La maldición del bosque

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 11

Mientras el rey Ebersar y Nil hablaban sobre la situación de Ander. Martí acompañó a Peter y scott a la casa de Bill para ver si podía ayudarlos en algo.

Bill los hizo pasar y durante unas largas horas charlaron acerca de que se podía llegar hacer.

A Bill se le ocurrió que tal vez podrían buscar a la mujer que alguna vez fue su esposa. Aunque es la madre de Peter y Scott. Lamentablemente había sido la causante de haber desatado aquella terrible maldición de la cual ander corría el riesgo de quedar preso para siempre.

¡Scott le preguntó! —¿Cómo la encontramos? Si nunca más supimos de ella y ni siquiera sabemos si todavía vive—

Bill solo tenía información de que se había marchado muy lejos pero nunca supo realmente donde estaba.

Pero era necesario encontrarla para que por lo menos puedan tener una idea de cómo romper esa maldición, aunque no iba ser tarea sencilla lograr que wisafa quisiera de buena voluntad colaborar con ellos.

Emprendieron la búsqueda y esta vez dejaron ir a los niños con ellos. Ya que habían insistido demasiado en ir.

Finalmente cuando se reunieron todos para ir en busca de wisafa . Las criaturas hablaban entre sí como en secreto pero los demás no sabían de que. Entonces el rey Ebersar les explico que ellos sabían dónde habitaba esa mujer porque ya había oído hablar de wisafa, así es como la llaman. Lo que nunca se hubiera imaginado es que fuera la madre de Peter y Scott. Entonces Ebersar le contó que es muy poderosa y por supuesto que ella no ha muerto. Ella también se transforma y su raza son prácticamente inmortales.

Y deben buscarla para que rompa el hechizo que ella misma le tiró a Bill hace muchísimos años atrás, del cual fue prisionero la mayor parte de su vida. Entonces Peter y Scott tratarán de convencerla para que ayude a Ander.

Listos para comenzar a caminar y cabalgar, ya que el camino es largo y hay que atravesar ríos , montañas. Para luego entrar en lo más profundo del oscuro bosque y tratar de que hable con ellos y deberán hacerlo sólo al anochecer ya qué de día no suele ser vista y según ebersar si alguien la busca de día ella los rapta y los convierte en sus esclavos, aunque no siempre es así solo que de día suele perder la mayor parte de su poder llegando a quedar por así decirlo un tanto vulnerable. Por eso se dice que de día es muy poco probable verla.

Los niños mientras escuchaban al rey Ebersar contar la historia de wisafa se emocionaban cada vez más, sobre la aventura que iban a vivir nuevamente. Pero sin embargo eran ajenos al peligro que podían llegar a vivir. Bill también se ofreció para acompañarlos y poder convencerla también. Pero de ninguna manera peter y scott lo permitieron, porque corrían el riesgo de hacerla enfurecer aún peor si llegaba a verlo.

Aquel día salieron muy temprano. En cuanto al trayecto era bastante largo por eso trataron de llevar todo lo que creían que les podía llegar hacer falta y se fueron. Peter y scott montaban sus hermosos caballos blancos. Nil montaba el suyo y llevaba a gael con el. Mientras que martí iba sólo y triana junto a gadea montaban su propio caballo. Aquella mañana fue tranquila llegaron a un lago pero todavía debían cruzar del otro lado...al parecer el lago era profundo, se pudieron dar cuenta porque los caballos no querían cruzar y estaban asustados.

Por lo tanto costearon la orilla hasta que llegaron a un puente pero no parecía muy seguro, temían que al pasar se rompiera por el peso de los caballos.

Pasaron primero los niños y el puente se balanceaba hacia los costados amenazando con romperse en cualquier momento.

Lograron pasar todos pero los caballos otra vez presentían el peligro.

Debían buscar una manera de lograr que los caballos pasen así que los ataron con cuerdas y con mucha fuerza comenzaron a tirar para que avancen. Todo iba bien hasta que llegaron a la mitad y lamentablemente hasta ahí llegaron porque el puente se derrumbó y los caballos cayeron al vacío. Ese día fue muy triste para todos incluso para triana y gadea que habían perdido sus caballos que le habían regalado su padre con tanto esfuerzo.

Ya se estaba haciendo de noche  y tuvieron que seguir a pie cargando al hombro las cosas que habían llevado.

¡Marti dijo a sus hijas, tratando de advertirles! —Lo ven porque no tenían que venir, esta búsqueda que estamos haciendo no será nada sencilla y es más... podría empeorar. Nada de esto es un juego ¿ahora entienden? —

Cansados de tanto caminar mientras una copiosa llovizna mojaba sus rostros y el viento muy fuerte movía la copa de los árboles, los movía bruscamente de un lado al otro.

Pero siguieron el rumbo firme e impulsados por el deseo que pronto Ander pueda recuperar su apariencia normal y volver de nuevo junto a su familia.

Faltaba muy poco para llegar a la montaña pero se detuvieron por un momento porque la lluvia era cada vez más intensa y el camino se estaba inundando. Se refugiaron y luego de que la lluvia paró pudieron seguir nuevamente, hasta que comenzaron a subir por esa inmensa montaña y del otro lado los esperaba un bosque bastante tenebroso y recorrerlo de noche lo hacía extremadamente espeluznante, incluso en la oscuridad los arboles daban la impresión de cobrar vida.



Emma gris

Editado: 22.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar