La Melodía del Corazón

Tamaño de fuente: - +

Epilogo

 

―No sé cómo voy a hacer para caminar sin que mi cuerpo se paralice a mitad de camino― Susurro nerviosa.

―Cariño tengo un coche en la parte de atrás que está dispuesto a llevarnos a donde sea―Me dice Daniela guiñando su ojo.

―Cállate― Susurro riendo y veo como mi increíble amiga saca su lengua.

Escuchamos la risa de mi hija quien se mueve en mis brazos y empieza a levantarlos para que su tía la tome.

―Ven mi amor, tú y yo planearemos la fuga―Daniela toma a Samantha de mis brazos y se la lleva haciéndola reír mientras le hace un montón de gestos con su cara.

― ¿Estas nerviosa?― Pregunta Bruno a mi lado tomando mi mano.

― ¿Cómo no estarlo? ―Le digo ―Me voy a casar con el hombre que amo delante de millones de personas―Me sonríe.

―Es un gesto muy lindo lo que van a hacer―Susurra Bruno y sonrió haciendo una mueca mostrando todos mis dientes al escuchar a las personas gritar nuestros nombres.

―Se van a llevar una gran sorpresa―Suspiro― Al darse cuenta que no vinieron a un simple concierto sino a nuestra boda― Me sonríe y lo veo levantarse para besar mi frente.

―Lo va a ser― Susurra y acomoda su saco y sale caminando Dejándome sola mirando mi reflejo en el espejo.

Han pasado más de un año y medio de todo los problemas que hubo con Rodrigo y Lucia. Gracias a Dios las cosas fueron cada día mejor.

Rodrigo termino pagando una sentencia por abuso sexual y este momento está en la cárcel. De Lucia no volvimos a saber de ella y menos mal que los periodistas dejaron de acosarnos e inventar cosas sobre nosotros.

Lio y yo hemos creado una fundación que se llama #Rompeelsilencio y hemos ayudado a muchas víctimas de abuso, tanto física como emocional, de bullyn y aquellas que no son capaces de abrirse al mundo y poder desahogarse.

Se sorprenderían en saber de lo que uno se encuentra, en especial en la adolescencia que son más vulnerables.

Hemos construido albergues y sitios de ayuda para personas de bajo recurso, que no tienen donde vivir o comer. Escuelas de música, teatro también hacen parte de nuestra fundación. Lo único que necesitan personas es un pequeño empujón y eso hacemos nosotros, damos las herramientas y ayudamos para que nadie se aproveche de ellos y poder sacar su talento.

Lo que hemos vivido ha ayudado a poder re contribuir hacia los demás.

Mi relación con Lio cada día es increíble. Aunque nos dedicamos a varias labores no hemos dejado a un lado a nuestra familia, Samantha nuestra pequeña hija que nació hace ocho meses y es la niña de los ojos de su padre y de su hermano quien la adora y mi pobre chica debe lidiar con dos celosos empedernidos.

Ahora Lio y yo junto con el grupo hemos sacado un álbum, el primero de ambos y se llama igual que nuestra fundación. #Rompeelsilencio y ha abarcado la lista número uno de las canciones más sonadas y descargadas del momento y todo el recaudo se ira a seguir contribuyendo.

Para sorpresa de todos decidimos esperar para casarnos, aunque Lio por poco se vuelve loco. Daniela y yo tuvimos la idea que la mejor forma de contribuir hacia nuestros fans y darle gracias por su apoyo era que nos casáramos en pleno concierto, ya que no dejaban de pedir para ser invitados a nuestra boda. Así que reunimos principalmente las personas que nos escribieron y los invitamos a primera fila e iniciamos la gira con este gran concierto.

Todos piensan que es el concierto inaugural de nuestra gira #Rompeelsilencio y vienen sin saber lo que le espera.

―Está completamente lleno― Dice emocionada Rosy limpiando sus lágrimas.

―Y va a ser en vivo― Murmura Daniela entregándome a mi hija.

― ¿Ya te cansaste? ¿Estás bien?―Le pregunto y ella hace una mueca.

―Estoy muerta―Dice tocando su gran estomago de ocho meses ―Esta muñeca quiere salir a festejar―Sonríe ―Tengo que ir a mear― Ruedo los ojos.

― ¡En serio tienes que decir esa palabra!― Mi amiga camina con las piernas abiertas como si se estuviera haciendo encima y muestra su dedo de medio.

―Da gracias que no tengo ganas de cagar― Dice antes de salir del camerino.

―Espero que ese muchacho no le dé por nacer ahora― Dice Rosy tomando a mi hija de mis brazos.

―No te preocupes, Mateo tiene un personal médico preparado por si eso llega a pasar― Murmuro poniéndome de pie.

―Pobre muchacho, todo lo que ha tenido que aguantar― Ambas sonreímos y nos miramos.

―Es el Karma―Decimos al mismo tiempo.

La relación de Mateo y Daniela ha sido como una montaña rusa, el pobre sí que pago por lo que le hizo en el pasado. Ha hecho de topo por retenerla a su lado y lo que más nos sorprendió es que hace unos meses le secuestro prácticamente encerrándola en una cabaña por un mes y hasta que ella no aceptara que fuera su esposa, no la dejo salir.

Cuando por fin salieron de esa cabaña mi amiga ya estaba casada y venía con regalo incluido y ahora eran felices, aunque algunas ocasiones mi amiga le encantaba hacerlo sufrir un poquito.

―Ya está todo listo vamos― Bruno se acerca y toma mi mano.

Sonrió y me miro por última vez en el espejo observando que todo esté en su lugar. La adrenalina empieza a fluir por todo mi cuerpo, siento mis piernas como gelatina y mi corazón a punto de salir disparado por mi boca.



MJPaez

#1335 en Novela romántica
#312 en Chick lit
#497 en Otros
#103 en Relatos cortos

En el texto hay: amor, drama, familia

Editado: 25.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar