La Mansión. Saga Ranchos Nº 1

Tamaño de fuente: - +

Capítulo 24

La respiración de Lucelie, es jadeante y angustiosa, las palabras de su esposo han golpeado fuertemente su pecho causando un dolor imaginable en ella.

De acuerdo a la ecografía ella ya iba en la semana quince de su embarazo, ahora su esposo le decía que no quería tener hijos. ¿Qué debía hacer ella?

_No, Lucelie, no quiero un hijo contigo...._ sus palabras se interrumpieron al ver en la habitación todas sus cosas recogidas en una esquina. _ ¿Por qué mis cosas están ahí?_ la miró con los ojos entrecerrados.

Ella aun sin salir de shock respondió con brusquedad.

_Porque vas a ir a dormir a los establos _ le gritó muy molesta _Así que hazme el favor y sal de mi habitación.

Él frunció el ceño y sonrió malévolo.

_Ya quisieras pero no me voy a ir_ la acorraló entre la cama y la pared y tomó su cabeza entre sus manos y comenzó a besarla apasionadamente_ ya me metí en tu casa, en tu cama y también en tu cuerpo_ él disfrutaba al sentir como el cuerpo de ella reaccionaba a sus caricias, aun estando ella enfadada_ te amo, Lucelie, quiero tener muchos hijos contigo pero no ahora vamos a esperar un tiempo_ él no se sentía seguro por la amenaza que era su padre_ Roberto Ferrero manipuló toda mi vida y quiero saber la verdad primero y también quiero que él mismo me la diga sin usar las cláusulas del testamento_ le hablaba sosteniéndole la cabeza y besando sus ojos, sus mejillas, su boca.

Ahora con sus manos acariciaba sus hombros y la miraba a los ojos.

_ El acrecentó la enfermedad de Elizabeth porque ella en el accidente su cerebro se dañó y no aceptaba la realidad y creó una fantasía_ suspiró _ donde yo era su esposo y el padre de su hijo. Se volvió violenta y peligrosa tanto para mí como para todos aquellos que estuvieran a mi lado _ a medida que hablaba la acariciaba y la besaba__ Maritza me ayudó mucho. Ella fue una amiga incondicional tanto que le pedí que te cuidará cuando yo no estaba presente porque tenía temor de qué Elizabeth te hiciera daño.

Esta nueva confesión golpeo a Lucelie que siempre desconfiaba de la pareja de amigos.

_Pero, tú te acostabas con ella, aún después de estar casados _le recriminó celosa_ yo te vi...._ y sus palabras quedaron suspendidas al ver que él se reía de ella por sus celos.

_Yo jamás me acosté con ella sólo era mi amiga y fue la que me convenció a venir a la mansión, ella le mintió a mi padre de que yo la ayudaría con un proyecto de inseminación con una nueva raza _ sonrió _ pero cuando te vi en el funeral de Óscar, me enfurecí tanto que me inventé, mi romance con ella y ella me secundó_ Te amo tanto Lucelie que si no estoy mal desde el mismo momento qué te vi en la carretera me enamoré de ti ¡Dios me volviste loco!_ mientras él hablaba la acariciaba y ella no ponía resistencia, sus manos acariciaba sus senos, pero él se separó de ella mirándola fijamente.

_¡Creo que debemos bajar!_ dijo ella nerviosa y avergonzada su rostro mostraba el deseo que sentía por él.

_No, no, no, no señora ¿Qué es lo que pasa?_ sus ojos miraban el rostro enrojecido de ella luego bajó al pecho y por último se depositó en su vientre, su respiración se volvió entrecortada_ ¿Dime por qué no quieres que te toque? _y la trajo nuevamente hacia él y con mano audaz acarició con ternura los grandes senos de ella_ están grandes y duros _dijo él de manera pensativa. _ ¡Estás embarazada! _ el rostro de él era imposible leer algún signo de emoción ___dime ¿Estás embarazada?

_Yo....lo... siento, pero jamás pensé que me embarazaría porque yo tenía problemas de hormonas y en mi caso es difícil_ respondió nerviosa.

_¿Entonces? _ La miraba fijo_ ¿Lo vas a tener?

_¡Claro que sí! ¡Es mío! ¡Es mi bebé!_ y se apartó furiosa de él_ Si tú no lo quieres....

_Claro que lo quiero_ la trapo y la besó apasionadamente _es la mejor noticia que me has dado. La noticia de que voy a ser padre_ la abrazó fuertemente _es la mejor noticia te amo, te amo mi amor.

_¡Oh, Roberto estado tan asustada! _respondía a sus caricias con el mismo fuego que él _ pensé que no querías tener hijos conmigo_ se soltó un poco y lo miró_ el abogado ya lo sabe y me entregó un paquete, pero lo perdí y ahora no sé qué me pedía a Óscar ___le comentó muy triste.

_¿Se te perdió? ¿Cómo?_ Aunque él ya sospechaba quién lo podía tener.

_No sé, se lo di a Maritza, pero después ella se enfermó y luego pasó lo del accidente y ya no lo volví a ver _acariciaba el pecho desnudo de su amado.

_No importa creo saber la verdad, pero no sé cómo comprobarla_ Suspiro_ sobre todo la muerte Maritza pero te juro que eso no va a quedarse así_ sus ojos grises brillaban _Don Roberto pagará por todo lo que nos hizo.

La boca hambrienta de Roberto devoraba con frenesí la de Lucelie la cual respondía con el mismo ardor. Y ambos se entregaron a la pasión de amarse sin miedos, sin secretos, sin mentiras.



Miky

Editado: 11.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar