La persona perfecta

Tamaño de fuente: - +

¿Que paso ayer?

Me desperté con un tremendo dolor de cabeza, tan fuerte que no me quería ni levantar pero mi estómago pedía a gritos comida. Maldita hambre¿ por qué el hambre existe? Es hermoso comer pero el hambre es horrible.

Mi mejor amiga estaba a mi lado roncando como foca y no me dejaba volver a dormir hasi que tuve que levantarme para ir a la cosina y preparar algo de desayuno. Mientras caminaba por mi apartamento para ir a la cosina ví que en el sofá había un chico pero no me dió importancia y seguí mi camino hacia la cosina.

¿ Espera que? 

Cuando me di cuenta que era un total desconocido salí corriendo a mi habitación y salte ensima de Kim.

—kim por favor despierta, ¡Despierta demonio durmiente!- grite tan fuerte que Kim se levantó exaltada, no me importaba que el sujeto que estaba en sofá se despertara si tenía a Kim conmigo nadie nos podría hacer daño, ella era mi protectora y según ella yo también era su protectora, nos cuidamos mutuamente siempre que estamos juntas.

— ¿que pasa karen?  ¿Otra vez el unicornio?- dijo medio dormida aún.

— no kim, esto es peor, hay un chico en mi sofá y no lo conozco - dije casi murmurando.

— ¿un chico?- dijo Kim poniéndose de pie.

Ví que ella tenía mi pijama puesta, me mire y yo tenía su pijama, pero yo recuerdo muy bien que cuando llegamos a casa nos tiramos en mi cama y quedamos dormidas hay con nuestros vertidos aún puestos ¿ Será que?

 Salí corriendo a la sala y Kim me siguió de prisa y de un grito desperté al chico que dormía como la bella durmiente, bueno el chico durmiente.

— ¡HEY!- grite y el se despertó disiendo cosas entre dormido.

— ¿Ah?-  dijo mirándome muy extraño — ah, hola- dijo mientras se volvía a acostar en el sofá.

—¿Hola? ¿Quién eres y qué haces durmiendo en mi sofa con mi cobijita?- le dije con Kim a mi lado.

— yo soy..... No estoy seguro déjame ver..... Según tu soy un tipo de unicornio sucio- dijo mientras ponía sus manos en su nuca.

— ¿unicornio sucio? ¿De dónde saco eso?- le dije mientras lo miraba muy confundida.

—¿ No lo recuerdan?- Kim y yo nos quedamos calladas- bien les diré... Te ví tirada en una banca cantando una canción que no recuerdo muy bien y te pregunté por qué estabas en esa banca, tú me dijiste que ella- señaló a kim- estaba vomitando en un contenedor y que la esperabas alli, luego ustedes dos me trajieron aquí y tuvimos sexo salvaje entre los tres.- Kim y yo nos miramos horrorizadas y el se echó a reir.

— ¡Mientes!- dijo Kim que se dió cuenta de su mentira.

— no querrán saber lo que hisieron en realidad,- dijo el chico mientras yo lo miraba furiosa.

— y ¿porqué tenemos nuestras pijamas puestas?, anoche nosotras no nos cambiamos.- le dije con vos furiosa, tan solo el echo de que el nos aya cambiado me pone furiosa el no tenía el derecho ni de entrar aquí.

— ah eso, no querrás saber- dijo el chico y hay se derramó la gota. le quite mi cobija de ensima para que se fuera, pero, estaba boxer, estaba en ropa interior por Dios, yo me voltee de inmediato y Kim también lo hiso.

—¿Acaso me quieres ver desnudo?, Que  perbertida eres- dijo con voz burlona.

— ¿!que haces en boxer en mi sofa!?- dije con furia.

— pues me incomoda dormir con pantalón y camiseta- dijo contestando a mi pregunta.

— !no, eso no!, Ah qué haces en mi casa extraño- dije aún estando de estaldas.

— ah, pues rompiste me celular y me tienes que comprar otro- dijo y yo me paralice¿ Rompi su  celular?¿ Cómo?.

— yo no Rompi nada, lárgate de mi casa- dije con voz imponente.

—!ah sí que lo rompiste¡, mira- dijo pero yo no quería voltear no lo quería ver en boxer y mi amiga corrió como gallina a mi habitacion.

— no voy a voltear, estás en ropa interior- dije tratando de convencerlo.

—  tranquila ya me puse el pantalon- dijo y me volteede inmediato.

si se había puesto el pantalón pero no su camisa, y si que estaba bueno. Pero no me fijé en eso y me extendió su celular, estaba echo papilla, ¿Cómo pude aver echo yo eso?.

— yo no hise eso, mira cómo está  pareciera que un camión le uniera pasado ensima- le dije y me miró muy extraño.

— si lo hiciste, - lo mire confundida- cuando me saltaste ensima y gritaste !corre como el viento Tiro al blanco¡ Y me hiciste botar mi celular al suelo y luego caiste sobre él tu hisiste esto- me dijo con voz burlona, yo no podía creer lo que hice ¿es encerio?.

 

 

El chico( el cual se llamaba leo) y yo hicimos un acuerdo que se trataba en que el sábado que entraba tarde nos encontraríamos en el parque serca a mi departamento y iríamos a comprar un celular para que me dejara en paz.

Nunca, nunca más volvere a tomar, ago cosas muy locas estando ebria y además ya me hice esa promesa cuando Kim me embriago y no sé cómo pero termine en mediode la nada, no conocía nada y tuve que acceder a la policía porque no tenía ni mi dinero ni mi celular. 

¿Por qué Kim me hace esto? ¿ah? pero ya verá esa hija de su linda y amable madre.

 

 

 

 

 

 



Karen ^-^

#3122 en Novela romántica
#1722 en Otros
#318 en Humor

En el texto hay: humor romance y problemas

Editado: 21.07.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar