La Mirada De Un Asesino

Tamaño de fuente: - +

capítulo 12

Narra el asesino

Después de haberme tenido lastima por varios minutos, me seque mis lágrimas, me puse mis audífonos y regrese a la universidad para recuperar mi clase de calculo, cuando yo apenas iba caminando en el pasillo me tope con esta Anaís y la salude -hola, ¿como has estado?

-muy bien, supongo que vas a tu clase de calculo ¿verdad? -supuso

-si, pero ni modo además así mis padres lo quisieron -conteste

-bueno... Te puedo acompañar si quieres para que no regreses sólo a tu casa -mencionó Anaís

-esta bien, además creo que me hará bien hablar con otra persona -dije algo feliz.

Entonces nos dirigimos al salón, honestamente no me molestaba que Anaís quisiera ir conmigo a una clase además casi no la veo sólo en arte, pero aún sigo sintiendo algo por ella tal vez no sea lo correcto ser amigos pero aún así no me importa.

Narra Fred

Apenas iba saliendo de la práctica de fútbol, cuando vi a Anaís y al chico extraño que iban juntos, al parecer se llevaban muy bien y eso no me agradaba mucho, este Gabriel me preguntó -¿que sucede?

-es que esta Anaís va caminando con ese chico raro -conteste

-y ¿eso que? No son novios además dudo mucho que ella le haga caso a ese imbécil, porque tu eres más interesante que él y eres uno de mis amigos -menciono Gab

-hermano, recuerda que esta Anaís es una chica lista y le llama la atención los chicos listos como el tipo ese -contradijo este Tim

-es cierto en eso, pero ahora tengo que buscar al maldito que me dejo esta carta -indico Gab

-bie..n... Hay que enfocarnos en las cartas y encontrar al sujeto -dije sin mucha opción, pero más tarde tendré algo preparado para ese tipo

-¿porque te envió la carta? Gab -pregunto este Tim

-no lo sé, tal vez quiere asustarme con su juegos de chico rata pero no caeré en su juego -respondió este Gab

-¿porque se propuso poner el sobre en tu cuaderno sin que te dieras cuenta? -me pregunté además era algo imposible que cualquiera pueda hacer y más sin que nadie lo viera

-de seguro alguien lo vio, pero tiene miedo de hablar -pensó Tim

-hay que buscarlo -dije.

Narra el asesino

Ya en el salón el maestro me explicaba lo que había tratado la clase de este día, sin embargo sabía que no me perdía de mucho pero aún así tenía que complacer a mis padres en sus cosas tontas de no perder clases y sin olvidar la convivencia familiar. Luego la voz mencionó de forma sarcástica -vaya, vaya... Quién diría que la misma chica volvería a tus brazos y eso que no sabe que atropellaste a ex novio

-¿porque diablos me molestas? -susurré en voz baja

-pues como van las cosas, tu teatrito va a caer y descubrirán que tu eres realmente -me aseguró la voz

-eso crees tú y los demás, pero no sabes quien soy realmente. Sólo que te digo que lo que estas viendo no es nada, comparado a mi verdadero yo -dije

-¿porque dices eso? -volvió a preguntarme la voz más pensativa

Esta vez lo ignore y seguí poniendo atención a la clase, Anaís me preguntó -¿estás bien? Pareces algo distraído

-sí, sólo que siento que parece tonto quedarse a tomar una clase sólo -respondí

-no estás solo, sino conmigo -dijo ella para tranquilizar me

-gracias -conteste de forma tierna y agradable

-¿como te ha ido en estos últimos dos años? -me pregunto nuevamente

-bien además soy bueno alejándome de todas las personas y estando sólo -mencioné

-por lo visto sigues igual que en la prepa -comentó Anaís

-un poco, sin embargo la mayoría de mis compañeros me hablan cuando se trata de pedirme ayuda con sus materias y a ti ¿como te fue? -respondí

-pues bien... Después del accidente de Pedro mi ex, me concentré más en la escuela, conocí nuevas personas en la universidad y apenas en este último año me encuentro contigo en una clase después de mucho tiempo de no verte -contestó algo feliz por volvernos a ver

-me alegra mucho que estés bien -dije tímidamente

-¿cómo va tu vida social? -comentó

-casi igual pero hago mi mayor esfuerzo para hablar con las personas -respondí

-¡genial! Pero debes de esforzarte más para que ya encuentras a tu novia, porque has estado muy sólo -me comentó esta Anaís

-no creo que ninguna persona le interese estar conmigo porque soy muy aburrido -le aseguré

-claro que no, tu eres muy agradable y siempre tienes una sonrisa en tu cara sin importar lo que pasé -contestó muy feliz

Simplemente sonreí al escucharla, sabia que lo hacia para que me sintiera mejor conmigo mismo pero sólo había un problema con eso, yo amaba a Anaís y a nadie más; pero eso creó que no le interesa mucho de mi. Finalmente se había terminado la clase, Anaís venía conmigo cuando vino Gabriel y sus amigos hacia nosotros, no sabía que querían pero no era nada bueno para mí y este Fred nos preguntó -¿que hacen aquí después de clases?



blackskye

#3666 en Thriller
#1622 en Suspenso
#2066 en Misterio

En el texto hay: venganza y mentiras, odio, muerte

Editado: 13.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar