La otra mujer de mí esposo 3 ( La venganza de Bridget)

Tamaño de fuente: - +

22) La otra mujer de mí esposo ( La venganza de Bridget)

Capítulo:22

«Lo mejor de iniciar un juego es cuando tú eres el mismo que lo termina», pensó Bridget.

Bleik se le secó la garganta, su esposa los veía con una sonrisa de triunfo. ella estaba llena de venganza por la muerte de Emma. ella se había convertido en una persona cínica, cruel y déspota en la que se divertía viendo a ellos atados, necesitaba que su esposa entrara en razón y viera que lo que estaba haciendo no era el camino correcto, pero como lo haría. ella no tenía idea del peligro que corría al tener a esas personas atadas.

-Bueno, empecemos con la primera que me estaba dándome ordenes.

Bridget observó a Jannette la madre de Kristal con una sonrisa sarcástica.

-¿Puedo decirle Jann?.-preguntó Bridget.

Jannette permaneció callada.

-¡Vaya! ya sé a quien salió Kristal con ese carácter.-exclamó Bridget con una sonrisa.-bien entonces le diré Jannette.

-No voy a responder a ningunas preguntas.

-Kristal, ¿Acaso tú madre no sabe que las preguntas que hago yo debe responderse?.

-Mamá.-murmuró Kristal

-Kristal no te preocupes yo no le tengo miedo a esa niña malcriada.

-¿Cómo obtuvo el dinero para hacer esas compañías?.-preguntó.-espero que pueda decirme la verdad.

Jannette sabía que esa mujer tenía una mirada fría y que no le importaba herir para llegar a tener su propósito.

La madre de Kristal sabía que si no respondía a las preguntas aquella mujer que los tenía secuestrados era capaz de todo, quizás hoy ella, su hija y su esposo corrían peligro, por primera vez estaba asustada por una mujer que parecía una asesina 
desquiciada. se tragó por los nervios y el miedo que tenía hacia esa chica, pero también sabía que si no respondía a las preguntas no había marcha atrás. 

Bridget caminó donde él padre de Kristal con una sonrisa.

-Señor Julio, ¿Dónde consiguieron ese dinero para hacer esa empresa?.

Julio no era capaz de verla a la cara.  no entendía que clase de persona secuestraba para obtener su beneficio. 

Bridget caminó donde se encontraba su guardaespaldas y con una señal le ordenó que precionara el botón de explosión,  donde una tienda de postres se estaba incendiando.

-¡Vaya!.-exclamó Bridget con asombro.-mira es como ver fuegos artificiales, no es genial aunque es triste Kristal tú familia perdió una tienda de postres.-añadió un suspiro.-preguntaré de nuevo, ¿Quién les dió ese dinero?.

-Fué Kristal.-contestó Jannette.-ella nos dió el dinero para que hicieramos una tienda, nosotros no sabemos quien se lo dió a ella por favor ya no siga.

-Bien, ahora voy contigo Kristal, ¿Cómo conseguiste ese dinero?.

Kristal estaba asustada por lo malvada y peligrosa que era Bridget y como su rostro había cambiado.

-Escucha, Bridget, recuerda que no sólo tú perdiste a nuestra hija Emma. yo la perdí igual que tú.-interviene Bleik.-podemos empezar de nuevo.

-¿Cómo puedes empezar algo que nunca existió?.-preguntó Bridget.-nuestro matrimonio nunca existió y jamás no existirá.

-Bridget...

-No hiciste nada cuando Emma murió.-reclamó Bridget.-porque eras muy debíl y le temías a esas personas pero yo no. porque yo me voy a encargar de lo que tú no te pudiste encargar.

Bridget cambió algo la expresión en cuanto vio la cara de angustia de cada uno de sus rehenes, estaba disfrutando cada momento y su preocupación de todos ellos. 

-Espero por tú respuesta.-Bridget observó a Kristal.-¿Quién te dió ese dinero? Recuerda que los negocios de tus padres están en tus manos y por supuesto tú hermoso secreto.

Kristal no tenía opción, debía proteger a sus padres pero confiaba que Bridget no la traicionaría.

-Fué Alonso él me lo dió.-confesó Kristal.-yo necesitaba dinero no podía pedirle a Bleik pero te juro que ese dinero no es de tú familia.

Bridget caminó donde se encontraba Alonso y lo observó fríamenente.

-¿Desde cuando conoces a Kristal?.-preguntó.-Espero que me contestes ya que tienes mucho que perder.

Para Alonso era todo una sorpresa que ahora mismo estuviese siendo amenazado por una mujer que ya estaba empezando a sospechar su propósito, y más porque ella no era una mujer común. no le gustaba en  la posición en que se encontraba, porque  diferente con ella y no estaba jugando.    ella había explotado la tienda de postres y era capaz de hacer más cosas o peor. 

-Hace tiempo

-¿Cuántos tiempos?.-preguntó Bridget.

-Hace un mes.-contestô Alonso.-ella me pidió dinero porque no era capaz de pedirle a Bleik Sotomayor.

-¿Qué tipo de relación tenían?.-preguntó Bridget.-¿Amigos? ¿ o más que amigos?.

Alonso dudó por un instante y luego rompió el silencio:

-Amantes

-No me sorprende.-Bridget estaba disfrutando el momento de gloria.-¿escuchaste eso Bleik? tú me engañaste y ella te engañó la historia se repite.



BessyRod

#309 en Novela romántica
#29 en Thriller
#14 en Misterio

En el texto hay: misterio y amor, venganza, romance celos

Editado: 10.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar