La novia Del Mago Antiguo

Tamaño de fuente: - +

Capítulo I El inició de algo que pueda llegar a lamentar

Capítulo I

El inició de algo que pueda llegar a lamentar

Nathalie Wessex

¿Porque yo?

Era lo único que podía pensar, las voces en mi cabeza siempre suelen hablar, las visiones empeoran y nadie me quiere ayudar. ¿Es porque soy tan diferente acaso estoy pagando un pecado cometido en otra vida? No lo sé, yo realmente no he podido entender porque estoy así, porque me suelen lastimar.

Nunca pensé sentir el odio y el desprecio a una temprana edad, el recuerdo de mi madre hace que mi mente y mi corazón tiemblen, una frágil alma la cual vive en este cuerpo el cual ya no siente.

¿Si tan solo hubiera sabido que todo esto pasaría yo jamás hubiera pedido nacer?, ¿Espera fue algo que yo pedí? Es una buena pregunta un tanto difícil de responder.

Al verme en el espejo y encontrar manchas negras, cubriendo mis ojos es cuando me doy cuenta, que hace ya mucho tiempo el cual no he podido dormir.

¿me pregunto cuándo fue el momento en el que los dulces sueños se convirtieron en horrendas pesadillas?

No lo sé es una respuesta automática, los dulces sueños se volvieron en horribles pesadillas, las cuales aun me suelen atormentar, unas pesadillas manchadas de sangre y soledad.

 

Yo realmente ya no sé nada. Mi mente suele divagar en que es bueno y malo, en que está bien y que está mal, aun así, los humanos vivimos de una manera limitada por nuestro pensamiento, nuestra fe y nuestra creencia, nuestro ideal y sobre todo nuestra ignorancia, pero limitamos nuestras cortas vidas, a ignorar aquello que es diferente. Al punto tal de destruir lo que se cree una amenaza a lo que llamamos desconocido para nosotros.

 

Puede que la decisión que tome pueda ser el inicio de algo que pueda llegar a lamentar, pero correr el riesgo podría cambiar mi solitario destino, mi triste existencia y tal vez, solo tal vez podre encontrar un lugar donde mis alas reposar por toda la eternidad, encontrando eso a lo que deseo llamar un hogar.

 

  • Odio esta ciudad -susurre viendo a la pared de mi oscura habitación-

 

  • ¿Por qué? -escuche aquella voz que me suele hablar cuando estoy en soledad-

 

 

  • Porque esta llena de todas las memorias que quiero olvidar, ir a la escuela todos los días, ver como se ríen de mí, después regresar a una casa a la cual no quiero regresar-cierro mis ojos por un breve momento- no quería pensar en nada, quería seguir siendo diferente, ante todo.

 

  • ¿acaso pensaste, en que todo esto es un repentino error, que te hagan daño, que hagan sentir mal, que te tengan encerrada y no puedas escapar? -resonó aquella voz molesta-

 

  • Ayer te dije que había algo de lo que tenía que hablarte, ¿verdad? -musite levemente-

 

  • ¿qué es lo quieres decirme? -susurro mas calmada-

 

  • Tomare una decisión mañana -susurre para quedarme dormida-

 

 

De nuevo me veo corriendo entre los arboles del bosque mientras la nieve cae con fuerza, una gran tormenta fría, veo al final del camino una pequeña luz, cuando llego a ella cambia la escena a una casa, se siente un ambiente tenso y triste, veo hacia el balcón, una mujer de cabellos largos la cual me dirige una mirada, la cual no puedo reconocer el sol no me deja ver su rostro escucho un leve susurro

 

  • Lo siento nuca olvides que te amo, pequeña mi vida es tuya -susurro para saltar del balcón-

 

  • No espera no lo hagas-grito fuerte pero ya es muy tarde ella había caído-

 

Al acercarme al balcón veo en el suelo su cuerpo machado de sangre la, siento como mis lagrimas empiezan a caer, veo como la sangre sube por la pared hasta que todo se torna rojo, una mano machada de sangre y una voz terrorífica que dice:

 

  • tu debiste morir con ella -aquella mano me toma del rostro apretándolo con fuerza- tu serás mía

 

  • ¡No! -grito exaltada-

Un fuerte dolor de cabeza sentí hasta que me abrí mis ojos sentando me de golpe en la cama, apreté con mis manos mi cabeza sintiendo aquel dolor punzante, sentí mis mejillas encharcadas, en un rápido movimiento veo el reloj de nuevo son las 3:00am, no poder dormir más, eso lo se me levante y ordene la cama, empaque las cosas en mi mochila y acomode el uniforme fui a tomar un baño uno muy muy largo, cerré mis ojos estando en el agua de la tina sintiendo el agua tibia tocar mi piel. El reloj empezó a sonar es hora de ir a la escuela tome mis cosas y Sali de casa, a nadie le importa si me despido a nadie le importa si no estoy, pero lo que si les importa es cuando me llega el dinero del banco. Al llegar a la escuela veo aquel chico popular esperándome como siempre, como cada mañana una leve sonrisa se formo en mis labios, este chico jamás cambiara.



NathalieFranco

#6560 en Fantasía
#1447 en Magia
#3736 en Thriller
#2134 en Misterio

En el texto hay: magia, dragones amor mistico, hadas

Editado: 15.02.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar