La maldición del cliché

Font size: - +

Capítulo 2: Ya se pone feo

Todas las fans lloraron al escuchar lo que acababa de decirme su adorado Harry Stails.

—¡Por favor, por favor, por favor... ! —rogó el chico.

—¡No, Dios, aléjate!

—¿Dios? —Sonrió de lado—. Oh sí, nena, soy el dios del sexo.

Manuel lo apartó de pronto.

—Aléjate de mi chica si sabes lo que te conviene, nene —amenazó entre dientes.

Me sorprendió, él nunca había sido así de... No sé, ¿amenazante? ¿Neandertal posesivo?

—¿Sabes lo que dices, nene? —renegó el cantante—. ¡Soy el jodido Harry Stails, todas me aman, nene!

—Me importa un carajo quién seas, nene, ella es MÍA.

—¡Yo rompo mesas y doy contra el muro, nene!

—¡Yo soy el más joven de los Roquefeler, y también rompo hasta armarios, nene!

—¡Chicos, ya! —Los separé—. Y ya paren de decirse «nene» el uno al otro, es perturbador.

Manuel rodeó mi cintura con uno de sus brazos y me pegó a él mientras miraba con el ceño fruncido al tal Harry. Este también tenía el ceño fruncido. Dio un paso adelante y sin previo aviso aparecieron los dos guardaespaldas a nuestro lado. Harry los miró de reojo a cada uno.

—Volveré —aseguró. Se puso lentes de sol y retrocedió con lentitud.

Mucha lentitud.

 

....

 

Mientras Manuel conducía me dediqué a observarlo. En verdad ahora parecía mentira que fuese él. No era mi chico amable y dulce, o quizá sí, ya no lo sabía, y menos con lo que le había escuchado decir. Empecé a sentirme un poco sola. Cuando me di cuenta, ya estábamos afuera de mi casa, o dizque casa, ya que aún no la reconocía como mi hogar a pesar de ser bonita. Ni a esta ciudad tan distinta y grande, a pesar de que también era bonita.

Una leve caricia me hizo reaccionar.

—Te veré mañana. —Su móvil sonó y contestó—... Claro, nena, tú dime dónde, cuándo y cómo. —Mi boca cayó abierta—. No, debo dejar a mi amiga en una reunión. Bye. —Colgó. Me miró sonriente mientras yo no sabía qué pensar—. Tengo algo para ti.

Tomó su mochila del asiento trasero y sacó una caja. Me la dio. La abrí y me sorprendí. Un gatito... ¿Un gatito?

—¿Cómo... Cómo lo has tenido en tu mochila sin que...? —Me miró confundido. Suspiré, debía recordar que en este raro mundo no existía mucha lógica—. Nada. Muchas gracias, me encanta, lo adoro. —Sonrió. Reconocía esa sonrisa—. ¿Puedo preguntarte algo? —Asintió enseguida—. ¿Cómo nos conocimos?

—¿No recuerdas? Te mudaste aquí, yo era el más popular y arrogante de la universidad, y tú tan dulce, antisocial, marginada e inocente que me enterneciste. —Arqueé una ceja—. Tenía que tenerte a mi lado para cuidarte. Sin importar que no me mirabas por ser como era, por ser millonario y por estar rodeado de chicas.

Respiré hondo. Forcé mi sonrisa.

—Claro... —Miré hacia mi casa, luego al gatito en la caja—. Te veo mañana. —Le sonreí una vez más y bajé del auto.

Entré a casa. Le di leche al gato que no sabía qué raza era, por ahora era una blanca bolita peluda. Fui directo a la jaula del loro.

—Quiero mi antigua vida —le dije.

Quedó viéndome por unos segundos.

—No puedo.

—¿Cómo que no? Ese no es mi Manuel, esta no es mi casa, esta no es mi ciudad. Quiero mi antigua vida ahora.

—No te enojes —sollozó sorprendiéndome—. Ha sido tu deseo, no puedo hacer nada. Aunque no lo creas, lo que él te haya contacto es verdadero, eso ha pasado, todo ha sido re escrito.

Sentí como un baldazo de agua helada. Me tapé la cara para cubrir mis lágrimas.

Fue una tarde en la que aquel chico sencillo de sonrisa dulce se me había acercado a preguntarme algo sobre uno de los trabajos que habían dejado. Nos hicimos amigos, me mandaba mensajes todos los días. Compartíamos gustos similares.

Sin vicios, sin pasados oscuros, sin complicaciones. Amante de la naturaleza y el silencio, de la música instrumental junto a un buen libro. Ese que me había limpiado la nariz cuando me enfermé, que se amanecía ayudándome con trabajos, que no era chico «de una sola noche», que me había cargado al estilo princesa a pesar de tener un par de kilos de más y decirme que no era así. Ese era Manuel.



Mhavel N.

#876 at Otros
#181 at Humor
#856 at Fantasy

Text includes: parodia, aventura, romance

Edited: 23.12.2018

Add to Library


Complain