La Hija De Poseidon [1.1]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 44| Tadeus?

A P O L I Ó N🔥🔥🔥

 

A P O L I Ó N
🔥🔥🔥

- ¿por qué no puedo regalar manzanas con caramelo? - decía Alida con una bandeja llena de manzanas acarameladas de colores

- ¿a ti te gustaría que te regale serpientes? - sonrió Demi acariciando el cabello de su novio

- ¿o que te regale caracoles marinos? - mi prima le siguió el juego y comenzaron a reírse

- entiendo les regalaré otra cosa, tomen las manzanas de todos modos - nos pasó la bandeja para que tomáramos las manzanas

- ¿Apolión podemos hablar? - Diana había estado actuando muy raro todo el día. Es la primera Navidad que pasamos lejos de la casa de mis padres y creo que se puede sentir incomoda. Pero creo que algo más le pasaba que me estaba ocultando.

- Si - tome su mano pero ella se apartó brusca. Que está pasando. Salimos al patio trasero de la casa de la tía Nerea. Ella se sentó en un columpio y me dejó espacio. Me posicione a su lado mirando la casa vecina para luego preguntarle.

- ¿qué pasa mi flor? - me preocupaba de verla en ese estado por lo general siempre reíamos, peleamos y pasamos haciendo bromas. Pero ahora estaba apagada y su sonrisa no parecía querer salir. Su labio tembló para luego hablar.

- Máx él me dijo que era aburrida, que...debía...darle la prueba de...amor - lágrimas comenzaron a salir de sus ojos rodando por su suave mejilla. La abrase teniendo las ganas de matar a Max esta vez sí me las paga el maldito

- mi flor eres una chica estupenda me sacaste de ese poso depresivo en el que estaba entrando por Agatha, yo haré lo mismo por ti te apoyo en lo que decidas pero...Máx es un maldito idiota no puede decirte eso - la aparte de mi para tomar su cara en mis manos. Viéndola a los ojos bese su frente con delicadeza

- Apolión...Máx intento por la fuerza que estuviera con él - su llanto se intensifico aparto mis manos de ella y se abrazó a sí misma.

- ¿lo logró? ¿Te hizo algo más? ¿Estas lastimada?

- no llegó a hacerme nada Electra fue conmigo a la fiesta y me empezó a buscar cuando desaparecí. Me encontró en uno de los cuartos llorando y con Max besándome por doquier. Lo quitó de encima de mí Eira la ayudo a mantenerlo encerrado en la habitación hasta que salimos de la fiesta - estaba temblando y se mecía hacia delante y hacia atrás se mantenía abrasada con fuerza.

- ¿sólo lo saben esto Electra, Eira y yo? - me senté de cuclillas enfrente de ella tome sus manos y las acune en las mías sobre sus rodillas

- No también lo saben Ylenia y Aileen - sorbió las lágrimas ocultando su rostro con su cabello. Parecía estar en una especie de trance - pero les dije que no te lo dijeran era algo que tenía que decirte yo - volvió a llorar. Me senté a su lado en la hamaca y la abrase diciéndole cosas dulces para que ella sepa que no está sola.

- te protegeré de todo y todos, nada malo te pasará de ahora en más - bese su frente y ella se acuno en mi pecho aferrándose fuerte. Como si temiera que la dejara sola, algo que jamás pasara.

- gracias Apolión eres el mejor, te quiero sombritas por siempre y para siempre - escondió su rostro en mi pecho sonriendo

- no agradezcas eres lo mejor que me pudo pasar cuidaste de mi cuando pequeño ahora me toca a mí, te quiero mi flor por siempre y para siempre - bese la coronilla de su cabeza, acariciando sus suaves cabellos

- Apolión, Diana vamos dentro Nerea ya tiene la cena pronta - el grito de Alida nos sobresalta.

- Ya vamos - Diana escondió su rostro en mi pecho para que la pelirroja no la vea llorar.

- Está bien, Apolión si descubro que Diana llora por tu culpa dejaras de ser su mejor amigo - me amenazó la pelirroja

- Tranquila señora del caos - me burle de ella

- ya dejen de pelear vamos adentro - Diana se separó de mi

- ya dejen de pelear vamos adentro - Diana se separó de mi

Y L E N I A
🌊🌊🌊

Al terminar la cena de navidad con Adonis contamos como nos fue en la Luna de miel y mostramos fotos. Estuvimos viajando por toda Grecia pasando por lugares turísticos y probando toda la comida de nuestra tierra. Fue sorprendente que no necesitamos hablar en inglés porque entendíamos a la perfección el griego sin haberlo estudiado. Adonis me contó que es parte de nuestros genes algo que viene incorporado.

La estadía en el hotel fue muy placentera. Nuestra primera noche no la olvidare jamás. Luego de caminar todo el día cenamos en un restaurante lujoso, cenamos Mousakás comida típica de Grecia. Cuando volvimos al hotel, Adonis pidió que subieran una botella del mejor vino que tengan. Tomamos un poco y él puso algo de música lenta para bailar los dos y cuando nuestras miradas se conectaron nos besamos. Sus manos viajaron por mis brazos hasta llegar a mi mano donde me quito la copa. Se separó de mí dejando las copas en la mesa y volvió a besar mis labios con desespero. Mi cuerpo parecía quemarse al paso de sus manos por este. Me quito el vestido lentamente y me apoyó en la cama con delicadeza. Bajo sus besos por mi cuello llegando a mi pecho donde mi collar comenzó a brillar. La marca en mi muñeca también lo hizo. Note que su collar y su marca también lo hacían. Nos estábamos conectando uno con el otro esto es perfecto. Adonis paso su mano por mi espalda desabrochando mi sujetador dejando al aire mis pechos. Cerré mis ojos y me deje llevar por sus caricias suaves y lentas. Nuestros cuerpos parecían estar hechos a medida porque encajaban perfectamente.



Danny Baladon

#224 en Fantasía
#30 en Paranormal
#8 en Mística

En el texto hay: hija de poseidon, semidiosa, poseidon

Editado: 23.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar