La hija de Zeus y Hera [1.2]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 42| A salvo

Damián

💝💝💝

Aileen desapareció en cuanto Merope la golpeo. Desesperado corrí hacia donde estaba mi princesa, pero solo encontré su corona tirada en el suelo. La tome entre mis manos sin saber muy bien donde buscar a Aileen, hasta que aparece otra chica de aproximadamente unos veinte años de edad. Es alta con el cabello negro hasta la altura de su cintura, vestida con un vestido griego azul oscuro que realzaba su silueta esbelta.

– ¿eres Damián? – la voz de la joven era dulce casi como la melodía del viento.

– si – hable con algo de temor, últimamente me cruzo con puras locas que solo quieren dañar a mi princesa del rayo.

– entonces debes venir conmigo – la chica tomo mi mano y una luz nos cubrió a ambos. Cerré mis ojos temiendo lo peor y cuando dejé de sentir la mano de la chica sobre la mía abrí mis ojos viendo que estábamos en un bosque. Un enorme y extenso bosque todo era muy oscuro apenas se podía ver por la poca luz que dejaban pasar los árboles. Con la mirada recorrí el sitio y encontré a Aileen tirada en el suelo y a unos metros lejos de ella estaba la chica que la golpeo. Corrí hasta llegar a mi princesa del rayo lucia pálida sus labios rosas estaban de un color casi blanco, su cabello rubio parecía perder el brillo es como si se estuviera debilitando como si su energía se acabara.

– Aileen – moví su rostro con cuidado, pero ella no parecía reaccionar a mi llamado. – princesa….

– agoto su energía si no la llevas al olimpo ahora será mejor que te despidas de la princesa mi hermana utilizo un hechizo para acabar con su vida ella absorbió su vida – la joven se quitó un collar que llevaba en el cuello y lo coloco sobre el pecho de Aileen y comenzó a brillar. El cabello de Aileen volvió a tener su color natural pero no parecía mejorar del todo. La morena cayo de rodillas frente a nosotros se puso más pálida de lo que ya es. – eso será suficiente para que soporte el viaje al olimpo debes irte ya yo intentare sacarle a mi hermana lo que le robo a la princesa debes irte – hablo jadeante quitando el collar de encima de mi princesa y volviendo a colocarlo en su cuello.

– gracias – me puse de pie cargando a mi princesa en mis brazos y cerré mis ojos para transportarnos al olimpo. Cuando abrí los ojos miré a Aileen y su cabello volvió a opacarse de inmediato comencé a correr a la enfermería mientras gritaba. – ayuda, necesito ayuda – grite con desespero irrumpiendo en la enfermería.

Rápidamente Asclepio1 tomo a Aileen entre sus brazos y la llevo a una camilla donde sus hijas Laso2 y Aceso3 lo ayudaban. Una de las ninfas me saco diciéndome que no podía estar allí dentro. Cerrando la puerta en mi cara grite que me dejaran estar con ella, pero mis ruegos no fueron escuchados. Al cabo de dos minutos estábamos todos esperando frente a las puertas de la enfermería donde nadie salía. Apolion caminaba de un lado a otro, Ylenia estaba abrazada a Adonis que la consolaba zurrando cosas en su oído. Alida abrazaba a su novio mientras lloraba escondiéndose en el pecho de Calisto. Demi estaba apoyada en la pared mirando un punto fijo en el suelo. Adam estaba sentado en el suelo abrazando sus rodillas sin decir palabra alguna. También estaban mis hermanas Agatha y Alysa con Artemis ambos muy preocupados por mi princesa. Nadie se atrevía a decir nada lo cual apreciaba no quería gastar tiempo dando explicaciones cuando lo único que quería era ver que Aileen se encontraba bien. 

Un grito desgarrador se escuchó en la habitación de enfermería lo cual nos alteró mucho a todos y comenzamos a golpear la puerta pidiendo explicaciones de que estaba pasando. El olimpo enterró tembló cuando un estruendo se escuchó todos volteamos a ver lo que causo el ruido. La luz era cegadora hasta que dejo de brillar y delante de nosotros aparecieron imponentes los reyes del olimpo Zeus y Hera. Otro grito desgarrador se escuchó del otro lado de la puerta y Zeus cerro sus ojos tomando la mano de su esposa. Caminaron hasta la puerta donde los dejamos pasar y estas se abrieron. En un intento desesperado por saber que pasaba logre ver a mi princesa del rayo en la camilla llorando y sufriendo descargas eléctricas. Tenía un poco más de color en su piel no estaba tan pálida, pero ella luchaba por zafarse del agarre de Asclepio. Las puertas se cerraron dejándonos a todos con la duda de que estaba pasando.

– duele – escuchamos que grito Aileen. Cerré mis ojos deslizándome en la pared desesperado por querer ver a Aileen.

Por los pasillos escuchamos unos pasos algo lentos y un jadeo cansado Ylenia se separó de su prometido para avanzar al medio del pasillo. Un jadeo de horror se escapa de sus labios y la vemos correr hasta perderse en el pasillo. Adonis fue rápido tras de ella, al cabo de unos minutos aparecieron con Emma que se veía algo mal todavía muy débil. Adam corrió hacia ella rodeándola con sus brazos y apenas apretándola para darle un abrazo.

– ¿dónde está Aileen? – su pregunta nos deja a todos sin saber que decirle, nadie quería responder esa pregunta.

– ella está en esa habitación, pero aun no podemos verla – le respondió Demi. Las estrellas parecen estar alineadas para que todos decidan aparecer en estos momentos. Con una luz blanca apareció la misma chica que me ayudo hoy pero ahora lucia cansada su ropa estaba rota y sucia de tierra.



Danny Baladon

#507 en Fantasía
#85 en Paranormal
#30 en Mística

En el texto hay: hijadezeusyhera, princesadelolimpo, diosadelcielo

Editado: 07.05.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar