La maldición del bosque

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 12

Al parecer algo detuvo a todas las criaturas en el camino. Porque había pasado mucho tiempo desde que Nil tocó el silbato. Estaban desesperados sin saber qué hacer. Contaban con la llegada de ebersar para que los ayudarán a mediar con wisafa, pero por lo visto iban a tener que lidiar solos. Porque ella ya se había encargado de que ebersar no llegará para ayudar a sus amigos.

El rey ebersar había llegado en el momento preciso y junto con los demás. Pero tuvieron que detenerse cuando vieron que a un costado de un árbol alguien estaba sentado llorando pero era nada más ni nada menos que wisafa tratando de engañarlos e impedir que ayude á sus amigos. No les dio tiempo de nada que automáticamente los atacó lanzándoles un hechizo paralizante. Inmóviles y sin poder hacer nada permanecieron un largo rato. Pero mith una de las criaturas logró escapar antes que wisafa lanzará el hechizo.

Mith corrió deprisa hacia dónde estaban todos los demás para avisarles lo que wisafa le hizo al rey.

Luego de encontrarlos, Mith no podía hablar después de la conmoción que había tenido lo único que lograba era hacer señas que corran y escapen todos inmediatamente.

Sin los caballos muy lejos no iban a llegar y no iba a ser fácil engañar a wisafa ya que era muy astuta y encima ya estaba enterada que todos estaban allí en el bosque.

Debían darse prisa en intentar huir. Entonces mith cuando logró recuperarse del susto de ese ser tan desagradable que era mitad bruja y mitad lobo. Por lo menos así la describió mith.

—Corran, porque ella los va a matar es aterradora...su rostro es espantoso, corran—¡ Gritaba mith muy asustado!

—¿Pero de qué está hablando?— ¡preguntó Gael sorprendido sin saber del peligro que se acercaba!

—Tenemos que ocultarnos cuanto antes, lo que pude entender es que al parecer ella lanzó un hechizo al rey Ebersar — ¡dijo Marti muy desesperado!

¡En cambio scott dijo! — Esperen un momento, si vinimos hasta aquí algo hay que hacer, no podemos salir corriendo ante el menor percance... Sabíamos muy bien a lo que nos exponiamos y esto no iba a ser nada fácil, sino peligroso. Escuchen, Martí tranquilízate, lo que sí creo es que lo niños deben irse con mith—

—Mith llévatelos, vamos inmediatamente... oigo un sonido raro a lo lejos y puede ser ella— ¡dijo Peter!

¡Entonces Gael suplicaba a su padre!

—Papá por favor no lo hagas, déjame que me quede—

—Gael no lo hagas difícil esto es peligroso ya perdimos a tu hermano, vete con mith, ahora— ¡Grito Nil!

—Perdón papá, pero no lo haré yo también enfrentaré a wisafa junto con ustedes— ¡dijo Gael muy valiente!

¡Entonces que se quede dijo Martí!
—Pero ustedes deben irse ya mismo—

Martí pidió a mith que cuidará a sus hijas y que las proteja que pronto ellos se reunirán de nuevo con él y las niñas ni bien pueda.

Los sonidos extraños seguían y provenían desde las montañas. Todavía tenían tiempo de huir pero scott y peter preferían hacerles frente de una vez por todas. Hace rato que querían una charla con su madre, aunque no en estas condiciones.

La figura de un lobo se acercaba a toda velocidad donde estaban todos ellos. Peter y scott prepararon sus ballestas. Y Nil junto a Martí también estaban armados. Pero increíblemente como si fueran invisibles ella pasó por al lado de todos ellos ignorandolos por completo, para luego refugiarse en su cueva. Definitivamente nadie entendía nada de lo que pasó.

—Pero cómo es posible que no nos haya visto—¡dijo Nil totalmente sorprendido!

—Claro que nos vio— ¡dijo Gael!

—Pero no saldrá de allí, por lo menos no, hasta que se haga de noche. ¿No recuerdan lo que dijo el rey ebersar? Ella es vulnerable a la luz del dia, no se deja ver. Ella es mitad bruja y mitad lobo así la describió mith. De lo contrario no tendría el poder de lanzar hechizos hasta que oscurezca—

—Tienes razón hijo entonces no es tan invencible como pensamos— ¡Dijo Nil!

—Por lo tanto tenemos tiempo para ayudar al rey ebersar , pero rápido porque no va a tardar mucho en oscurecer —¡dijo gael!

¡En cambio Marti estaba en desacuerdo! —No. Es inútil, justamente pronto oscurecerá y no servirá de nada—

—No, puede que la idea no sea mala Porque podemos esperar allí y exigirle que libere a ebersar— ¡ penso scott!

—Cómo sí exigirle fuera así de fácil, pero sí podríamos esperar a que llegue allí donde está ebersar, esa sí seria una gran oportunidad para enfrentarla— ¡dijo peter muy convencido!

Tratando de llegar al lugar cuanto antes. ¡Peter dijo! —Este camino es el que nos lleva a Lubru, donde habíamos llevado el cofre. Wisafa venía desde aquí entonces debemos seguir este camino—

¡Llegando al lugar gael, estaba sorprendido! —Qué lugar tan extraño y raro. Mira papá las formas que tienen esos árboles, es increíble—



Emma gris

Editado: 22.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar