La Luna de mi manada

Tamaño de fuente: - +

capitulo 4 -dos mates en un dia-

Narra Dalisha

Me era imposible moverme, de tantos lobos porque tenia que ser el?, el futuro alpha, no estoy preparada para ser la luna ni de esta ni de ninguna otra manada.

-lo estas exagerando Dalisha, como siempre y como en todo- se burla Alya, ella tiene razon siempre he tenido la tendencia a exagerar de sobremanera las cosas asi que decido calmarme a mi misma, quiza no sea tan malo, el me sigue mirando con amor y ternura, me mira como si yo fuera la unica persona presente, una voz chillona me despierta de la burbuja en la que estoy metida, cuando levanto mi vista para ver de quien se trata, veo a un chico de cabello rojizo y pequitas, debo admitirlo es apuesto pero no tanto como el lobo que tengo frente a mi y a su lado una chica de pelo negro y ojos violeta ¿sindrome de Alejandria? jamas antes lo habia visto, es hermosa pero la rabia que sale por cada poro de su cuerpo hace que su belleza se opaque.

-Alex...quien es ella??- pregunta la chica, el no le responde solo suspira y me sonrie de una manera tierna, que lindo.

-Alex!!- vuelve a insistir la chica y esta vez el reacciona con calma.

-es mi mate Gwen, asi que dirigite hacia ella con respeto- espera que? no necesito que me traten como alguien superior.

-pero eso eres Dalisha, eres mi mate y por ende la luna de mi manada, eres una luna preciosa- dice el acomodando un mechon de mi cabello detras de mi oreja, su toque tan suave y sus palabras hacen que mi loba ronronee de amor y que yo suspire. Luego caigo en cuenta de algo, jamas le dije mi nombre, y tampoco crei haber hablado en voz alta, acaso leyo mis pensamientos? el rie y asiente como dando a entender que si lo hizo aunque aun no tenga su marca.

-y por lo de tu nombre pues...Alya se lo dijo a Anses- loba entrometida.

-lo siento Dali pero no ibas a hacerlo tu hasta dentro de un rato- rie ella, yo solo sonrio y el se hace para atras y toma mi mano sonrojado, se ve jodidamente bello, no puedo evitarlo, mi lazo de mate hace que piense en puras cursilerias.

-pero...Alex tu y yo vamos a casarnos en un mes...recuerdas?- dice la chica llamada Gwen, esto me deja perpleja como que casarse??, espero que sea una mala broma de su parte.

-ese compromiso queda anulado, ademas sabias que yo no iba a cumplir con ese acuerdo, asi que puedes ir llendote por donde viniste- el regresa a verla con calma pero tambien con una mirada que haria que hasta el mas valiente se intimidara, parece entender y se retira haciendo resonar sus tacones de marca, el suspira y mira a quien parece ser su beta, este mira a Zoe con cuidado y susurra.

-mate, eres mi mate.

Zoe parece escucharlo pues cuando lo ve sus mejillas blancas se tornan de un suave y tierno rojo, ella sonrie como embobada y se acerca timida a este chico, ternuritas, carraspee para dar a entender que Alex y yo seguimos ahi, ambos nos miran y yo rio y tomo de la mano a Zoe.

-vamonos ya, llegaremos tarde a clases- ella asiente y se despide pero la mano de Alex toma la mia, y me abraza a el.

-no te vayas por favor, no quiero dejar de ver tu rostro, no quiero dejar de sentir tu aroma- parece asustado como si fuera a irme de su lado, no podria irme, mi lazo con el es demasiado fuerte ya no hay marcha atras. Cierro mis ojos y lleno mis fosas nasales con su rico aroma, me abrazo mas a el, tampoco quiero irme pero debo hacerlo, Zoe jala de mi y nos vamos dejando a esos dos chicos mirandonos con ternura, dos mates en un dia...¿alguna vez escucharon de algo mas loco que eso?



peachy love

Editado: 10.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar