La Leyenda de Erick El Grande

Tamaño de fuente: - +

CAPITULO I

Empezaremos por el principio de nuestra historia, como todo buen narrador hay que seguir los términos ya establecidos para contarte esta historia.

Había una vez…. Creo que en realidad, esto no quedaría bien, mejor la contare a mi manera –es más interesante-

Alguna vez escuchaste sobre una tierra llamada “”. Creo que no, ya que en los libros de historia esta tierra jamás existió, pero te arruinare lo que has aprendido…. Todo lo que te han enseñado es una gran mentira.

Te preguntaras ¿Por qué?, bueno la respuesta a esto es fácil, nadie quiere decir que un solo hombre derroto a todos sus antepasados y conquisto sus actuales países de la manera más épica y que fue creciendo tanto que logro tener un ejército que domino casi todo lo que se conoce como tierra.

Pero volviendo al tema, les contare desde el principio, porque si no nadie me entenderá.

Hace mucho pero mucho tiempo, en las tierras nórdicas, donde el frio era el clima esencial, los hombres eran hombres y luchaban a diario para sobrevivir, donde el salir al mar no era un pasatiempo, sino una necesidad para buscar alimento, donde luchar era la tarea diaria y sobrevivir a las bestias y domesticarlas era la prueba final para ser considerado hombre.

Esta tierra era muy grande y sus ciudadanos eran unidos, solo que cuando los atacaban, eran realmente pocos los que regresaban a casa, ya que aquí no existía lo que en muchos sitios ya existía, no tenían rey, emperador, gobernantes, ni un líder que los guiara, eran nada mas ellos que como una familia todos se protegían entre sí.

En esta vasta tierra había un lugar alejado del centro de la ciudad, una llanura y allí vivían aquellas personas cuya fuerza no era su manera de sobrevivir, sino que ellos eran los que mantenían los cultivos, lo que hacían hasta lo imposible para proveer a la ciudad central de granos básicos y dar apoyo a los heridos de sus combates por proteger sus tierras.

En esta llanura se encontraba nuestro pequeño protagonista, aquel que en los días más difíciles vio la luz, aquel que en tierras golpeadas salió con una sonrisa del vientre de su madre no sabiendo nada del mundo que lo rodea, aquel que más tarde vería y comprendería lo duro que es la vida, pero que a pesar de ello hay que seguir adelante, y que la venganza en ocasiones es buena, pero es un arma de doble filo si no se sabe manejar.

Pero estaba omitiendo algo, creo que lo esencial de la narración, ellos en la única persona que creían era en el dios del trueno Thor, aquel que con su furia hacia que los truenos cayeran en tierra, aquel que si sacrificaban en su templo algo digno, las cosechas serían las mejores, aquel que castigaba con la muerte a quien lo retara y desafiara, aquel dios cuyo orgullo y soberbia excedía los limites, ya que después de su padre Odín, él era el segundo dios más fuerte que había. Pero por su soberbia Thor tenía un castigo y este sería el que al final lo hiciera saber que el orgullo y la soberbia no llevan a ningún lado a nadie.

Pero realmente no estamos hablando de Thor en estos momentos sino de aquel que lo derroto en su momento, pero mientras llegamos a esa parte, veremos porque nuestro por los momentos pequeño protagonista decide enfrentar aquel dios ese día y luchar aun sacrificando su humanidad para obtener la desea victoria y poder llorar sin sentirse indefenso ni sentirse débil al hacerlo.



AutorDesconocido_EMLL

#6009 en Fantasía

En el texto hay: romance, batallas epicas, accion y aventura

Editado: 06.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar