La marca de la noche

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 2.

hallaron aquel amuleto,algo extraño para ser un collar,pero tal vez nada extraño para su propósito.Tres días después los demás lideres estaban un tanto preocupados por el señor Nicolei,así que decidieron enviar a un grupo de soldados en su búsqueda,al llegar  los saldados se encontraron con una puerta principal casi abierta

- ¿Señor Nicolei? ¿señor Nicolei? e sido enviado por el grupo de lideres,soy el comandante Trevor.

No hubo respuesta alguna,revisaron todo el lugar,ni una sola gota de sangre ni un cuerpo¿que había pasado? ¿ acaso aquellos seres se llevaron el cuerpo?,es lo mas probable ¿pero porque ?,seguramente no querían dejar evidencia,disfrutaban del anonimato era mejor así,luego de aquella revisión al lugar no encontraron nada ni siquiera joyas o dinero eso hizo pensar a los saldados que el señor Nicolei  al ver el caos de la guerra,atemorizado  por su vida y perder su fortuna,decidió marcharse,los soldados se lo comunicaron a los lideres y su reacción no fue de ningún agrado,no por el hecho de su marcha,muchos de ellos también deseaban irse y ya tenían planeado todo al igual que Nicolei,su ira provenía del hecho de que aquel canalla se marcho con dinero de varios de ellos y eso era imperdonable.

- Los lideres eran mas de veinticinco pero cinco de ellos habían huido a países lejanos otros cinco estaban en la negociación para que cesara la guerra,aunque la verdad no les iba muy bien en el asunto,acababa de morir uno de los lideres,así que en la mesa  solo se hallaban 14.

- ¿Que haremos? Nicolei era importante para este grupo - hablo el señor Risedan Nelver uno de los principales lideres.Todos se observaron entre si y posaron su mirada  en el señor Zardon Patrisong un hombre de unos sesenta años de edad,un rostro frío y profanado por arrugas que a su edad eran ya muy visibles,cabello blanco,piel blanca como la leche y ojos azules,aún así revelaba una mirada serena y malévola en momentos,igual de corrupto que todos,pero en su interior sentía un poco de tristeza por el pueblo y enviaba provisiones con su dinero a los campesinos,quizás esperando que una buena obra tapara una vida de corrupción y maldad 《ingenuo,ingenu,su mente le decía.

- Era de esperarse - indicó el señor zardon - un cobarde siempre será un cobarde,tranquilos uno menos de que preocuparnos,ya estaba harto de el,tenía pensado sugerir que fuera destituido ya no lo soportaba más - sonrió con aquella frialdad en sus ojos y luego dio fin a aquella reunión.

La guerra prosiguió sin cesar,más y más víctimas cada vez era más violenta,abuso,llanto y violaciones,poco a poco todo iba siendo destruido,aún así Noruega soportaba,hubieron aliados que decidieron ayudar a aquel país,no eran tan fuertes como sus contrincantes,pero aún así podían hacer frente,pero no era suficiente ¡no lo eran!,Sólo quedaba esperar y tener fe en que llegarán aún acuerdo,pero parecía que fuera a pasar todo menos un acuerdo.Los líderes de los países invasores estaban contentos con aquel trabajo hecho y no tenían planeado detenerse a menos que les ofrecieran algo tan bueno como para frenar aquello 《desgraciados no les dolía nada,no les importaban las víctimas del otro país,los niños,las mujeres,animales,nada les importaba eran felices en su mundo en su guerra de sangre》,eran iguales o peores que los líderes de Noruega sólo pensaban en ellos,sólo en el dinero y poder.

 

Mientras aquella guerra seguía su curso,desde lo alto de los pinos sostenidos sobre las ramas,aquellos seres observaban con atención y felicidad viendo como la sangre corría sin prisa,deseando poder saltar sobre ellos y tomar parte en la batalla siendo de una bando neutro que sólo deseaba destrucción y caos,pero no,su misión está completa o casi completa ya habían conseguido un collar (amuleto) y estaban seguros que el segundo no se acaba en aquel lugar,llevaban años buscando,años queriendo encontrarlos,se preguntaban como pudo terminar aquel collar en manos de aquel sujeto de cuellos blanco,pero eso ya no importaba ya lo había conseguido y el ya estaba muerto.

¿Acaso aquellos seres tuvieron algo que ver en la guerra? ¿les convenía esa distracción? ¿o tal vez sólo fue suerte y casualidad?.Aquellos seres se iban a marchar,debían seguir buscando,recorrer otros lugares,su prioridad era el segundo collar (amuleto).

Los invasores ya habían atacado prácticamente todo Noruega,dejando destrucción en cada uno de sus pasos,creían que ya no quedaba nada invadir,así que sólo seguían concentrándose en los puntos más fuertes y esperando la rendición o una negociación,pero un día normal,uno de los hombres encargados de vigilar todos los puntos de ese lugar,les informó que encontró un pequeño pueblo que está escondido con habitantes y un poco lejos fe donde ellos se encuentran,su comandante sonrió ante la idea de un lugar nuevo y no contuvo su alegría ante el hecho de ir a aquel pueblo y sembrar pánico en todos.

- Alisten todo,nos marchamos en una hora -

 

Era un pueblo precioso,contaba con una buena cantidad de habitantes,lejano a todo lo demás de Noruega,trabajadores,leñadores,pescadores,niños jugando,amas de casa felices,era muy distinto al otro extremo de lo que se vivía,estaban enterados de la guerra,pero confiaban en que no podrían encontrar aquel sitio por lo lejos que estaba de todo "mala suerte,ellos no sabían lo que venía en camino",no estaban preparados para tan gran ejército.



M.rotavisky

#1219 en Thriller
#660 en Misterio
#2271 en Fantasía
#1084 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: vampiros, demonios, aventura terror

Editado: 08.10.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar