La Mansion Nublada

Tamaño de fuente: - +

Para tu Amor.

RICARDO…

Estoy preocupado por mi madre, ese desmayo me preocupa ella siempre ha sido fuerte, ni siquiera cuando el abuelo murió se desmayó.

Después del trabajo que estuvo tenso, esperando los pedidos, llegaron todos sin contratiempos, supe que el chofer tiroteado está fuera de peligro, pero de las cargas no se sabe nada.

Voy a mi apartamento a cambiarme para ir a cenar con mi madre y convencerla que valla al médico cuando alguien grita mi nombre, giro buscando la vocecita y veo el apartamento cerca del mío con la puerta abierta y la reja puesta, y mirándome con una gran sonrisa Aless. Me acerco hasta él y me pongo a su atura.

-Campeón como estas? Que haces aquí?

-Bien es mi cacha y tú vives aquí también?- Me pregunta muy emocionado.

-Si mi casa en la última de este pasillo. Donde está tu mama?

-Fue con el belito a buscar a Bubu.

-Monstro ven a bañarte- Escucho el grito de Elena.

-No! voy a hablar con mi amigo.- Escucho pasos rápidos y a Joe gritar.

-Que amigo enano?- Aparece por el pasillo y veo como respira aliviado, me pongo de pie para saludarlo.

-Ricardo, menos mal que eres tú, pensé que era un desconocido.

_Bien Joe.

-Los deconochido no se chaludan tío Yoel.- Lo reprende el niño, lo que me causa gracia.

-Así es enano ahora ven a bañarte que tu mama está por llegar.- Aless niega con la cabeza.

-Tío Yoel mi amigo Ricardo está hablando no me quiero bañar, para qué?

-Enano!- Le advierte el hombre con las manos en la cintura, el chiquillo se cruza de brazos y mueve un piecito con impaciencia.

-Deja esa actitud señorito, debes bañarte.

-No! yo estoy conmerchando.

Decido intervenir la situación es graciosa ante la postura que el más pequeño tiene, Joe no se ve molesto se nota que se aguanta las ganas de reír.

-Oye campeón, yo debo bañarme para ir a comer con mi madre, porque no haces tú igual y yo después paso hablar contigo, te parece?

-Chi- Contesta emocionado. _ Pero chi vas a venir verdad?-

-Claro amiguito, cuando termine de comer con mi mamá vengo.

Se va saltando a bañarse y Joe me estrecha la mano.

-Gracias es obediente pero más terco, cuando se decide a pelear por algo no hay manera de sacarlo de ahí.

-No hay problema, vendré mas tarde, crees que le moleste a Aria?-

-No lo creo, pero le diré que vienes para que lo sepa.

Asiento con la cabeza y me voy a mi casa intrigado porque Aria está viviendo en el mismo edificio que yo, quería preguntárselo a Joe pero ya no somos amigos así que esperare hablar con ella.

ARIA…

-Crees que tu abuelo nos escucha?- Me pregunta mi padre triste ante la condición del abuelo.

-Sí, siempre que vengo le cuento todo lo que ha pasado.

-Le contaste de Aless?

-Él lo conoce.- Mi padre voltea a verme con el ceño fruncido.

-Cómo es posible, nadie sabía dónde estabas?

-Bubu si, el me ayudo a irme y esconderme para que nadie me encontrara.

-Porque mi padre sabía dónde estabas  y yo no Aria?- Pregunta serio y con la mirada llena de dolor. Me acerco abrazarlo y tratar de consolarlo.

-Papi te juro que fue necesario, pero en este momento no te lo puedo contar. Confía un poco en mí, sé que no lo merezco pero por mí y por Aless no me preguntes por favor.

-Está bien princesa por ahora no te preguntare. Pero Aria no tardes mucho en explicarme las cosas porque entonces lo averiguare yo mismo.

Seguimos conversando con el abuelo, mi padre me acompaña al apartamento para saludar a su nieto, ya está chocho con él, recuerdo el acuerdo que llegue con Silvana.

-Papa Silvana sabe que Aless es de Ricardo.

-Y ahora hija, que vas a hacer cuando él se entere exigirá sus derechos.-

-Logre convencerla que no lo dijera.- EL me va a preguntar como pero levanto la mano para evitarlo.

-No me preguntes, sé que es malo que te pida cosas sin darte nada pero así debe ser, ella quiere compartir con él pero para disimular tú serás la excusa.

-Yo? Como es eso?

-Retomaran su amistad, sé que eran buenos amigos, por lo que se frecuentaran y tu llevaras a Aless con ella, le dirás que es la mamá de su amigo Ricardo.

-Es un juego peligroso Aria.- Me advierte.

-Lo se papi, pero es lo que tengo que hacer.

Entramos al apartamento y mi hijo está muy quieto.

-Hola belito, mami mi amigo Ricardo ya viene.- Me cuenta emocionado, miro a Joe y Ele interrogándolos.

-Resulta que vive en este edificio en este piso al final del pasillo.- Me responde Joe.

Ah okey, y como supo el que vivimos aquí?

-El enano se abrió la puerta y estaba asomado en la reja cuando el paso.-

-Chi mami, y él me dijo que me bañara para comer contigo que él iba también hacherlo y después venia conmigo.

-Que va hacer el?- Le pregunto esta tan emocionado que no entiendo que quiere decirme.

-Él no se quería bañar para hablar con Ricardo, pero como Ricardo vino a cambiarse para ir a comer donde su madre le dijo al enano que hiciera lo mismo y luego cuando el regresara lo visitaría, si tú no tenías inconveniente.- Me explico Joe.



Ast Morrigan

#3420 en Thriller
#1511 en Suspenso

En el texto hay: misterio, suspenso, pasado inconcluso

Editado: 28.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar