La Mansion Nublada

Tamaño de fuente: - +

Regreso a Ti.

RICARDO…

No se cuánto llevo aquí solo, sin saber qué hacer, solo me siento, me levanto y comino.

Se abren las puertas del ascensor y sale Alessandro y su verdadera esposa con los ojos llorosos, Albert, Alex, mi madre y Joe. En ese momento me doy cuenta que no les llame, no les avise.

Me arrepiento de mi descuido, Alessandro se acerca y me abraza fuertemente, después cada uno de ellos lo hace por turno, me siento en un banco y halo mi cabello.

-Te han dicho algo muchacho?- Pregunta Alex, no puedo hablar siento un nudo en la garganta así que solo niego con la cabeza.

-Que paso Ricardo?- Pregunta Alessandro, me siento culpable.

-Perdona Alessandro, sé que no merezco tu confianza, no pude cuidarla.- Mis ojos se humedecen y mi madre me abraza.

-Ricardo esto no es tu culpa, y ninguno de nosotros te hace responsable.- Escucharlos me alivia siento como un peso se levanta de mi pecho.

-Cuando se dieron cuenta que el niño no estaba creo que se enojaron, tal vez ella se negó a darle lo que querían, solo sé que cuando se enteraron que no estaba hubo disparos, gritos cuando logre entra ella estaba herida , no pude protegerla.- Me tapo la cara ahogado en con los sentimientos.

EN EL QUIRÓFANO…

-El ultrasonido muestra que la bala afecto el hígado, en la resonancia magnética muestra que no hay daño en la columna, la bala está alojada en el hígado, hay que extraerla, que el equipo esté listo vamos a operar.

-Necesitamos unidades de sangre O+  avisa de una vez, los exámenes de orina muestran que no hay infección ni rastro de sangre. Prepárenla, vamos a salvar a esta niña.-

Los médicos trabajan intensamente en el cuerpo de Aria, llevan dos horas cuando el cirujano da por finalizada, se quita todo el traje se asea nuevamente y sale hablar con los familiares.

Los ve a todos cabizbajos, unos sentados, otros recostados en la pared pero solo uno caminando de aquí para allá.

-Familia Estrepo- Los llama a todos corren hasta él.

-Como esta mi niña, doctor?- Pregunta Alicia.

-Estable, las siguientes 24 horas son primordial para su total recuperación.- La mujer llora mientras se abraza a su esposo.

-Habrá secuela?- Pregunta uno de los mayores.-

-No, la recuperación es larga pero si sigue las indicaciones al pie de la letra no habrá problemas.-

-Podemos verla.- Pregunta el joven.

-No, lo siento estará en cuidados intensivos por 24 horas, manan después de la revisión de rutina, podrán verla de uno por uno y solo unos minutos. Váyanse a descansar aquí no pueden hacer nada.

Los familiares se reúnen para convencer al joven de irse.

-Hijo Aless te necesita, su mami no va a ir a su casa y debemos distraerlo para que no pregunte por ella.- Ricardo suspira y asiente.

-Yo no me voy Alessandro mi niña no se va a quedarse sola.- el hombre le besa la frente.

-Hada, tenemos que estar bien, descansados ella nos necesita fuerte.- Todos van al ascensor y viajan a su casa.

Llegan al apartamento de Ricardo y este se baña y se cambia de ropa, la tristeza pesa un mundo entero pero su hijo lo necesita, van al apartamento de Aria, Ele los recibe con lágrimas mientras Joe le explica todo.

-Donde está mi hijo?- Pregunta

-Se quedó dormido viendo televisión en el cuarto de Aria,.- Él se dirige hacia allá y se acuesta a su lado lo abraza y llora por su amor que lucha por sobrevivir.

-Regresa Ángel, no nos deje.

ARIA..

Ciento que estoy en el aire, que floto a la deriva en algún sitio, a veces escucho voces pero se apagan rápidamente, otras veces una luz lastima mis ojos, ciento que soy forzada a regresar, pero allá hay dolor aquí solo me tengo que dejar llevar.

-Amor, te necesito, regresa conmigo por favor no me dejes.- Escucho esa voz que me trae más de regreso, no quiero ir, ahí hay dolor pero esa voz me llama a regresar, quiero consolarlo se escucha triste.

-Nena Alessandro está esperando a que regreses a casa para que vivamos los tres juntos.

Ese nombre me hace querer volver, conozco ese nombre es… es alguien importante me obligo a recordar y viene una carita hermosa una sonrisa que me mata.

-Vamos nena, mi ángel vuelve a mi.- Intento abrir los ojos pero algo me lastima, me quejo de dolor quiero volver a la inconciencia pero me vuelven a llamar.

-Aria, ángel regresaste.- Una mano me acaricia el cabello y recuerdo a Ricardo, los disparos, Miguel me disparo.

-Ángel no te duermas regresa.-

_A…amor, estas?- Casi no puedo hablar, mi garganta esta reseca y duele.-

-Ya amor no hables voy a llamar al médico.-

Lo siento alejarse quiero gritarle que no me deje sola pero mi voz no sale.

-Ya vienen ángel, sabía que regresarías.- siento un beso en la frente y algo que me moja apenas.

-Reg..grese a ti amor.- Vuelvo a caer en la inconsciencia, siento una debilidad inmensa lo último que siento son los labios de Ricardo rozar los míos.



Ast Morrigan

#3424 en Thriller
#1509 en Suspenso

En el texto hay: misterio, suspenso, pasado inconcluso

Editado: 28.10.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar