La oscura habitación

Tamaño de fuente: - +

Sonrisas forzadas :')

Era de noche. Un día que para muchos es muy importante,para una chica que se encontraba sola en su fría habitación no le parecía para nada agradable,era ese día donde para las personas debía ser perfecto,tener intercambio de regalos,comer pavo o carne asada. Si chicos era navidad. Pero para la bella chica que se encontraba sola aunque toda su familia estaba en la sala no le gustaba ese tipo de festejos,prefería quedarse escuchando música o leyendo algún libro. Desde su habitación podía escuchar las carcajadas de sus familiares aunque no prestaba mucha importancia. Se llegaron las 12:00 sabía que tenía que ir a dar el "feliz navidad" a todos;lo pensó mucho y al último bajó a la sala,todos estaban dándose abrazos,pensó en mil y una maneras de acercarce y abrazar a alguien pero cuando lo intentaba se iban y abrazaban a otra persona. Hasta que sus ojos se humedecieron y se le salió una pequeña lagrima al ver que haxian como que no existía,salió de la sala para subir a su habitación un poco apresurada para que no la vieran llorar aunque sabía que ni atención le ponían.

- felíz navidad- se escuchó la voz de un anciano. 

- felíz navidad abuelo-dijo Gerakey 

Su abuelo era la única persona en esa casa que hablaba con Gerakey. La aconsejaba mucho,aunque a veces le daba mucha tristeza el ver a su nieta así.

-Cómo estás abuelo-pregunto curiosa

Bien mas para allá que para acá- dijo el anciano con una gran sonrisa en su rostro 

-ay abuelo tú y tus cosas- dijo Gerakey mostrándole una sonrisa 

-es la verdad Estefanía,(siempre la llamaba por su segundo nombre),sabes que ya estoy anciano y dentro de poco moriré-dijo el anciano sin quitar su bella sonrisa

-no digas eso abuelo, si te llegas a morir no se que sera de mi vida -dijo con un rostro entristecido

Enriqueee-se escuchó una voz femenina,era su abuela

-bueno ,mi niña ,me voy que la policía me habla-dijo entre carcajadas

La oscura habitación quedó otra vez en un silencio muy acogedor al menos para la chica.

Quedo rendida de cansancio por tanto leer,al amanecer la levanto el viento que entraba por la ventana que llego a paralizar el debil y delgado cuerpo de la chica que hizo que en un suspiro estuviera de pié . Se levantó y se dio una  ducha y bajo a desayunar. Tenía dos hermanos,ella los quería mucho después de todo eran familia,pero ellos no la apreciaban de la misma forma,siempre estaban con sus padres platicando y cosas así,por supuesto a ella la excluian de todo. 

Pasaron los días y era momento  regresar a clases,aunque no tenía muchos amigos,le gustaba asistir a la escuela,pues se distraia . Al llegar al salón se encontró con su inseparable amiga.

Brianna era ese tipo de amigas que creías no existían. Siempre se preocupaba por su amiga,la ayudaba a resolver sus problemas y a veces lloraba con ella. Aparte de entender por la grave situaxion de su amiga se identificaba con ella. Aunque su situación no era muy parecida a la de Gerakey. Por eso eran mejores amigas pues se consolaban una a la otra.

Las dos chicas eran muy guapas,aunque Brianna se miraba mas atractiva por su seguridad y autoestima algo que le faltaba mucho a Gerakey. Pues siempre se encontraba un defecto aunque fuera diminuto y eso la hacia sentir insegura en cada paso que daba. Aunque era muy guapa, una niña alta ,de ojos grandes y cafés resaltaba su lindo rostro y unos labios un poco rosados al igual que sus mejillas,que se miraba demasiado tierna e inocente,con una linda silueta pero era muy delgada. Brianna por otro lado era alta,de unos ojazos verdes,con un cuerpo que parecía de modelo aún teniendo 14 años.

-Y que me cuentas- preguntó Gerakey -¿qué tal tus vacaciones?

Bien,todo igual ya sabes- contesto Brianna no muy entusiasta -¿y las tuyas?

Pues igual que siempre,nadie sintió mi presencia,solo mi abuelo-contesto con su carita triste 

Ay amiga,lo siento- dijo Brianna viendo el triste rostro de la chica 

No te preocupes,sabes que estoy acostumbrnada- contesto con una sonrisa algo forzada,aunque no se le notaba lo forzada pues la mayoría del tiempo tenía esa falsa sonrisa para no preocupar a los demás.

En su casa siempre se la pasaba con sus audífonos y bailando no le importaba pues para esa familia era invisible. Estaba bailando muy coqueta,cuando tocaron su puerta,que estaba abierta,volteó en un instante y miro a su hermano mayor y se confundió un poco,pues era super rara la vez que la visitaba y siempre  que iba era para pedirle dinero.

Hola- dijo con una voz dulce y agradable que confundio mas a la chica 

Hola - contestó 

Se que te has de preguntar el porque mi visita

Si me lo preguntó - respondió sinceramente 

Te vi en la noche de Navidad salir corriendo y llorando-dijo dudoso 

Ha si es que me lastime el dedo chiquito con la mesa-dijo, tragando en seco

Gerakey los dos sabemos que no fue por eso-contesto un poco raro con la importación de la chiquilla. ¿por qué subiste con rapidez? Y quiero verdad

-Oye mañana tengo examen, asi que quiero descansar- dijo temerosa de la respuesta de su hermano

-Gerakey soy tu hermano mayor, mi trabajo es protegerte  y no verte sufrir

-Lo se hermanito,luego hablamos

Su hermano salió de la habitación un poco confundido por el comportamiento de la chica,pero no le tomó mucha importancia.

La chica se sentó en el pequeño balcón que tenía y por un buen rato observó el hermoso cielo estrellado. Unas lagrimas recorrieron sus rosadas mejillas,estaba harta de su vida,de sentirse un cero a la izquierda,pero,las vacaciones de primavera le traían algo que ella no olvidaría.

                                           ●●●

 

 

Gerakey estaba llegando al instituto,y se encontró con Brianna,como era de esperarse,siempre hay una pandilla de chicos viendo a las chicas.
Había un chico muy guapo,era alto,de test blanca,pero de cabello castaño y ojos color miel,que eran realmente hermosos,podías sentir su tierna pero intimidante mirada a mucha distancia.
Era Edwin, y las chicas se percataron que el las estaba observando más bien sólo estaba viendo a Geraldine,por lo que ella se ruborizo y el chico se dio cuenta y le soltó una linda y tierna sonrisa a la que ella también contesto con una. Pasaron a los chicos y todo volvió a la normalidad.

-viste eso- soltó emocionada Brianna



Mariana Barraza

Editado: 21.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar