatha amor de hermanas – se separó de mi para ver mis rosados ojos. Me daba un poco de pena Alida siempre estuvo sola en el campamento ya que no tenía hermanos. Todos la molestaban incluida algunas de mis hermanas y hermanos, la culpa era como un monstruo que me carcomía por dentro. Yo también había intentado ser amable con ella pero gane una de sus crueles bromas y me aleje. Solo por el perjuicio que otras personas le tenían comencé a tenerlo yo también con ella.

– está bien Alida tendremos una relación de hermanas, pero promete que no harás nada malo contra mis amigos – la mire seria. No quería que ningún hijo de los dioses saliera lastimado

– está bien lo prometo – Alida me abraso estrechándome contra ella. Después de todo no era un fenómeno mi vida tenía un sentido y sabía quién era en verdad.

 Después de todo no era un fenómeno mi vida tenía un sentido y sabía quién era en verdad



Danny Baladon

#266 en Fantasía
#32 en Paranormal
#9 en Mística

En el texto hay: hija de poseidon, semidiosa, poseidon

Editado: 23.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar