La Inmortal [pausada Temporalmente]

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 6


 

 

—¿Broe, tienes los resultados del señor Nolan Boland?

—Eh..si espera está en mi escritorio—hablo buscando los resultados—Toma.

—Gracias.—respondió su compañera—Oh se me olvidaba Arthur te busca.

—Claro, enseguida voy.

Eir camino por un pasillo blanco del hospital extrañadamente ese pasillo estaba solo cuando era el más usado por los médicos y enfermeras para llegar al laboratorio.

De repente empezó a ver borroso, sintió un pinchazo en su sien, era molesto y un pitido en sus oídos que hizo que se quede en pleno pasillo.

Eir...

Su sien dolió más.

Eir...

Su vista se volvió más borrosa.

Eir...te nececito...

Sangre empezó a salir de su nariz.

Ven...Eir...

—¿Qui...quien eres...?—pregunto jadeando, sintiendo como si su cabeza fuera a estallar.

Eir...te perdono...vuelve...

—¿Qué?

Soy Da...

—Señorita Maxey, ¿está usted bien?.

Escuchó una voz gruesa que la trajo al mundo.

—Eh, si, si, doctor.—hablo, viendo a su alrededor, ya no sentía molestia en su cabeza, su nariz no sangraba, y no estaba mareada, estaba parada en medio del pasillo viendo al frente como una estatua.

—¿Esta usted segura?—pregunto el doctor, robusto y canoso.

—Si doctor, no sé preocupe, recordé que no le dejé comida a mi gato.

El doctor la miro, analizado su respuesta, pero luego de unos minutos solo se encogió de hombros y se despidió perdiéndose por el pasillo.

Eir suspiro cansada.

—¿Que diablos fue eso?—se pregunto caminando a la oficina de su jefe.
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


—¿Crees que funcione?—pregunto Daven.

—No lo sé.—respondió Einar.

—Eres un brujo, ¿como es que no sabes?—preguntó incrédulo.

—La magia de...ella, es diferente a la mía.

Daven suspiro agobiado, muy en el fondo tenía la esperanza de que la Inmortal fuera buena, y los ayudará, que terminara esa guerra.

—Yo si creo que funcione, Dalla se ve muy confiada.—hablo Bera quién llegó sin que ellos la sintiera, mientras se sentaba en las piernas de Daven, quién gruñó.

—Pues no nos queda de otra más que esperar—hablo Einar y al no sentir respuesta por parte de sus amigos volteo a verlos.

Gran error.

Daven y Bera estaban a un paso de tener sexo enfrente de el.

—¡Iug!, ¡que asco!—se quejo mientras se levantaba y se iba al patio delantero de la casa.



 

...




 


—¡Kirby, llegué!—grito Eir al entrar a su casa.

El gato negro que estaba en la ventana salto transformando en un joven de quince años.

—Que bueno por qué tengo hambre—hablo.

Eir soltó una risa divertida, pero está se detuvo cuando su cabeza dolió horrores.

—Mi señora, ¿está bien?

—No, no estoy bien mi cabeza duele.

Kirby corrió a su lado y la agarró de los brazos para sentarla en el sofá negro de cuero.

—¿Quiere que le busque algo?

Eir escuchaba la voz de Kirby muy lejana.

Eir...

Sus ojos se aguaron por la desesperación que sentía

A llegado la hora de que esto acabé Eir...

Eir...soy Dalla...

Te necesito...

Reino Unido...

—Dalla...—jadeo Eir—Dalla me necesita Kirby...—hablo antes de desmayarse.

Datos*

¿Que les a parecido el capítulo?

Nos leemos el próximo Martes.

Saludos

Marilú💙



Marilú Chino

#757 en Ciencia ficción
#4470 en Otros
#658 en Aventura

En el texto hay: amor y seres sobrenaturales y mucho mas

Editado: 20.11.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar