La otra mujer de mí esposo 3 ( La venganza de Bridget)

Tamaño de fuente: - +

25) La otra mujer de mí esposo ( La venganza de Bridget)

Capítulo:25

«Nada grandioso fué jamás conseguido sin peligro», pensó Bridget.

Un mes después

Kristal se encontraba encerrada desde hace un mes no era lo mejor que le pudo a ver pasado, desde aquella confesión todo fué como una clase de películas de acción y misterio.

Bridget se había encargado en hacer que todo estuviese terminado y que cada uno pueda vivir la vida que se supone que se debió vivir.

Desde aquella confesión y cuando ella salió de esa cabaña, uno por uno fueron cayendo como debió ser, el primero fué Oscar, Eduardo, Adolfo, Geronimo y Germán los familiares político de Alonso , él mismo Alonso fué detenido en el aeropuerto cuando él iba hacer un viaje, los policias que Eeran pagados fueron despedidos by encarcelados, Samanthaon a la Isla wila con los demás Aldeanos,  Bleik prefirió irse de viaje y olvidarse de todo lo sucedido y por último antes de Bleik irse de viaje él se ocupó en cerrar a Kristal en la cárcel.

Quizás si nuestra vida no sé hubiese convertido en una miseria en donde lo que importa es el dinero, el poder, el estatus, la buena vida o el circulo social en la vida no hubiese: muerte, secuestro, engaños, traiciones o simplemente la desesperación a la falta de recursos: comidas y agua. No hubiese sucedido nada de estás injusticias.  

Desde que Kristal estaba encerrada nada era igual, sus padres desde que escucharon su confesión prefirieron alejarse de ella sentían vergüenza porque ella fuera su hija y que fuera capaz de todo eso para tener dinero y estatus.

Para ella no había peor lugar todo era horrible, el patio  era lo peor y solamente habían dos y ella estaba en el número uno. La primera vez que llegó cinco reclusas le dieron la bienvenida golpeando su rostro.

«Era un maldito infierno», pensó Kristal.

Los Baños eran un desastre. algunas mujeres peleaban por las batas, desodorantes o incluso el cepillo dental

Donde ella dormía era un lugar pequeño,  con un camarote duro era como estar en la caverna. compartía la habitación con tres reclusas que de vez en cuando hablaban con ella para hacerle ambiente.

Kristal necesitaba ver a Bridget, desde hace unas semanas ella se enteró que regresó al país y que se iba a vivir a otro por un tiempo.  ningunos de sus abogados la ayudaron en nada le habían recomendado a Leon su último abogado y éste no había realizado su trabajo solamente se encargaba de decirle que sus honorarios es alto y que quizás debió contratar un abogado público.

Kristal había querido encontrarse con Bridget antes de ella se fuera del país, vió como ella entraba seria y se sentaba frente a la sala de visinte donde ella se encontraba.

-Bridget, tiempo sin verte.

-La ropa naranja te queda bien

Kristal ignoró el comentario sarcástico que  Bridget  le había dicho acerca de su uniforme de reclusa.

-¿Por qué me llamaste?.-preguntó Bridget.-me sorprendió mucho que lo hicieras ya que con lo que te hice no pensé que fueras capaz de llamarme.

Kristal quería llorar, pero no lo iba hacer delante de Bridget. ¡Tienes que ser fuerte Kristal, no es tiempo de llorar necesitas pedirle un favor a ella por eso la llamaste!. Además era la única persona que sé podría decir en que confiaba para ese favor que necesitaba.

-Te queda bien el cabello ondulado.-hálago Kristal.-me gusta mucho.

-¿Qué quieres Kristal?.-preguntó Bridget.

Kristal suspiró hondo y habló:

-¿Recuerdas a Zack?.-preguntó.

-¿Quién tú amante?.-Bridget le sonrió sarcásticamente.-¿Acaso lo extrañas tanto?.

-Sabes que estoy hablando de mí hijo Zack no de su padre>

-Sí, ¿Qué pasa con él?.-Bridget la miró.

-En éste lugar me dieron 53 años.-Kristal se detuvo un instante y luego suspiró hondo.-saldré de éste lugar a los 79 años y no podré estar con mí hijo, Bleik se divirció de mí y mis padres nunca me visitan y los entiendo los traicioné porque quería llegar a la felicidad y la felicidad siempre estuvo conmigo mí familia era la felicidad.

-¿Esperabas que Bleik te perdonara?.-preguntó Bridget.-lo engañaste con ese bebé, le arrebataste a su Emma y ....

-Casi te mato.-interrumpió Kristal.-es algo triste pensé que estando yo encerrada tú ibas a volver con Bleik pero hiciste todo lo contrario te divorciaste.

-Me gusta ser el centro de atención.-Bridget nuevamente observó a Kristal.-pero quiero saber porque me llamaste.

-Quiero que cuides de Zack.-Kristal miró a Bridget seria.-practicamente eres la única persona que contestó a mí llamada y la única se podría decir amiga que tengo.

Bridget estaba sorprendida.-¿Dónde está él papá de Zack?.-preguntó.-pensaba que él lo iba a cuidar.

-Desapareció.

-¿Cuidar a Zack?.-preguntó Bridget.-¿estás loca?.

-Confío en tí en que lo hagas.-insistió Kristal.-no podré estar con él y cuando salga de éste lugar seré muy vieja.-ella estaba a punto de llorar.-Zack es la única persona que de verdad me importa y de no quiero que tenga la misma vida de su padre. si quieres decirle que no soy su madre solamente quiero que él sea feliz con una persona que de verdad lo pueda cuidar por favor Bridget.



BessyRod

#609 en Novela romántica
#61 en Thriller
#30 en Misterio

En el texto hay: misterio y amor, venganza, romance celos

Editado: 10.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar