La máscara ninja

Tamaño de fuente: - +

Voldecz y marionetas

Volviendo al presente.

La criatura se lanzó sobre Ethan intentando quitarle la máscara.

Ethan juntó sus piernas y logró patear a la criatura fuertemente en el estómago para poder quitársela de encima. Se enderezó, se puso en posición de ataque y le dió una fuerte patada.
La criatura se alejó, ya estaba muy molesta.

Su brazo se convirtió en humo y comenzó a tomar la forma de una espada.

–Ay, por favor– dijo Ethan frustrado.

La criatura intento herirlo, pero con la ayuda del traje, Ethan ágilmente logró esquivarlo y retroceder.

–¿No les enseñan a pelear justamente en la tierra de las sombras?– dijo Ethan mientras seguía esquivando todos los ataques, era algo cansado.

La criatura parecía sonreír aunque en realidad lo único que se distinguía bien de su cara eran esos intimidantes ojos rojos.

–No permitiré que un sucio humano tenga tanto poder– dijo muy molesto.

–¿Por qué no? ¿Crees que tú lo manejaras mejor? Si, claro– dijo Ethan burlándose un poco.

La criatura se enojó, logró herirlo en el brazo. Ethan cubrió su herida  con su mano.

Iba a herirlo de nuevo, por suerte Ethan dió una voltereta en el aire para esquivarlo. Aterrizó detrás de la criatura.

La criatura se puso más violenta dando muchos más ataques con su espada, algunos eran muy rápidos y difíciles de esquivar.

–Como quisiera una espada ahora– dijo Ethan para sí mismo.

–Tendre la máscara, aunque tenga que arrancarla de tu cabeza– dijo mientras levantaba su espada para acabar con el de una vez.

Ethan se asusto un poco. Sintio un gran cosquilleo en sus manos y de repente, se formó una espada con energía roja. 
Casi por instinto, Ethan bloqueo el ataque de la criatura con esa espada y lo empujó lejos.

–¡Wow!– dijo Ethan muy sorprendido mirando la espada.

–No.

–Ok, terminemos esto– dijo Ethan haciendo una pose.

Ethan le lanzó la espada a la criatura, la cual se le clavó en lo que posiblemente era su estómago.

La criatura no se quejo, como si no le doliera.

–Crei que sería diferente– dijo Ethan desepcionado y asustado.

–Pagaras por esto– dijo entre dientes.

Ethan retrocedió por miedo.
La criatura se acercó a él para vengarse. Y de repente, la espada comenzo a emanar un brillo rojo

–No– dijo la criatura mientras se detenía para ver la espada. Intento quitársela pero no pudo hacerlo. Volteo a ver a Ethan y le gruñó, después de eso se volvió humo y desapareció junto con la espada.

Ethan dejo escapar una pequeña risa, estaba muy sorprendido y emocionado. 

–¡Wow! ¡Genial! Demonios, y nadie lo vio– dijo muy emocionado.

La campana sonó.

–Ay no– dijo algo preocupado.

Ethan tomo el pedazo de tela, se quito la máscara y la guardo de nuevo en su chamarra junto con la tela para volver al salón de matemáticas.



 

Ya todos estaban saliendo del salón.

"Demonios"

–Señor Schoenfield– le hablo el profesor.

Ethan fue al  escritorio del profesor algo apenado.

–Le juro que si fuí al baño– dijo Ethan.

–¿Cree que faltar a mi clase es una buena forma de comenzar el año?

–No era mi intención, yo... No creí tardarme tanto– dijo Ethan algo apenado e incómodo.

–¿Realmente quiere que le crea que estuvo más de media hora en el baño?

"Ay, maldición"

–Si, estoy algo enfermo del estómago, mi mamá me dijo que no viniera hoy por eso, pero yo quería venir. No creí que fuera tan grave – dijo Ethan.

"Esto es tan incómodo"

El maestro lo miro algo mal.

–Esta bien, le creeré. Ya puede irse– dijo.

–Gracias– dijo Ethan retirándose del salón para ir a sus demás clases.

–Oye, la próxima vez que vayas a saltar una clase no dejes a tu mejor amigo ahí ¿Okay?

–No me salte la clase, bueno... no a propósito– dijo Ethan.

–¿Entonces que pasó?– dijo David curioso con una sonrisa burlona en su rostro.

–No quiero hablar de eso– dijo Ethan.




 

El día pasó bastante rápido después de eso.

Las clases habían acabado.

–¿Qué onda amigo? Oye, los chicos y yo vamos a ir al lago un rato ¿Quieres venir?– dijo David acercándose a Ethan, quién iba saliendo de la escuela.

–Ah... No puedo, voy a... Estudiar un rato en mi casa– dijo Ethan.

–¿Qué? apenas llevamos un día de vuelta en la escuela– dijo David.

–Ya se, es que no quiero atrasarme en nada.

–Por favor...

–Hablo en serio amigo, iré con ustedes mañana, nos vemos después– dijo Ethan alejándose.

–¿Qué te...





 

Ethan llegó a su casa y se encerró en su cuarto para poder revisar el libro que le había dado el antiguo protector de la máscara.

Comenzó a buscar entre las páginas del libro. Era un libro algo corto en realidad.
 

Sección de Monstruos.

¿Cómo deshacerse de un Voldecz?

–Definitivamente cometí un error– susurró para el mundo mientras revisaba.

Retrocedió algunas páginas, pues seguramente había omitido algo al leerlo la primera vez.

Voldecz y marionetas.

Voldecz: Son criaturas que viven en El Bhendat (tierra de las sombras)

Tienen dos formas, la de un lobo gigantesco y la de una criatura con apariencia humana, solo que más grande y lo único que se le distingue de la cara son unos intimidantes ojos rojos.

Estás criaturas quieren apoderarse de la máscara para poder quitarle toda la magia que tiene y absorberla.

Son extremadamente peligrosos, pero desaparecen fácilmente si sabes usar el poder de la máscara.

El truco de la tela no funciona en ellos ya que ellos sí posen conciencia.

Las marionetas:  Son tipos de Voldecz pero no tan fuerte ni resistentes.

Son creaciones de alguien que vive en la tierra de las sombras,  tienen la misión de matar a los posibles portadores de la máscara y de recuperarla para el.



Avrila Andrea Velazquez

#3320 en Fantasía
#4370 en Otros
#643 en Aventura

En el texto hay: comedia fantasia magia, superheroes, aventura

Editado: 26.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar