La hija del laverinto

Tamaño de fuente: - +

cuando la vi otra vez

Era de noche, estaba en su cuarto apunto de dormirse cuando algo en ella empezó a sentir emoción, su hermano pequeño estaba en su cuarto, venia a decirle buenas noches a lo cual le respondío que si antes de dormir quería jugar, el le dijo que si de manera inmediata como cualquier niño de su edad. Al poco rato su mamá entro en el cuarto aterrada, su hermanito había gritado de una forma espantosa, le había torcido el brazo pero de alguna forma eso le estaba divirtiendo, la madre y el padre desidieron regresarla al orfanato ya que no era la primera vez que ocurria una situasion paresida con ella pero esta vez se haba pasado, estubo apunto de desprenderle el brazo del cuerpo. Esta situasion ya no era extraña para cada orfanato en el cual alla estado alguna vez.

-Ya son barias las familias las que te han regresado en estos últimos diez meses, quedamos que esto no iba a seguir así Melania, dentro de unos días cumples los dieciocho años y desde que tus padres te dejaron en la oficina no has hecho nada mas que provocar que te estén regresando todas las parejas que te adopten, que te estén cambiando de orfanato y hasta de ciudad debido a que ya pásate por todos los orfanatos de ese lugar, creo que nunca a existido una persona la cual allá estado en tu situación, ni siquiera la psicóloga sabe porque tienes ese tipo de comportamientos con todos los que te rodena- dijo ella antes de que Melaniase acercra para torcerle la mano de manera leve pero dolorosa.

- Creo que no te acuerdas pero en mi informe dice que ami me separaron ustedes de mi padre, pero no te preocupes no te are gran daño por ese pequeño error- dijo mientras le soltaba la mano- creo que mi cuarto sige siendo el mismo así que me volveré a instalar en el- dijo mientras se calmaba, como si no hubiera pasado nada abriendo la puerta

- es pera, tu cama ya fue asignada a alguien mas así que te daré otro cuarto al lado de donde testadas antes pero esa vez estarás sola- dijo Alala, de forma asustada

En ese momento Melania empezó a desprender un aura color violeta en pequeñas proporciones la cual cubrió a Alalá de tal forma que ella se orino en la silla, como si Melania la hubiera asustado de manera muy espantosa lo cual la divirtió mucho hasta que escucho los pazos de alguien mas caminando por el pasillo lo cual la hizo volver a la realidad asiendo que el aura regresara a ella como si nada hubiera pasado.

-esta bien acepto la habitación- dijo Melania de forma tranquila, casi alegre, su voz era como la de una niña la cual era muy reconfortante para quien la escuchaba.

-Me alegra que la aceptes,- dijo Lala, la cual estaba entrando recientemente en la oficina de su Gemela Alalá- Alalá ve a cambiarte de pantalones y limpia esos orine tuyos- dijo mirando a su hermana- Melania acompáñame, te mostrare tu nueva habitación

-ok- dijo Melania de manera angelical 

se dirijieron a la futura abitacion de Melania, la cual estaba situada frente a la que antes era de ella cosa la cual no le agrado mucho hasta que vio quien salio de ella. era Maya, una chica de su edad la cual la conocio en anteriores orfanatos en los cuales habian estado, por alguna razon ella tambien la tenian que estar cambiando de orfanato y digo que por alguna razon por que ella siempre tenia buena conducta por lo tanto todo mundo le tomaba cariño de forma rapida cosa la cual hacia que al final todos la extrañaran mientras que ocurria lo contrarion con Melania, todos le temian con facilidad, y no es de extrañarse ya que esa es la razon por la cual ella tenia que estar cambiando,siempre tenian que estar vigilando de que ella no estubiera lastimando a alguien a a algun animal aunque ultimamente ella no hasia el daño de manera presensial ella era la culpable de alguna forma.

estaba apunto de entrar a su habitacion cuando -maya la vio, en un principio le extraño encontrarla ya que cuando ella llego le dijeron que Melania ya habia sido adoptad, otra vez, pero como ella ya iba a cumplir la mayoria de edad penso que no regresaria al lugar.

-¡Melania!- grito Maya desde su habitasion con emosion.

Melania desidio ignorarla mientras entraba a la habitasion asignada, pero no por que no quisiera hablar con ella sino por que en su mente solo tenia la idea de descansar pero como se trataba de Maya ella no se quedaria con la palabra en la boca hasi que desidio entrar despues de que Lala la dejara instalarse.

-Melania ¿Por que me has ignorado? 

- Por que queria entrar a mi habitasion y descansar algo

- Me alegra berte otra vez- dijo de manera emosionante

- Enserio, a mi no- dijo en un tono seria

- Es mentira pero bueno te dejo descansar Melania, nos vemos al rato

- Nos bemos al rato Maya- dijo esbosando una lebe sonriza sinsera mientras Maya se retiraba de la habitasion.

La verdad es que si le alegraba verla ya que ella es la unica amiga que tiene en el mundo ya que todos siempre le temen y no es para mas ya que es la unica persona la cual no a lastimado de manera severa y es que ella es la unica persona la cual sabe que posee un aura menos amenasante, en pocas palabras ella no ha dañado a nadie de manera ocasional lo cual le impresionaba por que hasta los niños dañaban a alguien al momento de pelear con algun otro niño.

Cuando empezo a instalarse iba recordando el dia en que conosio a su mejor amiga y a la unica persona que protejeria de si misma.



Fantasma

Editado: 07.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar