La hija de Zeus y Hera [1.2]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 22| Ataques

Damián

– Damián – Alex estaba pálido apenas si podía respirar con normalidad

– Alex – mi hermana extendió los brazos asustada queriendo explicar lo que estaba sucediendo.

– Peny – intente romper la tensión que era palpable en el ambiente. Penny contuvo su risa entre sus manos al ver que su novio seguía con la misma cara

– estas vivo – dejo la comida sobre la cama de mi hermana, camino unos pasos hacia mi pensé que me golpearía. Porque estuve fingiendo ser un muerto y ahora aparezco de la nada.

– Alex te puedo explicar... – escuche que decía Penny, pero Alex me abrazo. Le devolví el gesto porque sabía que le alegraba verme vivo y que su novia ahora estaría mejor.

– ¿cómo es posible que estés vivo? – pregunto Alex con un notable tono de alegría en su voz

– es una larga historia, pero tiene que ser un secreto – me volví a sentar en la cama de mi hermana tenía la sensación de que si me mantenía un minuto más en pie me caería.

– pero Aileen ella está muy mal y agg Artemis se está aprovechando de esa situación – veía al descendiente de Ares caminada de un lado a otro en la habitación. Juraría que se podría marear, pero el que se estaba mareando era yo de tan solo verlo y de un lado a otro. aparte mi mirada de el para ver a mi hermana que no sabía que le pasaba a su novio.

– lo sé, pero por ahora no puedo volver mi madre tiene un plan y no puedo estropearlo – agache a cabeza no podía ver a mi hermana tan delgada y destruida por mi culpa.

– te apoyaré en todo lo que necesites Damián – Alex apretó mis hombros con algo de fuerza. Es la primera vez en meses que tengo esperanzas, pero sé que esto acabara mal no soy idiota. Lastime demasiado a Aileen como para saber que cuando vuelva a ella me odiara o estará feliz ya no se nada.

– gracias hermano gracias por cuidar de Peny y mi princesa del rayo – apenas me salió una mueca queriendo volverse sonrisa, pero solo quedo en eso una mueca.

– bien ahora que ya sabemos la verdad, me gustaría comer algo la verdad ver la pizza me abrió el apetito – Penny se tiro en la cama tomando una rebanada de pizza. Que degusto con mucho placer se veía con hambre.

– algo quiero saber antes de comer ¿fuiste tú el que deshizo el hechizo del olvido de la princesa? – lo veía conteniendo la sonrisa sabía que él quería lo mejor para Aileen apenas si se hablan, pero ella les gana el cariño a todos con apenas una sonrisa.

– si fui yo no podía dejarla así confundida – rasque mí nunca recordando como la había visto ser consolada por el idiota de su protector que se estaba aprovechado de la situación.

– vas a tener que ayudarme con Aileen a cuidarla de tu hermana Alysa ella quiere vengarse por tu muerte – el joven guerrero dejo de pasearse para verme pidiendo ayuda con la mirada. Sabía que mi hermanita buscaba venganza, pero Aileen no es la culpable de nada.

– lo se escuché cuando ella la acusaba con Artemis de ser la culpable de mi muerte – si mi madre tiene un plan que se apresure y deje de andar besuqueándose con Ares si no quiere que Zeus nos mate a todos por que dañaron a su pequeña rayito.

Aileen

Empapada de pies a cabeza me encontraba frente a la puerta de la habitación de Damián. Respire hondo abriendo la puerta de la habitación respirando ese peculiar aroma a desodorante masculino. El aroma de Damián trae nuevos recuerdos a mi memoria y una débil sonrisa se escapa de mis labios. Entro dudosa a la habitación y las luces se encienden corazones caen del techo. Caen al suelo y se vuelven humo, mirando el techo extiendo mis brazos girando mientras más corazones caen del techo. Lo extraño mucho. Todo cambio en la habitación los corazones se volvieron negros y dejaron de caer. Una habitación lectora del ánimo esto es muy de su estilo o era. Mire a mi alrededor y en el escritorio observo una nota que tiene mi nombre.

¨Para mi princesa del rayo con amor Damián¨

Tome la nota y debajo de esta había un USB guarde eso en mis bolsillos temiendo que se estropeara por mi ropa mojada. Sería mejor que lo llevara en la mano y viera lo que sea que este aquí guardado.

– lo extrañas demasiado ¿no? – me giro encontrándome con los oscuros ojos negros de Apolion.

– ahora que recuerdo todo me es inevitable no extráñalo Apoli – mire de nuevo el techo, pero no pasó nada. Chico listo preparo esto para cuando yo este sola.

– sabes Aileen yo cuando termine con Agatha me pareció el fin del mundo, pero tu perdiste a tu novio para siempre y lo vas intentando superar, realmente eres muy fuerte prima – me abrazo, pero yo no me sentía para nada fuerte al contrario me sentía débil.

– no sé si soy fuerte primo este dolor que tengo en el corazón esta y siempre estuvo cuando perdí la memoria es algo que no sé cuándo curara – escondí mi cabeza en su pecho aferrándome a su ropa para no llorar.

– escucha Leen existe una posibilidad que Damián no haya muerto – acaricio mi cabello con cuidado, pero yo me separe de golpe de el al asimilar las palabras



Danny Baladon

#427 en Fantasía
#64 en Paranormal
#23 en Mística

En el texto hay: hijadezeusyhera, princesadelolimpo, diosadelcielo

Editado: 07.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar