La niñera

Tamaño de fuente: - +

Capitulo 9: El inicio de una historia.

Seguí a maría escaleras arriba y me guió a un cuarto cuando lo abrió me quede sorprendida pero no de una buena manera, el cuarto olía horrible a orines y excremento, Los niños estaban en ropa interior, y dormían abrazados pues no tenían mantas el cuarto estaba helado, pobrecitos además así juntos se notaba una severa desnutrición, me enoje era obvio que a estos niños no los querían, pero lo que más me extraño fue que ni la servidumbre hacia ¿ nada? Voltee

-¡oye! ¿Quién estaba cuidando a estos pequeños?.- iba a acusar quien haya hecho esto con Dereck.

- ni intentes hacer lo que estás pensando, solo te saldrá el tiro por la culata.

-¿Cómo sabes que iba a acusar al responsable?.

-por tu rabia, se notaba que estabas enojada.

-¿quién fue? .-ella me miro y me hizo una seña para que me sentara a su lado.

-esa mujer que viste abajo, Scarlett ella es mala .-mi cara preguntaba el ¿por qué? Y ella solo siguió como si hubiera entendido.- lo mejor es contarte la historia desde el principio, sé que sueno como una entrometida al contar la historia de mi patrón, pero si usted se va a hacerse cargo de los niños es mejor sepa todo desde el comienzo, usted aunque sea una desconocida para mi es la única esperanza de que ellos vivan felices, pues en dos semanas ya no voy a estar aquí y ninguno en esta casa va contra la señora Scarlett pues quien lo intenta sale perjudicado como uno de los mayores ejemplos es mi esposo.

-pero cuénteme que ya me dio curiosidad-ella solo me hizo una sonrisa ladina y me dijo. ¿pero que podía hacer? yo siempre fui curiosa o chismosa si así me quieren llamar.

-yo me llamo María, mi mama era la nana de Dereck, es decir, que yo desde pequeña estuve junto a él en este mundo, si así se le puede decir, estuvimos siempre juntos éramos como hermanos, su padre casi nunca estaba presente y tenía innumerables concubinas hasta que llego una, que todos hubiéramos desearíamos que jamás hubiera pisado la casa, se llamaba Casandra era muy bella, rubia, ojos verdes tan profundos como el Jade, tenía un cuerpo de infarto era la mejor concubina que hubiéramos visto, se convirtió en la favorita del señor y a diferencia de ti, todas las mujeres Vivian en la casa todo era un caos.- si yo también lose nací con muchas concubinas y mi imagen de ellas no era muy buena que digamos. Ahora que estoy en posición de una de ellas me doy cuenta de que no todas son malas y no todas las esposas son como mi madre, buenas.-el señor se hacía viejo, pero complacía más a su concubina favorita que a su familia, Dereck fue creciendo y los 16 ya era uno de los más codiciados, los señores ya le proponían al señor que arreglaran matrimonio pues su hijo era guapo y tenía una gran herencia en sus manos. Mas Casandra no parecía agradarle ninguno de esos comentarios, todos nos dábamos cuenta de cómo miraba al joven Dereck, pero su padre no parecía darse cuenta de nada. Casandra cada vez se le insinuaba más al joven y buscaba formas para estar junto a él. Hasta que llego el día del desastre, el señor había muerto como todos lo presentíamos más le dio muy duro a Dereck, pues siempre quiso la atención del señor y como lo he contado jamás sucedió, lo único que sabemos es que el joven se emborracho y en un momento dado un sirviente vio como entro la señorita Casandra, al otro día se escucharon gritos de aquella mujer reclamándole a Dereck, que se tenían que casar con ella, que no le podía hacer eso después de dejarla embarazada. ¡por dios! Solo llevaban unas horas y ella ya aseguraba.

Todos pensamos que era que ella pensaba que la iban a echar y por eso hizo eso pero más tarde, me di cuenta que era algo mucho más allá de ello. Ella estaba obsesionada con el señor Dereck, el vino sollozando a mi 2 semanas después de lo ocurrido y me conto que fue lo que paso.

-¿Qué paso?.-mi curiosidad me ganaba yo quería saber.



Laura Kroshlo

Editado: 18.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar