La niñera

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 4: escape

solo veo como llora la mujer desconsoladamente me acerco, y le pregunto:

-¿estas bien?.-

-por favor ayúdame a huir te lo suplico.- solo me quedo callada y me retiro de la habitación mientras la escucho llorar desconsoladamente .

mientra voy terminando mi turno de la tarde no logro dejar de pensar en aquella mujer, pobrecita es obvio que el señor es un mafioso igual de lo que era mi padre. Tan solo si alguien hubiera ayudado a mi madre a salir de ese infierno, en tan solo pensar en ellos me sentí ingrata e hipócrita. Puedo ayudar a una mujer que se encuentra en manos de un mafioso que necesita ayuda y ¿no hago nada? tengo que ayudarla pero de paso tengo que hacer algo antes. Me dirijo hacia la oficina de mi jefe.

-hola Amelia ¿como ha estado?-

-bien señor Mathew he venido a algo muy breve no deseo quitarle mucho de su tiempo-

-si claro,¿ que se le ofrece?-yo solo saco un sobre en donde esta escrita mi renuncia y se la entrego después de el leerlo.

-¿por que ha decidido retirarse?.-yo solo le contesto.

-como dice en la carta necesito unas vacaciones y la verdad van a ser muy largas por lo que las estuve posponiendo hasta después de que mi amigo el Doc se fuera- mi jefe solo asintió y comenzó a llenar unas cosas en el computador.

-a partir de mañana ya no trabajara mas aquí le agradezco su disposición mientras estuvo con nosotros, es una lastima que se vaya pero es mejor que aproveche su juventud y después no se arrepienta- yo solo sonreí y me retire.

¿que esperaban que mi jefe me rogara para que me quedara? por dios soy nada mas una enfermera por mi puesto no hay preocupaciones hay muchas personas que están esperando ser llamadas para el trabajo. es decir , que solo tengo el momento en el que salga de mi puesto para sacar a la mujer.

2 horas mas tarde

son las 8 p.m. para ser precisos y voy por mis cosas en el casillero para no dejar nada para cuando el señor mafioso me busque. subí a la habitación de ella con mi mochila, entre a ella la vi acostada llorando le dieron de alta aproximadamente hace media hora. supongo que estaba esperando a que llegara el señor para que se la llevaran pero cuando me vio ni se inmuto.

-toma vístete con esta ropa- ella se le iluminaron los ojos y se vistió lo mas rápido sin importarle que yo estuviera delante de ella y alcance a divisar marcas en su espalda se ven reciente y se nota que no eran para causar placer. ¡joder! la castigo estando embarazada. ¿aun sabiendo que podía causarle demasiado daño al bebe? eso es pasarse.

la mujer se volteo y me miro.-lista ¿nos vamos?.-

yo la lleva de la mano y la saque por la parte del estacionamiento tratando de ser lo mas discretas posibles. ya cuando terminamos de salir del hospital la lleve al aeropuerto y la deje allí.

-muchas gracias.-ella me dijo mientras lloraba de alegría yo solo saque un boleto de avión que ella tenia que presentar, para que la enviaran al jet privado de mi padre que iba hacia Dinamarca.

-toma presenta esto a la señora que vende los pasajes de avión ella te guiara a un jet que tiene como destino Dinamarca. ve lo mas rápido que puedas- ella solo asintió feliz y se fue yo solo hice mi camino a mi casa después de caminar 10 minutos solo sentí como me agarraron por detrás y segundos después como introducían un liquido en mi brazo.

----------------------------------------------------------------------------------------------

solo sentí que despertaba estaba en un auto, me encontraba en la parte trasera vi en la parte del conductor un señor ¡mierda me encontró! y muy rápido no puede ser nos estaban siguiendo. iba a meditar palabra pero solo un celular supongo que el de el. contesto con el manos libres.

- Bruno, ¿ella ya despertó? .-

-si señor Derek en este momento nos esta escuchando.

-en¿ donde se encuentran?-

-estamos cerca a la calle 45 avenida cirios .-

- para allí, yo también estoy cerca a ustedes.- inmediatamente comenzó a parar el vehículo.

después de esperar 5 minutos me di cuenta que nos en contrabamos casi en una camino boscoso típica carretera que esta desierta y sin ninguna casa u edificio era muy poco probable poder escapar de aquí cerca cerca nuestra comenzó a detenerse un auto muy lujoso, joder es ese hombre el del hospital. el señor que conducía, salio apagando el auto los vi hablando y bruno creo que se llama, solo abrió la puerta de la parte trasera y me saco jalandome de un brazo. Después de eso el solo se subió al auto que parecía una limosina mirándolo desde afuera y se marcho dejándome con este hombre a la deriva.

-Al final resultaste ser mas que un dolor de cabeza- yo solo me limite a quedarme callada el poco trato que he tenido con el me ha demostrado el increíble parecido de personalidad que tiene con mi padre ya muerto, gracias a Dios se como tengo que actuar para no enojarlo mas de lo que ya esta.-sabes tanto sacrificio no sirvió de nada, ahora en este momento la mujer que intentaste salvar esta muerta y en llamas.- solo pase saliva, mierda ahora me preocupo por mi.-tendrás que reemplazar el lugar de la zorra que ahora esta muerta, de todos modos era una mas del montón.- el sonríe. me escanea de pies a cabeza- no estas mal, caderas anchas y esto provoca que se te vea cintura un poco mas pequeña, pechos medianos adivino eres un ¿34?.-yo solo me sonroje no solo por la descripción si no que acertó y el siguió con el escaneo- tus pechos al ser medianos provocan que resalten tu caderas y tienes piernas largas o parecen largas porque no te pongo as de 1,62 m . y tu cara tan inocente demuestra lo perfecto para ser mi sumisa.



Laura Kroshlo

Editado: 18.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar