La otra mujer de mí esposo 3 ( La venganza de Bridget)

Tamaño de fuente: - +

7) La otra mujer de mí esposo ( La venganza de Bridget)

Capítulo:7

«En ésta vida los culpable siempre caen por crimén», pensó Bridget

Banco internacional R&B

Era las 3:30 pm de la tarde Kristal había recibido la noticia de que su cuenta de banco había sido cancelada y bloqueada no podía retirar dinero al igual que su cuenta la de sus padres fueron cancelada y bloqueada; le molestaba que su mundo diera in giro de 180 grado. 

-Explíqueme, ¿Quienes son ustedes para cancelar y bloquear mí cuenta de banco?.-preguntó Kristal.

-¿Le sucede algo señorita?.-preguntó.

-¿Acaso no escuchó?.-Kristal la miraba con altanería.-¿Cómo sé atreven hacerme eso?.

-Nuestro banco tiene políticas.-contestó la recepcionista del banco.-en sus cuentas vimos irregularidades.

-Mis cuentas están muy bien.-Kristal trataba de no hacer un escándalo y molderse la lengua.-no sé como trabaja ustedes pero quiero ver a tú encargado.

-¿Señora me está diciendo como hacer mí trabajo?.-preguntó.-entienda que es nuestro deber como banco hacer un análisis de riesgos.

-Quiero ver a tú superior.-exigió Kristal.-ahora.

 Los ojos de la recepcionista observaron con frialdad a Kristal detenidamente. No sabía quien se creía esa chica pero iba hacer divertido lo que ella iba hacer, Kristal la observaba esperando una respuesta, por parte de la empleada quien se atrevía a mostrarse arrogante delante de ella. 

-Espero a tú supervisora.-insistió nuevamente Kristal.-¿no escuchaste?.

-Lo lamento tanto, yo soy la supervisora del banco. Para servirle le está atendiendo Rebecca Williams.

-No tienes idea con quien te metiste.-Kristal trataba de controlar su ira.

-Señora Kristal, ¿tiene usted algunas dudas?.-Rebecca la miraba con una sonrisa sarcástica.-si usted tiene dudas o sugerencias por favor escriba sus problemas en el buzón de sugerencias y cuando nosotros tengamos tiempo lo revisaremos.

15 minutos después Kristal salió del banco, estaba enojada no sabía que había pasado. 

-Hola, ¿Cómo estás?.-preguntó Rebecca mientras entraba a su oficina.-hoy me encontré con Kristal.

Bridget dejó de digitar al escuchar a Rebecca hablando de Kristal.

-¿Enserio?.-Bridget estaba con una sonrisa.-¿Cómo te fué entonces?.

-La chica tiene un fuerte temperamento.-añadió Rebecca con un suspiro.-pero me divertí mucho Bridget cuando ella exigía ver a la supervisora y obviamente la tenía delante de ella.

-Ya puedo imaginarme el escándalo que ella estaba haciendo.-Bridget no paraba de reír.-es una lástima que no estaba viendo ese escándalo me hubiera gustado estar en primera fila. 

-No te preocupes.-contestó Rebecca.-cada problema tiene una solución, te enviaré una copia del vídeo para que lo veas todos los días.

-Gracias querida.-Bridget pudo ver como su amiga Gina aparecía con dos cappuccino.-esperaré el vídeo gracias por toda tú ayuda.

-De nada.-contestó Rebecca.-para eso están las amigas para auudarse y exterminar con las Tarántulas.

-Bueno hablamos luego.

-Entonces nos vemos Brid.-Rebecca cerró el teléfono y suspiró hondo.

«Quiero estar en ese momento cuando Bridget te dé una lección», pensó Rebecca.

 Al llegar a la casa Gina dejó los cappuccinos. Sabía que Bridget estaba hablando con Rebecca, sobre las cuentas de bancos. 

-Hoy Kristal hizo un escándalo.-Bridget caminó y tomó un cappuccino.-ella exigía ver a la supervisora.-añadió una sonrisa.-pero fue divertido.

-¿Qué fué divertido?.-preguntó Gina.-vamos vas a matar a tú mejor.

Bridget soltó una carcajada.

-Mí mejor amiga es toda una dramática.

-Vamos Bridget....

-Pero la supervisora era ella, Rebecca era la supervisora.

-Ya puedo imaginarme su cara de espanto.

-Tendremos vídeos para ver ese momento especial donde ella hace un escándalo y se humilla.

-Sabía que existía la justicia divina.-exclamó Gina de emosión.-sólo falta que todos estén en ese momento, pero quiero que esté los padres de Bleik. 

-Yo si deseo eso 

Bridget lo dijo con seguridad y luego continuó:

-Entre más tiempo pasa, más deseo tengo de vengarme, tengo todo planeado desde el principio al final.

-Eso debe ser sorprendente.-concluyó Gina.- no quiero saber el final de la obra de teatro. 

-Es genial porque cada mago tiene sus secretos.-dijo mientras se servía un vaso de whisky y le ofrecía otro a Gina.

-Gracias, porque el final no lo quiero saber.

 La charla que tuvieron fué como siempre la habían tenido. Ambas hicieron un brindis y Gina quedó dormida mientras que Bridget se preparaba para salir de noche. 

«Lo siento Gina, pero ésto lo tengo que hacer yo sola», pensó Bridget, mientras terminaba de ponerse una peluca de caballo negro y salía de su departamento.



BessyRod

#445 en Novela romántica
#40 en Thriller
#21 en Misterio

En el texto hay: misterio y amor, venganza, romance celos

Editado: 10.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar