La Mensajera De Anubis

Tamaño de fuente: - +

1

<<Cuando Osiris subió al poder en el mundo de los muertos, la duat, Anubis tomó un papel secundario, limitándose a embalsamar los cuerpos de los faraones, guiarlos a la necrópolis y cuidarla con su vida...>

La misma historia de siempre en este viejo y aburrido libro de mitología egipcia, solo tiene escrito eso y el resto de sus páginas están manchadas de tinta arruinadas por completo, hechas pedazos. Me presento soy Jack Kiota tengo 23 años de madre inglesa y padre japonés y si se preguntan mi nacionalidad pues es Egipcia, mis padres me tuvieron en un viaje a Egipto ya que mi padre es historiador, una razón por la cual me enamore de ese país y en especial su historia, aunque en ocasiones me parecían cosas ilógicas y siniestras que decidiese  arrancarlas de mi mente y botarlas en la enorme papelera del olvido y más cuando estás a casi 40° en medio desierto con solo arena en todo tu cuerpo y una pequeña brocha limpiando buscando algún posible "tesoro" que irá de nuevo a un museo, que se le puede hacer si soy un estudiante de arqueología y egiptología o eso pretendo porque el único descubrimiento que he hecho es un libro de los 500 a.C completamente destruido, sin vida, sin pasado el cual tengo en casa más bien como una adorno decorativo que como un artilugio antiguo.

En regreso a la base solo con la sorpresa de encontrarme con la nada absoluta y solo arena que trajo la brisa y se depositó en las bandejas, el profesor y su cara de decepción concluyen esta expedición desastrosa y para mi una perdida de tiempo. El profesor Jacobo Tutmose un hombre viejo cruzando ya  por los 50, de pelo y barba ya blancuzca  es un hombre honorable para la escuela de arqueología a de la universidad de Jaén, al igual que un viejo testarudo y malhumorado muy difícil de impresionar, a toda hora con uno de sus grandes logros en el bolsillo un reloj de arena del siglo 6 que encontró cerca de las provincias Arabicas  el cual usa frecuentemente en los parciales de final de semestre para calcular el tiempo que nos lleva contestar un libro completo,a veces desearía que las cosas fueran tan distintas vivir una verdadera aventura, seguir a mi corazón luchar por lo que he creído, por la cual mis convicciones me obligaron a estudiar esto, no ser solo un insignificante grano de arena en el gran desierto de la ignorancia, el olvido y el fracaso.¿Acaso cual es el significado de la vida? me pregunto muy constantemente, realmente no tengo la mas minima idea después de todo vivimos en un ciclo repetitivo de acciones que poco a poco desgastan tanto la mente como el alma, poco a poco el mismo significado de la vida se va reduciendo a cenizas… ¿Acaso eso tiene algun significado? ¿Acaso no es mejor morirse?¿Olvidarlo dejarlo todo  y se alguien nuevo?. Muchas culturas antiguas tienen muchos significados de la muerte al igual que las religiosas, el cielo para aquellos que son buenos, el infierno para los pecadores la reencarnación para algunos y la iluminación para otros … es más interesante la muerte no lo crees.

 

Mientras mi cabeza divaga en estas ideas no me doy cuenta de que prácticamente el dia se acabo. - otra dia mas que no se que hecho con mi vida- repito esto todos los días después de una larga sesión de polvo y del hermoso derivado del sonido de la nada, mientras camino por los pasillos del instituto tomo mis cosas y voy a mi pequeño cuarto, ubicado no muy lejos de la universidad con una vista maravillosa ciudad de Asuán, la ciudad más meridional de todo egipto y por supuesto una vista privilegiada al hermoso Nilo. De las pequeñas barcazas en las orillas de sus aguas y la calma que produce observarlas,  una cama individual con maderos ya un poco viejos que rechinan al tirarme sobre ella, la mesa de estudio con una computadora en él y un librero donde tengo mi único descubrimiento mi aburrido libro den mitología egipcia cuyas páginas están en blanco, no se sabe el año, las pruebas de carbono 14 no registran fecha de antigüedad, o si quiera fecha, solo lo encontré una tarde en mi primera incursión a las antiguas ruinas, una oleada de calor azotaba en esas fechas, agotado y casi moribundo encontré aquel libro el cual era revelado por una extraña y tenue briza que pasó en ese momento, lo tomé entre mis brazos y regrese con los demás, al regresar me había dado cuenta de algo, unos metros más y me había unido con las momias, una enorme brecha de arenas movedizas se encontraba a unos metros del libro, no se si era destino o solo suerte la cuestión fue que al levantar mi mirada encontre el Templo de Hatshepsut atrás mío, según muchos arqueólogos se le podría llamar como el templo de anubis aunque muchos de ellos lo refutan por no hallar pruebas contundentes de ello, solo sabía una cosa tal vez el destino quiso que me encontrara en ese lugar. Ese dia estaba muy confundido y perdido entre las ganas de regresar a casa y olvidarlo todo, olvidar que casi muero lo único que me dejó inconcluso fue mi visión después del evento aún creo y siempre creeré que fue una simple y vaga visión de una imagen femenina con cabeza de chacal y ojos cual el purpurin de un loto azul, traje negro como la noche y un báculo en su mano derecha, de la misma manera que apareció se fue. aun sigo pensando que fue un bonito sueño para casi desastroso día.



Ari

#3733 en Thriller
#2129 en Misterio
#6476 en Fantasía
#2788 en Personajes sobrenaturales

Editado: 25.09.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar